Polémica en Moscú: gurú estadounidense gana 12 millones de dólares en un par de horas de trabajo

AP
Los rusos se preguntan si Tony Robbins es tan bueno como dicen o si es un fraude que se dedica a sacar el dinero a la gente.

Muchos rusos se acaban de burlar de Tony Robbins, autor de libros de desarrollo personal y orador motivacional estadounidense, que el pasado 1 de septiembre organizó un evento en Moscú. “La Tierra es redonda”, “El hielo es frío; “El agua es húmeda”, así es como Andréi Spasátel, uno de los bromistas, caricaturizó el tipo de conocimiento del estilo de Robbins, que tanta gente está dispuesta a seguir.

Gran evento

Estos comentarios tienen su punto. En el evento en la capital rusa Robbins dio lecciones a la audiencia sobre la vida y los negocios. Más de 26.200 personas pagaron para ver al hombre en acción. “¡Es algo increíble! 24.000 personas están felices y recuerdan sus momentos decisivos”, escribió en su perfil de Facebook, Yulia Alfiórova, asesora del ministro de Desarrollo Económico.

En otro post, Alfiórova enumeró los consejos que Tony Robbins dio para mejorar la vida y tener éxito en los negocios. “El pensamiento positivo es una estrategia”; “El mundo interno te hace triunfar”; “La decepción te destruye”; “Si haces lo mismo, obtendrás el mismo resultado”, y así sucesivamente.

Después, todos saltaron y bailaron. Literalmente.

Escépticos y creyentes

Hubo quienes se burlaron del público de Robbins. Afirmaban que pagaron un montón de dinero para escuchar verdades básicas, disponibles de manera gratuita en páginas web dedicadas a la motivación. La periodista Ekaterina Vinokúrova comparó a los seguidores de Robbins con las audiencias de gente mayor, que creía que era posible “cargar” el agua si se colocaba al lado de la televisión durante las actuaciones televisadas de mentalismo.

“Quizá todo responda al deseo de que ocurran milagros. Tony Robbins creó un mundo de unicornios rosas para las personas que parecen ser adultos y estos adultos saltaron a este mundo felizmente”, sugiere Vinokúrova.

Mientras que hay otros a los que les entra la risa. “Gente exitosa publica sus fotos del Sermón de la montaña de Robbins. A diferencia de los mamuts, los idiotas nunca se extinguirán”, bromeó un usuario en Twitter.

Por otro lado, hubo quienes defendieron la autoridad de Robbins. “Es posible comparar a Tony con psicólogos tan eficaces como Dale Carnegie o Allen Carr... Te enseña a controlar tu estado psicológico, a mantenerte de buen humor, a influir en otras personas, a tener éxito”, escribió en Facebook Iván Lépijov.

El éxito necesita dinero

Quizá lo que más gracia haga a aquellos que se burlaban de Robbins es cuánto dinero ganó por un par de horas de trabajo. Las entradas más baratas a su espectáculo costaban 30.000 rublos (440 dólares). Las cuentas son sencillas: a través de la venta de entradas, el espectáculo generó alrededor de 12 millones de dólares. Por supuesto, hay que pagar por el espacio y los organizadores, pero la suma sigue siendo impresionante.

Para la mayoría de los rusos, 30.000 rublos es mucho dinero. Según las estadísticas, es algo menos que un salario medio (42.500 rublos). De modo que la mayoría de la gente que pudo permitirse el lujo de ir al seminario de Tony Robbins es de, al menos, clase media alta. Sin embargo, hubo algunos que dijeron que los habían tratado de manera inapropiada.

Mala organización

“En esta multitud, gente que compró billetes por 100-150.000 rublos (unos 1.400 – 2.200 dólares), está esperando para conseguir auriculares para la traducción del espectáculo”, escribió Ekaterina Starodúbtseva en Facebook. Parece hora punta en el metro de Moscú. 

Después de conseguirlos sus problemas no terminaron. “Nos dieron nuestros auriculares... solo que sin pilas, así que no funcionaban”, escribió Evgueni Zbitski en Instagram. “Luego lanzaron una caja con auriculares a la multitud y la gente se empujaba para conseguirlos. Los que tuvieron éxito salieron corriendo a la calle para comprar pilas fuera del Estadio Olímpico...”.

Y para terminar, el espectáculo comenzó con tres horas de retraso. “Tony está sorprendido con la multitud, que parece tan cansada: “¡Estaís tan callados!”, gritó. Sí, qué sorpresa...”, bromeó Katerina Bóguina en Facebook.

Aquí te mostramos cinco rasgos del carácter ruso que te sorprenderán.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies