5 famosos políticos que hablan ruso

El ruso está considerado como una de las lenguas más difíciles de aprender, aun así hay muchos influyentes políticos que lo han estudiado y lo hablan con fluidez.

La mayoría de los políticos rusohablantes proceden de antiguas repúblicas soviéticas y otros países de la órbita soviética. En estos estados el conocimiento del ruso era necesario para avanzar en la carrera y era una lengua franca de comunicación. Aunque no todos los líderes de países como Lituania, Letonia, Estonia, Georgia o Ucrania disfruten hablando en ruso, cuando se encuentran a menudo lo utilizan para comunicarse.

El conocimiento del ruso también está muy extendido entre la generación más mayor de políticos de Europa del Este, así como entre los ciudadanos de Polonia, la República Checa, Eslovenia, Eslovaquia y Hungría. Actualmente hay numerosos políticos en todo el mundo que hablan ruso. En Russia Beyond hemos descubierto algunos de los más famosos.

1. Angela Merkel

La Canciller alemana, Angela Merkel, quizá sea la mujer más poderosa del planeta y habla ruso de manera fluida. Merkel nació en Hamburgo, Alemania Federal, pero su padre, un pastor de la iglesia luterana, hizo que la familia se mudara al Este pocas semanas después del nacimiento de Angela.

Al crecer en Alemania Oriental, donde se encontraban las fuerzas soviéticas, Merkel tuvo la oportunidad de estudiar ruso, que se enseñaba en las escuelas como lengua extranjera. Era una alumna capaz, que participó en las competiciones de ruso que se hacían en Alemania Oriental. Merkel ganó en todos los niveles, desde la escuela hasta el nivel nacional. Fue campeona en tres ocasiones.

Merkel nunca habla ruso en público. Sin embargo, el activista de derechos humanos, Arseni Roguinski, afirmó que durante una visita a Moscú de la Canciller en 2005, Merkel no necesitó intérprete. Hablaba ruso lenta y cuidadosamente, como una diligente estudiante.

Además, se sabe que Merkel tuvo una conversación en ruso con el primer ministro Dmitri Medvédev en Sochi en agosto de 2008. Señaló hacia el mar Negro y declaró: “El presidente Putin me dijo que todas las mañanas nadaba 1.000 metros ahí fuera. ¿Tú también haces cosas así?”, Medvédev respondió: “Yo nado 1.500 metros”.

2. Madeleine Albright

Madeleine Albright fue la primera mujer en dirigir la Secretaría de Estado de EE UU.

Siguiendo los pasos de su padre, Albright se decantó por estudiar Ciencias Políticas. Asistió a la  Universidad de Columbia, donde obtuvo un título en estudios rusos y una maestría y un doctorado en Derecho Público y Gobierno.

Albright ha estado varias veces en Rusia. Por ejemplo, el 11 de febrero de 2010 visitó el Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO) y saludó a los estudiantes rusos en su lengua materna.

3. Condoleezza Rice

La exsecretaria de Estado de EE UU, que fue una de las más destacadas responsables políticas durante el mandato de George W. Bush, estudió ruso en la universidad.

Condoleezza Rice rara vez muestra en público su conocimiento de ruso. Según ella misma dice,  carece de práctica y afirma que el ruso, con todos esos “casos horribles”, es bastante difícil. Puedes escuchar a Rice hablar ruso en esta entrevista que le hicieron en la emisora de radio rusa Eco de Moscú, el 20 de abril de 2005.

4. Kim Jong-il

Kim Jong-il fue el mandatario de la República Popular Democrática de Corea desde 1997 hasta su muerte en 2011.

Como la URSS era el principal valedor de Corea del Norte, Kim Il-sung (padre de Kim Jong-il) consideraba que estudiar ruso era esencial para las relaciones bilaterales entre ambos países.

Aquí hay un testimonio del tutor privado de Kim Jong-il, que lo conoció cuando el futuro líder tenía 17 años:

“... El examinado parecía estar extremadamente nervioso. Estaba sentado solo para hacer un examen oral. El tímido chico con rojas e hinchadas mejillas respondió dócilmente a cada pregunta que le hice. Leyó lentamente los pasajes del libro que le pedí y los tradujo al coreano. Sus traducciones no fueron sobresalientes, pero logró leer y traducir el texto sin cometer ningún error. <...> Le hice preguntas rutinarias a Kim Jong-il: su nombre y fecha de nacimiento, la fecha, el día de la semana y el tiempo. Le costó mucho responder. Durante la fase final de la conversación, se sonrojó y en su frente aparecieron gotas de sudor.  Kim Jong-il soportó pacientemente el examen, sin jactarse de ser el hijo del Líder Supremo”.

5. Jacques Chirac

Jacques Chirac fue presidente de Francia entre 1995 y 2007.

En julio de 2001, antes de que comenzaran las negociaciones entre Rusia y Francia, Chirac concedió una entrevista a la agencia rusa de noticias TASS, en la que expuso lo que Rusia significaba para él. Durante su juventud Chirac tuvo un maestro ruso, que había emigrado desde San Petersburgo. Este profesor hizo que Chirac se enamorara de la lengua eslava hasta tal punto, que el futuro presidente tradujo por sí mismo EugenioOneguin de Alexánder Pushkin, al francés.

Chirac recuerda: “Trataba de publicarlo. Lo envié a varias editoriales, pero nadie me respondió. Al parecer la traducción no era tan buena...”.

Si te interesa la lengua rusa, aquí te explicamos por qué es tan difícil y cómo superar esas dificultades.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies