Cómo alquilar un coche en Rusia sin problemas

Vladímir Serguéiev/Sputnik
¿Quieres explorar el país más grande del mundo sobre cuatro ruedas? Aquí hay algunos consejos que harán que alquilar un coche en Rusia te resulte indoloro.

Puede ser que estés acostumbrado a alquilar un coche para viajar por Europa o Estados Unidos, pero alquilar un coche en Rusia es algo totalmente diferente. Aquí hay algunos consejos sobre cómo hacerlo sin tener problemas.

1. Oficinas de alquiler de coches

Si deseas alquilar un coche por más de un día, las oficinas de alquiler de la vieja escuela son tu mejor opción.

Nuestro mayor consejo es que te pongas en contacto con una oficina de alquiler importante. Estas empresas a menudo tienen acuerdos con aerolíneas rusas y a veces ofrecen descuentos y programas de bonificación para los turistas. Además, tienen sitios web en diferentes idiomas. Las condiciones de alquiler varían de compañía a compañía, así que no dejes de estar atento para saber qué depósito piden, cuál debe ser la edad del conductor y los requisitos de experiencia, así como cuánto kilometraje se incluye en el precio de alquiler.

Puedes puede alquilar un coche por internet o visitando personalmente una oficina de alquiler. Reservar por adelantado no influye mucho en el precio, pero ofrece una mayor variedad de modelos de coches.

Por ejemplo, alquilar un Hyundai Solaris con transmisión automática y aire acondicionado de la compañía Sixt te costará unos 3.700 rublos (60 dólares) al día. Por supuesto, como regla general, cuanto más tiempo alquiles el coche, más barato te saldrá. Así que si alquilas el coche por unos días, el precio de alquiler baja a 3.500 rublos (55 dólares) por jornada. El depósito a pagar para usar este modelo es de 15.000 rublos (240 dólares) y se retendrá contra la tarjeta de crédito del cliente. El precio incluye seguro y kilometraje ilimitado. Como regla general, el coche vendrá con el depósito lleno de gasolina y debe ser igualmente devuelto con el depósito completo, aunque puedes devolverlo vacío a cambio de un pago extra.

El mismo vehículo en Europcar cuesta 2.300 rublos (35 dólares) al día, pero sólo incluye 150 kilómetros. La compañía retendrá 12.000 rublos (190 dólares) de tu tarjeta.

En general, las compañías internacionales de alquiler que operan en Rusia tienen las mismas condiciones y reglas que en otros países. También se puede alquilar equipos adicionales (por ejemplo, un asiento infantil o un navegador GPS). Pero hay un detalle importante: algunas compañías tienen restricciones sobre las regiones en las que se puede conducir un coche de alquiler.

Para alquilar un coche, necesitarás:

Un pasaporte, licencia de conducir (aquí te contamos cómo obtener una licencia de conducción en Rusia) y una tarjeta de crédito que tenga suficiente crédito para el depósito.

Enlaces de interés:

2. Compartir el coche

El coche compartido ha llegado recientemente a Rusia y es muy popular en las grandes ciudades. Sólo en Moscú hay más de diez empresas de coches compartidos, con 4.500 vehículos. Se puede encontrar sedanes familiares o vehículos eléctricos ecológicos. El servicio tiene un precio muy razonable si necesitas un coche por sólo unas horas y no quieres pagarlo por todo el día. Y hay una ventaja muy agradable: algunas empresas ofrecen aparcamiento gratuito en el centro de la ciudad.

Una de las mayores empresas de coches compartidos de Rusia es Delimobil, que fue fundada en 2015. Tiene 1.900 vehículos y opera en Moscú, San Petersburgo, Ufá, Nizhni Nóvgorod, Ekaterimburgo, Grozni, Samara y Novosibirsk. Para poder utilizar sus servicios, debes ser mayor de 23 años y tener al menos tres años de experiencia al volante.

Otra empresa de coches compartidos, BelkaCar, ofrece un servicio de coches compartidos de clase business en Moscú. Disponen de 100 Mercedes-Benz CLA para conductores de al menos 25 años de edad y que tengan un mínimo de cinco años de experiencia.

En Rusia, estos servicios no requieren el pago de una cuota de membresía. En su lugar, sólo tienes que proporcionar a la empresa una copia de tu pasaporte, licencia de conducir y la información de tu cuenta bancaria para el pago. Lo más inconveniente es que es necesario que firmes un contrato distinto con cada una de las empresas de carsharing para poder acceder a sus vehículos (aunque puedes hacerlo en línea).

Lo que necesitarás:

Tu pasaporte, licencia de conducir, tarjeta de crédito y un teléfono inteligente.

Enlaces:

3. Pide prestado el coche de tu amigo

Por supuesto, también puedes pedir prestado un coche a tus amigos rusos. Pero si haces esto, asegúrate de comprobar que tu licencia te permite conducir en Rusia y que tanto el auto como tú estáis cubiertos por el seguro. Según la legislación rusa, el seguro obligatorio (OSAGO) debe incluir tu nombre o ser válido para cualquier conductor, sin límites. Sólo asegúrate de estar cubierto, o de lo contrario tú y tu amigo podríais tener problemas con la policía de tráfico.

Necesitarás:

Tu pasaporte, licencia de conducir, seguro y licencia del vehículo.

Pincha aquí para leer la guía básica para sobrevivir al volante en Rusia. 

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies