Los 5 objetos de moda vintage que nacieron en la URSS

Serguéi Bóbilev/TASS
Si todavía guardas en tu armario un gorro viejo o una bolsa de red trenzada, no los tires: los objetos creados en la URSS no solo son de gran calidad sino que también están de moda.

1. Avoska

En la Unión Soviética avoska era una bolsa de red trenzada que la gente llevaba consigo cuando iba de compras. En los años 70 estas bolsas gozaban de una enorme popularidad ya que en la URSS no existían las bolsas de plástico y cada ciudadano tenía que llevar su propia bolsa para ir a comprar.

Aparte de su uso directo (llevar la compra), debido a su bajo precio y gran resistencia, la avoska también se utilizaba con otros fines: por ejemplo, para almacenar o secar la cebolla, para lavar ropa en la lavadora, para pescar cangrejo y para jugar al baloncesto (la utilizaban como canasta).

Una copia exacta pero moderna de la avoska soviética apareció en una de las últimas colecciones de la marca Vetements.

Avoska soviética: 0,3 dólares (1970)

Bolso de Vetements: 3.450 dólares (2018)

2. Botas “¡Adiós, juventud!”

Las botas cortas con un nombre no oficial “¡Adiós, juventud!” o más corto “Adioska” (“Proshaika”, en ruso) empezaron a producirse en masa a finales de los  años 60. Eran una botas bajas de fieltro con un aislante térmico y con una suela de goma. Se llamaban así porque eran muy populares entre las personas mayores. Debido a los hinchazones y el dolor en las piernas, muchos solo podían llevar este tipo de botas, que no estaban de moda pero que eran muy cómodas, calentitas y suaves. Esas botas eran universales, para todo tipo de tallas y todas las edades. Normalmente eran de color negro, aunque también había grises. La popular marca The North Face produce unas botas de pluma demasiado parecidas a las “adioskas” soviéticas.

Las botas soviéticas “¡Adiós, juventud!”: 10 dólares (cambio del año 1960)

Las botas The North Face: 66 dólares (2018)

3. Chanclos

Aunque los chanclos no son un invento soviético, su producción en masa en Rusia empezó ya a finales del siglo XIX. En la URSS gozaban de una popularidad increíble y se consideraban un producto de alta demanda. En los años 60 empezaron a fabricar los chanclos de formas diferentes y se podían poner por encima del zapato tanto masculino como femenino. En invierno los niños llevaban los valenki (botas de fieltro) con chanclos.

Hoy este calzado se ha convertido en un objeto necesario y funcional. La marca noruega Swims y la italiana Gucci cuentan con los modelos de moda de este calzado.

Chanclos soviéticos: 30 dólares (cambio del año 1930)

Chanclos Swims: 100 dólares (2018)

4. Gorro-gallo

El gorro-gallo recibió este nombre por su forma específica de cresta de gallo que además se decoraba con un pompón o una borla. En los años 70 se hizo tremendamente popular en la URSS, incluso llegó a considerarse una mercancía en déficit. Primero, estos gorros con símbolos deportivos los llevaban los esquiadores rusos y después toda la Unión Soviética.

Hoy, el transformado y moderno gorro-gallo pertenece a las marcas Versace y Vetements. 

Gorro-gallo soviético: 6,5 dólares

Gorro-gallo de Vetements: 466 dólares

5. Sandalias

Tanto hombres, como mujeres y niños usaban las sandalias en la URSS. Vistiendo a sus hijos para la guardería, los padres les ponían leotardos gorditos, una falda o un pantalón corto y las sandalias de color rojo chillón decoradas con flores y una hebilla potente. A los hombres se les permitía, según las normas de etiqueta soviéticas, llevar las sandalias solo en la playa. Sin embargo, cuando hacía calor, las sandalias dejaban rozaduras, por eso los más ingeniosos empezaron a ponerse calcetines antes de meter el pie en sandalias. Así surgió esta tendencia: los modelos de las marcas más prestigiosas empezaron a desfilar con calcetines de colores fuertes.

Hoy, podemos encontrar los calcetines de hombres, que recuerdan mucho los soviéticos, en las colecciones de Gucci y las sandalias rojas de niños se han transformado en las bailarinas Fendi.

Sandalias de hombre soviética: 20 dólares (cambio del año 1961)

Sandalias de hombre de Gucci: 500 dólares

Sandalias de niños soviéticas: 10 dólares (cambio del año 1961)

Bailarinas Fendi: 500 dólares (2018)

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies