El Gobierno ruso entrega isla deshabitada a un moscovita

Ekaterina Chesnokova/Sputnik
El ciudadano que la ha recibido tiene planes de convertirla en un nuevo destino turístico.

El moscovita Narek Oganesián ha recibido una isla deshabitada gracias al programa “Hectárea del Lejano Oriente”, diseñado para poblar áreas remotas del país. Cada habitante del país tiene derecho a un pedazo de tierra gratuito durante cinco años. Después de este periodo la hectárea puede ser alquilada durante 49 años y se tiene el derecho a compra después de una década.

Oganesián planea transformar el nuevo territorio en un centro turístico y quiere convertir el lugar en una referencia en el ‘turismo de búsqueda’. “Se trata de una nueva dirección que carece de equivalentes en el mundo. Esconderemos objetos [en la isla] para que los visitantes los encuentren y así resuelvan varias tareas y enigmas”, declaró a la agencia Interfax, antes de revelar que ya ha recibido más de 3.000 solicitudes para probar el juego.

El Lejano Oriente ruso es un lugar lleno de bella naturaleza. Aquí puedes saber más. 

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más