¿Hasta qué punto Rusia sigue siendo un país comunista?

Natalia Nósova
Aunque en el país haya movimientos comunistas y de izquierdas, ya no determinan la política estatal.

El comunismo como ideología estatal en Rusia ya no tiene peso alguno. Es algo oficial. “No se establecerá ninguna ideología estatal u obligatoria”, se dice en la Constitución rusa de 1993. Se trata de una diferencia sustancial en comparación con las constituciones de la época soviética, en las que se enfatizaba que el Partido Comunista era “el líder y la fuerza motriz de la sociedad soviética y el núcleo de su sistema político”.

El PCUS dejó de existir tras el colapso de la URSS a finales de 1991. Borís Yeltsin, el primer presidente de Rusia y antiguo miembro del PCUS, prohibió el partido, que tenía 18 millones de miembros en el momento de su desaparición. Esto supuso el fin de Rusia como estado comunista, pero no implicó el final de la ideología comunista en el país.

¿Jesús el comunista?

“El camino del desarrollo humano lleva hacia el comunismo... Sus lemas y bases morales se pueden encontrar en el Sermón de la Montaña de Jesús... y sobrevivirán a todos los Trumps, EE UU y a nosotros mismos...”, declara Guennadi Ziugánov, que fue durante años el líder del Partido Comunista de Rusia, establecido inmediatamente después de la desaparición del PCUS.

Ziugánov y su partido siguen siendo los principales defensores del comunismo en Rusia, y en las elecciones parlamentarias desde 2003 ha supuesto un desafío serio al partido en el poder, Rusia Unida. En todas las ocasiones ha sido el segundo partido más votado. Aunque los comunistas han sido incapaces de aumentar sus filas: en las elecciones parlamentarias de 2016 el Partido Comunista obtuvo solamente el 13% de los votos (en comparación al 19% de 2011). Mientras que en las presidenciales de 2018 solo el 11% votó por el candidato Pável Grudinin.

A pesar de ello, todavía hay millones de personas en Rusia que encuentran atractivo el comunismo en su forma soviética. Tal y como afirmó Serguéi Chibinéiev, un restaurador de arte que colecciona objetos soviéticos, en una entrevista en Radio Liberty: “El comunismo soviético era una idea noble: crear un futuro mejor, unir a todas las personas sin tener en cuenta su nacionalidad o religión”.

El pasado no se desvanecerá

En general en Rusia no hay mucha actividad a la hora de quitarse de encima el pasado comunista. Por ejemplo, todavía hay más de 5.400 estatuas de Lenin en el país. Aunque los expertos políticos, los historiadores y muchos ciudadanos de a pie, están seguros de que independientemente de lo nostálgico que sean sus compatriotas sobre la URSS, es muy poco probable que las ideas comunistas prevalezcan.

“Nuestros líderes actuales no quieren volver a la revolución, al comunismo militar y demás”, escribió Dmitri Drize, analista político de Kommersant, que añade que manteniendo las estatuas de Lenin y su mausoleo en la Plaza Roja, las autoridades tratan de mantener en calma a los nostálgicos del periodo soviético. Aunque eso no signifique que estén encantados con las políticas o las ideas económicas comunistas.

Mostrando la nostalgia

Hay un chiste sobre la URSS que dice: “Cuando era un pionero [el equivalente soviético a los boy-scout] me decían que la vida en el futuro iba a ser maravillosa. Ahora me dicen que la vida era maravillosa cuando era un pionero”.

En opinión del analista político moscovita Serguéi Balsámov: “Nos encanta repetir viejos mitos sobre lo maravillosa que era la vida bajo el zar, durante el comunismo... En el futuro dirán lo mismo sobre Putin. Es nuestro tradicional mito del ‘paraíso perdido’”.

Aunque no todo el mundo comparta esa nostalgia. Iliá Veniakin, un historiador sobre la cultura soviética, afirmó en una conferencia: “En la cultura soviética el futuro comunista existía ‘aquí y ahora’, junto con la escasez de bienes, la represión y la crisis de vivienda”.

El sueño soviético nunca se hizo realidad, tal y como recuerda Veniakin: “El proyecto comunista perdió en su rivalidad económica contra los estados occidentales”. Hubo una gran desilusión y en Rusia se dejó atrás el comunismo.

Si quieres saber las causas por las que triunfó el comunismo en 1917, lee este texto.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies