8 gatos salvajes rusos con los que deberías evitar encontrarte

Legion Media
¡Si ves a una de estas bestias, huye! Si el tigre de Amur tiene hambre, podrías estar en problemas. Además, sigue leyendo para descubrir por qué el “manul” se ha convertido en una estrella de Internet.

Según una encuesta realizada en 2017 por la empresa de investigación Dalia, Rusia tiene el porcentaje más alto de propiedad de gatos del mundo: el 59% de los rusos posee al menos un gato. Los gatos rusos custodian el Museo del Hermitage, predicen los resultados de los partidos de fútbol, acompañan a la flota rusa e incluso inspeccionan la construcción de puentes. Pero no todos los felinos del país son amistosos. Conoce ocho razas de gato salvaje con las que podrías toparte en Rusia.

Tigre de Amur

El tigre de Amur, al que también se llama tigre siberiano, es la subespecie más septentrional del tigre. Este es uno de los gatos salvajes más grandes del mundo. También es muy escaso. El tigre de Amur está incluido en la Lista Roja Internacional de animales en peligro de extinción. En el Lejano Oriente de Rusia, sólo quedan unos 500 de ellos.

La mayoría de los tigres viven solos, pero a veces viven en pareja. Los animales Borís y Svetlaia perdieron a sus padres en 2013, pero fueron salvados por trabajadores del Centro de Rehabilitación del Tigre en el Territorio de Primorski. En 2014, fueron liberados en diferentes áreas: medio año después, Boris recorrió 480 km para encontrarse con su tigresa Svetlaia. Todavía viven y cazan juntos e incluso tienen cachorros.

Leopardo de Extremo Oriente

Este es el único leopardo que puede sobrevivir en la nieve. El felino no disfruta mucho del invierno pero la nieve le ayuda a cazar porque tiene el pelo blanco. El leopardo del Lejano Oriente ve en completa oscuridad y no deja huellas gracias a sus mullidas patas. Este gato puede esperar horas en una misma posición mientras caza a su presa, antes de golpearla con la velocidad del rayo.

El leopardo del Lejano Oriente también está en la Lista Roja. Sólo hay unos 70 especímenes en libertad.

Manul

Este gato salvaje peludo vive en las estepas de Altai y Buratia, y cerca de la frontera ruso-mongola. El nombre oficial del manul, el gato de Pallas, proviene del naturalista alemán Peter Pallas, quien descubrió el animal en el siglo XVIII. Hoy en día hay alrededor de 3.000 de estos animales en Rusia, apareciendo también esta raza está en la Lista Roja.

En Rusia, el manul es una verdadera estrella de internet, siendo el chiste más famoso: "Adopta a manul". Gracias a este meme, millones han llegado a conocer la existencia de este adorable gato. Solo unas pocas personas han tenido la suerte de verlo en estado salvaje, dado que es muy solitario y solo caza de noche. La mayor parte del tiempo se la pasa durmiendo pero no se le puede culpar, el pelo del gato es tan largo que debe ser difícil de correr. Por eso el esconderse es su principal forma de defensa. ¡Aunque el manul parece amable y perezoso, tiene su lado agresivo así que ten cuidado si te cruzas en su camino!

Lince

El lince lo tiene todo para sobrevivir al verdadero invierno ruso: su resistente pelaje a prueba de viento crece cuando hace más frío. A pesar de que el lince es uno de los gatos salvajes más extendidos en Rusia, es raro encontrarlo en la naturaleza. Su población está disminuyendo debido a los cazadores furtivos que aprecian su pelaje, especialmente en el sur de Siberia.

Solo caza de noche y evita a los humanos. Por lo general atacará para proteger a sus cachorros.

Leopardo de las nieves

Los locales llaman al leopardo de la nieve "Irbis". Es el único gato salvaje de gran tamaño que vive en las montañas. Debido a su baja población y a que vive alejado en las alturas no se sabe mucho sobre él. El sur de Siberia es lo más al norte donde puede ser encontrado. Hoy en día sólo entre 150 y 200 leopardos de las nieves viven en Rusia.

Leopardo caucásico

También conocido como leopardo persa, este animal vivía en el territorio entre el norte del Cáucaso y el Mar Rojo, pero durante el siglo XX su población disminuyó drásticamente. Hoy en día este animal aparece en la Lista Roja como especie en peligro de extinción.

En la actualidad, los zoólogos rusos intentan reintroducir a los leopardos en la región bajo un programa especial. En 2007 se creó en Sochi un centro especial de cría de leopardos. Después de un período de rehabilitación, los animales pueden ser liberados en la naturaleza. En 2018, el centro planea lanzar cinco leopardos.

Gato montés del Lejano Oriente

Este gato montés es nativo del Lejano Oriente. Sólo vive en esta región y evita espacios abiertos, prefiriendo bosques y cañaverales. Los territorios del krai de Primorie están entre sus lugares favoritos.

Pese a su aspecto indómito, no le gusta demasiado el mal tiempo. Después de una nevada, por lo general no sale de su refugio durante varios días. Al gato montés le gustan los ratones, pero también caza otros pequeños roedores. El número exacto de su población sigue siendo incierto.

Su pariente más cercano, que vive en el Cáucaso, es el gato montés europeo.

Gato selvático

Esta raza vive en el sur de Rusia, principalmente en la región de Astracán y Daguestán. Tiene patas largas, cola corta y orejas grandes, como un lince.

El gato de la selva no es fácil de ver, pues se esconde entre los arbustos más altos y evita a los humanos. Caza de día y de noche.

¿Sabías que los rusos son los mayores amantes de los gatos del mundo? ¿No? Pues pincha aquí.

Haz click si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies