La policía encuentra un cocodrilo del Nilo en casa de San Petersburgo

Getty Images
Los agentes se dieron de bruces con el reptil gigante en un sótano: había sido alimentado con un reno

El pasado 18 de enero varios policías inspeccionaban un edificio grande en Peterhof (un municipio de San Petersburgo) cuando escucharon un fuerte grito. Uno de sus colegas, que se había aventurado en un sótano exclamaba: "¡Es un cocodrilo".

Con los ojos a punto de saltar de sus órbitas, bajaron las escaleras y efectivamente se encontraron a un cocodrilo, vivito y coleando. Se estaba arrastrando por el suelo, que parecía una especie de estanque. Uno de los oficiales sujetó a la bestia antes de informar del incidente a su cuartel general.

Según el periódico local Fontanka, la policía inmediatamente le preguntó al propietario del edificio: "¿Qué es eso?" (Lo más probable es que añadiesen algunas palabras que no consideramos oportunos añadir aquí). El dueño, el dramatizador histórico Pável Baranenko, respondió con calma: "Es un cocodrilo del Nilo".

Resultó que llevaba manteniendo al cocodrilo como mascota nada menos que 10 años (aunque no queda claro dónde se encontró con el reptil), alojándolo en el sótano y alimentándolo con ratones. Obviamente, esto es algo ilegal: imagine si el cocodrilo hubiera escapado y aterrorizado al vecindario… Un humano con sobrepeso probablemente se vería bastante apetecible después de una dieta a base de pequeños ratones.

La presencia del animalito no es el único problema al que se enfrenta Baranenko: la policía también localizó en su propiedad armamento ilegal, incluyendo una mina, munición y otros “juguetes”. Parece que pronto estará dramatizando la existencia del pobre cocodrilo, encerrado en el sótano de alguna prisión rusa.

Si piensas que este tipo de cosas es rara en Rusia, estás totalmente equivocado. Lee nuestra historia sobre como un soldado acabó incendiando un vehículo blindado mientras intentaba cocinar algo de comida.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies