Pensionista de Extremo Oriente hace una tarjeta gigante de Año Nuevo en la nieve de un río congelado

Amúrskaia Pravda
Valeri Mélnikov, de la Región de Amur, ha felicitado a sus conciudadanos de una manera impresionante y por séptima vez consecutiva

Valeri Mélnikov es un hombre sordo jubilado que vive en el pueblo de Márkovo de la región de Amur, en la frontera con China (a unas 4.200 millas de Moscú). En 2012 decidió hacer una tarjeta de Año Nuevo un tanto insólita, así que tomó una pala e hizo una figura limpiando la nieve sobre el hielo.

A sus vecinos les encantó tanto la tarjeta que Valeri repite su saludo de Año Nuevo todos los años. Este diciembre, Valeri usó imágenes festivas reconocibles: abetos, muñecos de nieve, hadas y animales élficos.

Funcionarios locales declararon al periódico Amúrskaia Pravda que el artista visita con frecuencia el lugar de "su exposición individual" para verificar si su creación está bien y arreglar la nieve si es necesario. Los aldeanos consideran las cartas de Valeri como una marca del invierno local.

Si le gustó el artículo, no se pierda este: Un hombre es captado por las cámaras mientras saca a pasear un leopardo en área residencial.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies