Conductor ruso cambia la dirección de las carreteras con un hacha

Vladímir Serguéiev/RIA Novosti
Temía que lo multaran así que tomó la justicia por su mano de una manera peculiar.

Imagina que sales del parking de una cafetería. Estás todavía con el aroma del café y los dulces, parece que nada puede ir mal. Entonces giras y te das cuenta que ha cruzado una línea continua, doble, lo que marca que hay una carretera de doble dirección.

Pisas el freno pero ya es demasiado tarde. Aparece un policía con ojos de halcón que te para ahí mismo. ¡Pillado! Tú día perfecto comienza a disolverse justo en frente de ti. Prepárate para una multa.

Pero hay gente que no está dispuesta a que le arruinen el día. Este conductor de Toliatti, ciudad rusa a unos 1.000 km al sudeste de Moscú, estaba tan enfadado de poder ser atrapado por la policía que decidió tomarse la justicia por su mano.

Armado con un hacha, unas gafas protectoras y un pequeño contenedor este espabilado hizo un pequeño cambio en las señales de carretera. Se dedicó a romper partes de la línea con un hacha para así poder abrir la vía en doble sentido.

¿Por qué romper las reglas si se pueden cambiar? Hay que ser pícaro como estos conductores rusos.

Lea más