Camiones volando, corazones gigantes y otras exageradas maneras de mostrar amor

Stanislav Zaburdáiev
¿Estarías dispuesto a hacer lo que hicieron estos rusos?

El amor hace que la gente haga cosas raras. En todo el mundo se ven maneras poco habituales de mostrar el amor de manera extravagante. Rusia no es una excpeción. Presentamos varios historias que te impresionarán. ¿Quizá quieras intentar alguna de ellas para expresar tus sentimientos?

Elevar una camión

No hay nada más fuerte que el amor. Bueno, excepto una grúa de automóviles capaz de levantar un camión de dos toneladas hasta el 5º piso, pensó un romántico chico de la Biysk (ciudad a más de 2.000 km al este de Moscú). Decidió levantar el vehículo hasta la ventana de su novia para decirle: “Feliz cumpleaños”, de manera original.

Así lo hizo el pasado 13 de septiembre, pronto por la mañana, con la ayuda de un operador de grúa que había contratado. El camión estaba decorado con globos rosas y con un cartel en el que ponía “¡Felicidades, mi amor!”. El novio apareció, sentado orgulloso en la cabina del vehículo, en la ventana de la chica.

La chica parecía muy sorprendida pero también feliz mientras aceptaba el regalo y un ramo que le entregaba su caballero por la ventana. “Solo tú, Sashka podías hacer una cosa así”, dijo riéndose.

Los vecinos no estaban muy contentos porque además del camión contrató un saxofonista para que tocara... a las 7:30 de la mañana. Incluso llamaron a la policía pero se fueron después de que se bajara el vehículo porque no había incurrido en ningún delito.

Declararse con automóviles

Mientras que Sahska utilizó solo un vehículo, aunque bien grande, para sorprender a su novia, Artiom Dóroshev, de Veliki Nóvgorod necesitó 65 para impresionar a la su chica. Aunque su objetivo era mayor... le propuso matrimonio.

La vida de Dóroshev estaba vinculada a los automóviles, ya que trabajaba en un show de la televisión local dedicado al tráfico y a la industria automovilística. Decidió escribir: “Cásate conmigo” con coches. Durante cuatro semanas Dóroshev buscó un aparcamiento lo suficientemente grande para su hazaña y lo encontró cerca de un supermercado.

Los trabajadores estaban encantados de poder ayudar al romántico joven. También lo estaban las decenas de dueños de los autos, que encontró a través de las redes sociales. El 12 de febrero de 2014 pidió a la chica que cerrara los ojos y cuando los abrió estaban en el tejado del supemercado, con el mensaje, “Cásate conmigo”, debajo de ellos.

La chica dijo “sí”, inmediatamente y los automóviles comenzaron a pitar y dar las luces alegremente.

Dibujar en un rascacielos

Antón Vagánov, fotógrafo de San Petersburgo, no quería proponer matrimonio ni desearle feliz cumpleaños a su novia sino que quería expresar sus sentimientos. En 2016 encontró un edificio con una fachada grande, el Hotel Azimut- situado en el centro de la ciudad- en el que mostrar su amor. Tanto los administradores del hotel como los visitantes estuvieron de acuerdo en ayudarlo. Encendieron y apagaron luces para formar un corazón gigante.

El 24 de enero del año pasado Vagánov llevó a Elena al hotel y el corazón se encendió en el atardecer de San Petersburgo. La chica estaba muy impresionaba. “No puedes colocar sus regalos en un caja, solamente lo puedes guardar en tu corazón, durante toda tu vida”, escribió en las redes sociales.

Lea más:

Además del amor, ¿por qué se casa la gente en Rusia?

¿Cómo eligen a un hombre las mujeres rusas?

¿Qué opinan las chicas rusas de los hombres latinos?

Tres historias de rusas que partieron a Colombia por amor

Parejas que comparten el amor pero no la religión

 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.