Rusia, paraíso para los compradores de productos de lujo

Cerca de los Grandes Almacenes Centrales (TsUM), Moscú.

Cerca de los Grandes Almacenes Centrales (TsUM), Moscú.

Vladímir Astapkovich/RIA Novosti
La caída del rublo hace que sea más barato comprar marcas de lujo y automóviles en Rusia.

En febrero CNNMoney publicaba un listado con los lugares en los que el iPhone 6S resulta más barato y Rusia ocupa uno de los primeros puestos, solo superado por Canadá, EAU, Hong Kong y EE UU. La telefónia es una pequeña parte de una tendencia más amplia.

Hoteles asequibles

Hace dos años la capital rusa, según el grupo Mercer, se encontraba entre las diez ciudades del mundo más cara para los extranjeros y el año pasado cayó hasta el número 50. En la actualidad muchos de los turistas extranjeros pueden permitirse alojarse en un hotel con vistas al Kremlin. Los hoteles de clase premium son dos veces más baratos que antes debido a la caída del rublo. En marzo una noche en un hotel de cinco estrellas costaba 120 dólares y en uno de cuatro estrellas, 70-80 dólares.

"Cerca del 30% de los alojamiento en los hoteles de lujo corresponde a extranjeros, sobre todo procedentes de China, el sudeste asiático, EE UU y Europa", explica Marina Smirnova, directora de  Cushman & Wakefield.

Paraíso para compradores compulsivos

"En 2015 cerca del 13% de las ventas de productos de marcas de lujo en Rusia fueron a extranjeros", comenta Daria Yadérnaia de Y-consulting, experta en el mercado de moda. Lo más popular fueron los bolsos, el calzado y la ropa.

Los mayores compradores son los turistas de China, Tailandia y Corea del Sur y es que los compradores asiáticos acaparan el 80-85% de estas ventas mientras que los turistas de la UE alcanzan solo el 5-7%.

Esta gran demandas asiática se debe a los precios. La diferencia entre Rusia y China puede llegar al 70% en determinadas marcas. En comparación con la UE, las marcas de lujo son solamente un 10% más baratas. Entre estas las más vendidas son Chanel Chanel, Hermes, Dior, Valentino, Louis Vuitton y las marcas conceptuales para jóvenes como N 21 o vetements.

Turismo cosmético

A lo largo del 2015 se puso de moda el turismo cosmético. "El mayor encargo vino de un vietnamita, que compró cosméticos por 1,5 millones de rublos (más de 22.000 dólares)", explica el directos del distribuidor online CityNature.ru, Mijaíl Pesteriov. Según los expertos, hay muchos que compran cosméticos rusos para la reventa y no solo para el uso personal.

Ha aumentado el interés pro tiendas que no están en la red como Nature Siberica, Love 2 Mix, Teana. "En general los turistas compran crema aclaradora de la piel", declara el experto.

Automóviles online

Según el portal Avto.ru, tras la devaluación del rublo ha crecido la demanda de automóviles rusos desde fuera del país. En enero de 2016 se vieron el doble de anuncios online de ventas que en 2015. Al mismo tiempo, la demanda de autos rusos vía online desde Bielorrusia, Kazajistán y Alemania ha crecido en un 26%. Tal y como explican los miembros de la web, la diferencia de precio de un mismo vehículo en Rusia o en Europa puede ser del 30%. Los modelos más populares son el  BMW X5, Audi A6, Mercedes-Benz E-Class, Kia Sportage y Volvo XC90. Por ejemplo, un  BMW X5 del 2011 en Rusia se puede conseguir por 20.000 euros mientras que en Bielorrusia cuesta 26.000 euros y en Alemania, 29.000.

Lafuente principal de turistas procede de Asia, sobre todo de China (un aumento del 60% en 2015), con quien hay un acuerdo para un régimen sin visados para los turistas que entren en grupo por Vladivostok. También han aumentado los viajeros procedentes de India, Corea del Sur, Irán (un aumento del 111%) e Israel. Las ciudades que más visitantes atraen son Moscú y San Petersburgo, seguidas de Kazán y Nizhni Nóvgorod.

 

Lea más:

¿Por qué el rublo es tan inestable?

En 2016 se ha depreciado alrededor de un 20% respecto al dólar y el euro​

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies