Rusia baraja reducir las extracciones de petróleo para subir los precios

Reuters
Si Rusia reduce la extracción de petróleo un 5%, el precio del “oro negro” superará los 40 dólares por barril, opinan algunos expertos. Las autoridades rusas afirman que no pueden controlar las actividades de las compañías privadas.

Si Rusia consigue un acuerdo con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sobre la reducción de las extracciones de petróleo hasta un 5%, lo que equivale a 2 millones de barriles diarios, puede provocar la subida del precio del petróleo, así lo cree el analista Antón Kraskó.

Según el experto, teniendo en cuenta que el superávit actual se estima en 1,5 millones de barriles diarios, esta medida sería suficiente para que el mercado volviera a estabilizarse y el precio del petróleo superara los 40 dólares por barril.

Unos días antes, el 28 de enero, el ministro de energía de Rusia, Alexander Nóvak, anunció que Moscú había aceptado la invitación a participar en la cumbre extraordinaria de la OPEP que se celebrará en febrero. El ministro explicó que Arabia Saudí y la OPEP están dispuestas a analizar la posibilidad de reducir el volumen de extracción de crudo.

A pesar de que los representantes de la organización han desmentido esta información, el precio del petróleo Brent ha alcanzado su nivel máximo desde comienzos de año, 35,8 dólares por barril.

“Lo que importa no son las palabras del ministro, sino la postura de Rusia. Arabia Saudí y otros países exportadores han dado una señal de esperanza acerca de la posible solución del problema del desequilibrio entre oferta y demanda en el mercado”, explica el analista de UFS IC, Andréi Solozhkov.

Además, los expertos señalan otro factor que podría provocar la subida del precio de petróleo.     Se refieren al mentenimiento por parte de la Reserva Federal de EE UU de la tasa de interés clave.

Según Antón Kraskó, en las condiciones actuales ni Rusia ni la OPEP pueden garantizar el funcionamiento estable de la economía. En concreto, el déficit presupuestario de Arabia Saudí ha alcanzado 98.000 millones de dólares lo que representa un 15% del PIB. Según los datos de la agencia Reuters, el Ministerio de Finanzas del país árabe pronostica un déficit de 87.000 millones de dólares para 2016.

“Arabia Suadí tenía la esperanza de que los países productores de petróleo redujesen los volúmenes de extracción porque no aguantaban los bajos precios, pero de momento eso no se ha producido. Las compañías extractoras de esquisto tratan de  reducir a toda costa el precio de la extracción, que actualmente ha bajado de 40-45 dólares hasta 30-32 dólares por barril”, comenta Antón Kraskó.

Para el analista, es necesario llegar a acuerdos con los productores de petróleo que están dispuestos a negociar, y, en este sentido, Rusia es el mejor socio para la OPEP.

Los principales obstáculos

Las autoridades rusas afirman que no pueden reducir la extracción debido a que la gran mayoría de los recursos energéticos están en manos de compañías privadas. “En Rusia el sector petrolero está, en su mayor parte, comercializado y no depende directamente del Estado sino que está controlado por las compañías privadas”, dijo el vice primer ministro ruso, Arkadi Dvorkóvich, en una rueda de prensa de la semana pasada en Moscú.

Según él, las compañías tienen que decidir por su cuenta si van a reducir la extracción o no. Cuando baja el precio, baja también la carga impositiva sobre las compañías. Pero si el precio se mantiene a un nivel muy bajo, las inversiones se revisarán inevitablemente, lo que provocará una reducción de extracción del crudo, explicó. En todo caso, según Dvorkóvich, no será una decisión del Estado.

Los expertos consultados creen que las compañías rusas pueden negarse a reducir la extracción. “Si el precio se mantiene muy bajo durante un período de tiempo prolongado, el volumen de extracción de crudo empezará a caer por su cuenta. Rusia no está interesada en la reducción, ya que existe el riesgo de que pueda ser reemplazada por Irán o Arabia Saudí”, explica el director del departamento de operaciones en el mercado de valores rusos de la compañía de innovación Freedom Finance, Gueorgui Váschenko.

Además, los representantes de la república islámica ya han anunciado su disposición a aumentar el volumen de extracción en un millón de barriles al día. “Si las partes consiguen llegar a un acuerdo esto favorecerá a Rusia, pero lo más importante es que se cumpla lo pactado”, opina Váschenko.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.