El Ministerio de Economía cambia las previsiones para la salida de la recesión

Los precios del petróleo están en mínimos desde 2009.

Los precios del petróleo están en mínimos desde 2009.

Shutter Stock/Legion Media
El gobierno ruso ha cambiado por primera ver las predicciones económicas para el final de la crisis. El ministro de Desarrollo Económico, Alexéi Uliukáiev, realizó el anuncio, informa RBC Daily. Según sus declaraciones, en 2015 el PIB caerá un 3,3% y no un 2,8%, como se había dicho anteriormente. En 2016 habrá un crecimiento del 1-2% en vez del 2,3%. Los nuevos cálculos se han hecho en base a las predicciones del precio del petróleo.

El ministro declaró que el próximo año el precio del barril será de 55 dólares, y no de 60 dólares. Como consecuencia, el presupuesto recibirá 21.540 millones de dólares menos.

 

Mientras que en los próximos años habrá un crecimiento progresivo de las pérdidas: 4.450 millones de dólares en 2016; 6.120 millones en 2017 y 11.200 millones en 2018. Sin embargo, economistas rusos consideran estas predicciones demasiado optimistas. El centro de análisis de Alfa Bank ha determinado que el cambio de un dólar por barril supone 1.720 millones de dólares menos para el presupuesto federal. De modo que una caída de 5 dólares implicaría pérdidas de 8.000 millones. “En realidad, sin estímulos de crecimiento y reformas estructurales la caída de la economía podría ser más larga e intensa”, declara Piotr Dashkévich, analista de UFS.

 

Uliukáiev explicó que para compensar la caída el gobierno tendrá que reducir gastos o gastar más del Fondo de Reserva, creado precisamente para una situación de depreciación del petróleo. El 1 de agosto el volumen de este fondo era de aproximadamente 61.7000 millones de dólares. En caso extremo, el Ministerio de Economía no excluye utilizar grandes partes del Fondo en el periodo 2016-2017. Por otro lado, el gobierno tiene que decidir cómo establecer los salarios de los funcionarios y las pensiones según la inflación. Personas del ámbito social explican que debería hacerse en base al 11,9%, mientras que el ministro de Economía habla del 5,5%.

 

Por su parte, el Ministerio ha hecho otra predicción más conservadora, en la que considera que en los próximos tres el precio del barril podría caer hasta los 40 dólares. Según este escenario, la recesión podría extenderse hasta el 2017. “Es imposible predecir el precio del petróleo de manera tan concreta”, declara el analista Gueorgui Vaschenko. Aunque este analista también cree que podría darse un aumento del precio, con lo cual la economía se recuperaría más rápidamente.

 

El hecho de que el Ministerio haga previsiones a 40 dólares el barril, muestra que espera que caigan a ese nivel”, explica Alexander Krasnov, de Verum Option. “El precio mundial del petróleo depende de la demanda y del volumen de producción y estos indicadores son muy difíciles de predecir”, explica. Según cree, los países de la OPEP no planean reducir la producción y a causa del levantamiento de las sanciones a Irán, el mercado tendrá un nuevo suministrador. De modo que en estos momentos hay un desequilibrio entre la producción y la reducción de la demanda.

 

Lea más

 

El precio del petróleo afecta más que las sanciones >>>

 

¿Cómo afecta a Rusia la situación económica en China? >>>

 

El nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS >>>

 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.