El fabricante de camiones Kamaz recibe 1.000 millones de dólares del Gobierno

El Gobierno ha empezado a realizar esfuerzos para apoyar la industria automovilística doméstica. Después del principal fabricante de camiones del país, se podría ofrecer ayuda también a otros productores de vehículos

Kamaz se ha convertido en la primera firma de locomoción en recibir ayuda estatal efectiva en el contexto de un descenso en el mercado automovilístico. El Gobierno ha legislado para ofrecer a esta empresa avales estatales por valor de casi 1.000 millones de dólares (35.000 millones de rublos), con vistas a un programa de inversión a gran escala.

La resolución del Gobierno, firmada el 11 de agosto, estipula que se emita garantía estatal para los bonos con intereses no convertibles, con un plazo de hasta 15 años. En otras palabras, el Estado garantiza la devolución del valor nominal de los bonos hasta el importe mencionado, en el caso de que la compañía se viese incapaz de hacer frente a estas obligaciones por ella misma.

El consejo directivo de Kamaz aprobó la emisión de acciones a finales de mayo. Durante los próximos tres años, la compañía planea sacar al mercado nueve paquetes de bonos a 15 años. 

 

El programa de inversión de Kamaz, que asciende a 1.900 millones de dólares (7.010 millones de rublos), empezó en 2013 y está planeado que se complete en 2020. La propia compañía está dispuesta a invertir 750 millones de dólares (2.700 millones de rublos). El programa tiene como objetivo el lanzamiento de nuevos modelos de camión, la modernización y el aumento de la eficiencia. El pronóstico de ventas de la compañía para 2015, incluyendo las exportaciones, es de 60.000 camiones. En 2013 vendió 43.800 vehículos.

Kamaz se ha convertido en la primera firma de automóviles en asegurarse el apoyo financiero del Estado en un momento de recesión prolongada en el mercado automovilístico.

Según Yelizaveta Belugina, directora de investigación en la agencia de inversión FBS, la principal razón por la que Kamaz ha recibido ayuda es que ya tiene desarrollado un complejo plan a gran escala y a largo plazo para la construcción de nuevas plantas y la modernización de todo el proceso tecnológico. “Un proyecto como este tiene importancia estratégica para la industria rusa y encaja muy bien con las ideas actuales sobre su desarrollo”, explicó.

Entre tanto, se están examinando posibles medidas para apoyar a todo el sector del automóvil, incluyendo la reanudación de un plan oficial de ayuda a la renovación de vehículos y la reducción del límite de vida útil en los vehículos comerciales.

“La situación es bastante difícil. En términos generales, el mercado de automóviles, y el de los camiones en particular, es un indicador muy preciso del estado de la economía en su conjunto. Esto es por lo que debemos empezar a pensar cómo ofrecer incentivos para ese mercado”, se explica en la transcripción de la entrevista del primer ministro Dmitri Medvédev con Serguéi Kogogin, director de Kamaz, publicada en la página web del Gobierno.

Artículo basado en información del diario Kommersant y RBC.

El programa mundial de alimentos de la ONU recibirá camiones Kamaz >>>