La carrera militar de KAMAZ comenzó en Afganistán, donde suministró al ejército la mayoría de vehículos de transporte de carga. Los modelos disponibles en aquel momento, Ural-375, ZIL-131, GAZ-66, estaban equipados con motores de gasolina que no sólo tenían un alto consumo de combustible, sino también un funcionamiento inestable en alta montaña. En 1976 se comenzaron a fabricar en Náberezhnie Chelní los camiones KAMAZ-5320 (6x4), que fueron enviados a la zona en conflicto casi inmediatamente.

Uno de los problemas de este vehículo, así como del resto de vehículos, era su escasa potencia en las superficies de alta montaña y otros terrenos complicados. Los fabricantes solucionaron este problema con la creación en 1981 del modelo todoterreno KAMAZ-4310 (6x6), con una capacidad de 6 toneladas.

Sin embargo, quedaba una tarea por resolver: la protección del conductor y de los pasajeros.

Blindaje para el personal

El primer vehículo de KAMAZ con blindaje exterior experimental fue el modelo KAMAZ-4350. Esta serie de vehículos fue llamada Mustang, y estaba formada por los modelos KAMAZ-4350, KAMAZ-5350 y KAMAZ-6350, con tracción 4x4, 6x6 y 8x8 respectivamente.

 

KAMAZ-6350. Fuente: Vitali Kuzmin

Los prototipos se crearon a principios de los años 90 y la primera partida piloto estuvo lista en 1995. Estos vehículos contaban con una caja de cambios de 10 marchas, un embrague mejorado, una caja de distribución reforzada, ejes de transmisión y mucho más. El chasis fue mejorado mediante la instalación de un accesorio de refuerzo para contenedores sustituibles. También se consiguió incrementar significativamente la tracción mediante el uso de diferenciales de bloqueo de ruedas y nuevos neumáticos más anchos.

En enero de 1999 estos modelos de KAMAZ fueron escogidos como vehículo prioritario para las subdivisiones del Ministerio de Defensa y del Ministerio de Situaciones de Emergencias de Rusia y fueron recomendados por una comisión interdepartamental para su producción en serie. En 2003 adquirieron los nuevos motores estándar Euro-2 y este mismo año llegó la primera partida a las tropas, formada por siete conjuntos de vehículos.

La serie Mustang fue la primera en la que se instaló una cabina con blindaje oculto de nivel de protección tres o cinco.

Además, en 2005 comenzó a fabricarse el blindado KAMAZ-5350 con un sistema de protección adicional y acorazado con el módulo multifunción MM-501. Este vehículo estaba pensado para el transporte de personal con una protección contra armamento de 5º nivel.

También estaba equipado con un sistema de protección adicional (SPA) de resistencia probada a las balas y al impacto de explosivos y metralla. El SPA es una fiable pantalla de protección contra balas de núcleo de acero y balas de acero con tratamiento térmico de un calibre de 7,62 milímetros. Además garantiza la protección de las baterías, los depósitos de combustible y los componentes del motor contra el impacto y la metralla de granadas de mano del tipo F 1, incluso si estas estallan por debajo del vehículo.

Al mismo tiempo, utilizando el KAMAZ-4350 como base se creó el blindado especial de nivel 6 KAMAZ-43269 Vistrel con diez plazas para el transporte de personal de tropa.

KAMAZ-43269 Vistrel. Fuente: Vitali Kuzmin

La siguiente etapa en el desarrollo de los KAMAZ militares fue la aparición de una serie de vehículos con una mayor carga útil. Estos bastidores multifunción están pensados para el montaje de armamento y técnica militar y especial (ATME) de 15 a 24 toneladas, así como de sistemas de remolque de artillería, remolques especiales y semirremolques de hasta 85 toneladas.

Los próximos modelos

El conflicto armado de agosto de 2008  en Osetia del Norte, sirvió como punto de partida en la búsqueda encubierta de una nueva imagen y en el desarrollo de un enfoque totalmente distinto en la creación de vehículos militares de nueva generación.

Los requisitos para la nueva generación de vehículos son: una velocidad de 100-105 km/h, una velocidad media de paso por caminos de tierra de 40-45 km/h y una autonomía de 1.000-1.200 km.

Su alta tracción se conseguirá gracias a la altura de la carrocería de 400-550 mm, un ángulo de proyección del amortiguador de 40º-45º, unos neumáticos de alta tracción y sistema de regulación de presión.

La protección del vehículo militar del futuro la garantiza un blindaje combinado de 4º a 6º nivel, una resistencia a prueba de minas de 2º a 4º nivel y ruedas de alta resistencia.

Para mayor seguridad, los vehículos dispondrán de ABS y control de tracción (TCS).

Soluciones innovadoras

El 15 de marzo de 2013 en Náberezhnie Chelní se presentó la serie de modelos KAMAZ que entrarán en las Fuerzas Armadas. Uno de los modelos de la nueva generación de vehículos especiales rusos que causó mayor sensación fue el modelo Taifún-K

 

КАМАЗ-63968 "Taifún". Fuente: Vitali Kuzmin

Los vehículos blindados tácticos de nueva generación de la serie Taifún pueden tener un diseño modular o de un solo espacio. Están diseñados para realizar tareas militares con o sin montaje de armamento y técnica militar y especial, así como para cumplir tareas de logística y otros tipos de apoyo como transporte de personal y carga. Muchas de las características que poseen estos modelos son confidenciales.

Se sabe que la estructura de estos nuevos modelos no se parece en nada a la de los automóviles que se fabrican actualmente. La suspensión completamente independiente de cada una de sus seis ruedas permite cumplir el objetivo de aumentar la velocidad por caminos de tierra y aumentar la tracción mediante el uso de un sistema de altura variable.

También se ha informado que en el desarrollo del blindaje de los nuevos modelos participó también la central nuclear de Sarov y por primera vez en la historia de la construcción de automóviles de Rusia se empleaba un blindaje de cerámica fabricado en Novosibirsk.

Otra condición indispensable en los nuevos vehículos ha sido la transmisión automática. Este tipo de transmisión permite reducir la probabilidad de error en el conductor y el riesgo de problemas técnicos de alto coste.

Queda abierta la cuestión de la unidad de potencia. Los modelos de prueba están equipados con motores diésel con turboalimentación de 550 caballos, aunque no se han hecho públicos más detalles al respecto.

En verano de 2013 está planeado el comienzo de la producción en KAMAZ de una partida de prueba de este tipo de vehículos solicitados por el Ministerio de Defensa. Esto demuestra que las Fuerzas Armadas adquirirán próximamente nuevos modelos en cuya creación se empleará no sólo la experiencia de participantes internacionales, sino también los últimos logros de los fabricantes de automóviles rusos. 

Artículo publicado originalmente en ruso en VPK.