¿Para qué se irradian alimentos e insectos?

Vladimir Smirnov/TASS
La radiación de productos agrícolas permite incrementar considerablemente su conservación y reducir las pérdidas en la agricultura. Las tecnologías de radiación ayudan a combatir las plagas de insectos, que suelen ser portadores de enfermedades peligrosas. Este tipo de tecnologías pueden resultar muy útiles en Uruguay.

En la actualidad, una de cada ocho personas en todo el mundo sufre desnutrición. La población de países enteros carece de alimentos suficientes. La situación se agrava debido a que las pérdidas mundiales anuales en la agricultura alcanzan el 25 % de la cosecha total de trigo, el 40 % de la cosecha total de patatas y el 30 % de la carne producida. Las razones de estas pérdidas son los insectos, el deterioro bacteriano durante su conservación y transporte y la germinación prematura.

Un incremento de la cosecha en un 25 %

Con el objetivo de resolver el problema de las pérdidas se utilizan distintas tecnologías de procesamiento de alimentos para conseguir que duren más tiempo. “Existen varios sistemas de procesamiento, entre ellos la radiación o la esterilización por rayos gamma de los productos agrícolas y el forraje, que comenzaron a desarrollarse y a implementarse ya a finales de los años 50 en algunos países desarrollados”, declara a RBTH el experto independiente en el sector nuclear Alexander Uvárov.

Según el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), a día de hoy en 69 países del mundo existen 500 plataformas de rayos gamma en las que se irradian unos 80 tipos de alimentos. Por ejemplo, en la lista de productos aptos para su irradiación de EE UU figura el grano, la patata, la carne, los huevos, las plantas y especias; en Alemania se permite irradiar la comida de hospitales y las especias; en Tailandia el arroz, los dátiles, la carne de ave, y de pescado. En China el ajo, un producto adorado por la población, se somete en todas partes a la esterilización isotópica.

“Los productos procesados con radiación gamma están libres de bacterias y microbios dañinos e infecciosos y se conservan durante más tiempo sin perder sus cualidades alimentarias y gustativas”, asegura Uvárov.

En 2010 los especialistas de la corporación estatal rusa Rosatom llevaron a cabo un proyecto especial de radiación de cebada, maíz y trigo en Tatarstán, región rusa situada a orillas del Volga. Como resultado, la cosecha aumentó en un 20-25 %.

Según indican los expertos, Rosatom dispone de toda la gama de tecnologías de radiación y está trabajando en el desarrollo de nuevos sistemas de esterilización de alimentos. Aseguran que este tipo de tecnologías puede utilizarse en muchos países del mundo, entre ellos Uruguay.

La lucha contra el virus del Zika

Otro campo de aprovechamiento de las tecnologías de radiación es la lucha contra los insectos portadores de enfermedades mortales. Según la ONU, gracias a la creación en uno de los laboratorios de la OIEA de tecnologías de esterilización radiológica de insectos, de 2011 a 2015 se logró exterminar por completo la población de la conocida mosca tsé-tsé en algunos países africanos. El sector industrial agrícola y la ganadería de estos países están viviendo un auténtico renacer, y la tasa de enfermedad de los animales, como la de la población, se ha reducido considerablemente.

Según aseguran los especialistas, las tecnologías de radiación para la eliminación de insectos peligrosos no tienen ningún efecto perjudicial para los humanos, por lo que el OIEA en 2016 planea ofrecer su uso a Brasil, país anfitrión de los Juegos Olímpicos, para librar a los deportistas y espectadores de los mosquitos portadores de enfermedades peligrosas, como el virus del Zika.

“Junto con los métodos tradicionales, el método del procesamiento radiológico permite reducir gradualmente la población de mosquitos. En estos momentos estamos desarrollando un proyecto piloto para implementar este método”, declaraba recientemente el director de la OIEA, Yukiya Amano.

El pasado mes de febrero, cuando la OMS declaró el brote de enfermedad por el virus del Zika en situación de emergencia en los países de América del Sur y del Norte, los científicos rusos pusieron sus tecnologías al servicio de quien las necesitara.

En el instituto de investigación científica de física tecnológica y automatización de la división científica de Rosatom crearon un método de esterilización por radiación. En el laboratorio se irradia a mosquitos, después estos se liberan en un hábitat natural en el que la especie está extendida. Los especímenes esterilizados no pueden tener descendencia, por lo que la población de mosquitos portadores del virus del Zika disminuye. La radiación en insectos se lleva a cabo con la ayuda de equipos móviles protegidos de rayos x o gamma desarrollados por científicos rusos.

Andréi Retinger, periodista y experto independiente en energía nuclear.

 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies