Cuatro submarinos rusos de operaciones especiales

Fuente: AP

Fuente: AP

Además de los submarinos de combate, la flota rusa cuenta con otros aparatos desarmados, cuya existencia está envuelta en un halo de secretismo. Su tripulación está compuesta por una plantilla selecta de buzos con al menos cinco años de experiencia, a los que se somete a los mismos exámenes médicos que los astronautas. RBTH ha seleccionado los cinco submarinos desarmados más secretos para desvelar su función.

Los submarinos de operaciones especiales pertenecen a la Dirección General de Investigaciones en Aguas Profundas (GUGI, por sus siglas en ruso), dependiente del Ministerio de Defensa. Estos submarinos dividen en dos grupos: el de portadores (bases de estaciones o BS, por sus siglas en ruso) y el de transportados (estaciones nucleares de aguas profundas o AGS, por sus siglas en ruso). 

Proyecto 1910, Kashalot

Los submarinos del proyecto 1910 constituyen la primera generación de submarinos nucleares de investigación con desplazamiento reducido, pensados para trabajar en las profundidades del océano global durante periodos prolongados.

Estos submarinos están equipados con diversos módulos de robótica, brazos de manipulación, etc.. No solo se utilizan para fines científicos y de prospección, sino también como medio de distribución de buzos militares.

En la catástrofe del submarino K-141 Kursk se empleó uno de estos submarinos para las labores de búsqueda y rescate. 

Proyecto 1851, Paltus

El proyecto 1851 es una versión mejorada del proyecto 1910. Estos submarinos están destinados a realizar operaciones especiales de prospección, detectar obstáculos en las rutas de patrulla de los submarinos nucleares de la flota rusa, extraer objetos del fondo marino y otras tareas de investigación. Gracias a sus pequeñas dimensiones, se pueden emplear en operaciones de sabotaje por todo el océano global.

Proyecto 10831, Losharik

El proyecto 10831 es una versión mejorada de las estaciones de aguas profundas incluidas en los proyectos 1851 y 1910. En el marco de este proyecto solo se ha diseñado un submarino, el AS-12, que se considera uno de los más secretos y exclusivos de la flota rusa. Su nombre se debe a su peculiar estructura: el buque consta de una serie de esferas de titanio colocadas una detrás de otra, como un famoso personaje de animación soviético con el mismo nombre: Losharik.

Su capacidad y sus características están rodeadas de misterio, pero se sabe con certeza que está dotado de equipos para la realización de trabajos a grandes profundidades, que es capaz de interceptar las líneas de comunicación de un enemigo potencial o arrancar cables submarinos a fin de cortar la comunicación enemiga. Además, también está capacitado para levantar tecnología secreta del fondo marino.

En otoño de 2012, se utilizó esta estación nuclear junto con su portador, el submarino nuclear Orenburg, en la expedición Ártico-2012 para perforar un pozo a una profundidad de entre 2.500 y 3.500 metros y obtener muestras del fondo marino.

En enero de 2015, el Losharik atrajo todas las miradas de la red de redes rusa. Los blogueros del país eslavo encontraron su fotografía en la versión rusa de la revista Top Gear. Los periodistas de esta publicación automovilística, quienes desconocían el carácter secreto de este submarino, lograron fotografiar el Losharik mientras este se desplazaba por la orilla durante una prueba de conducción de la revista. Aunque la foto se tomó en 2007, solo ahora se ha popularizado esta anécdota. 

El BS-136 Orenburg

El submarino nuclear BS-136 Orenburg está diseñado para el traslado de estaciones de aguas profundas a sus destinos de trabajo. Submarinos más pequeños se introducen en su interior y el Orenburg los lleva hasta la zona asignada para la ejecución de las operaciones especiales. Se construyó en el marco del proyecto 667BDR (Delta-III) y, en 2002, fue reequipado en el marco del proyecto 09786. Durante su reequipamiento, se suprimió el compartimento para misiles y, en su lugar, se instaló uno para el transporte de estaciones nucleares de aguas profundas y se incluyó un espacio habitable.

En 2012, este submarino se utilizó como portador de un AGS del proyecto 10831 en la expedición Ártico-2012.

Lea más: Las tres armas más destacadas de Rusia en el siglo XXI>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies