Las mejores armas rusas para neutralizar el sistema antimisiles de EE UU

RBTH ha redactado un ranking de las mejores armas rusas que existen contra el escudo antimisiles estadounidense.

A finales de enero, el director del Estado Mayor de las Fuerzas Aéreas de la Federación Rusa, el general Valeri Guerásimov, declaró a los medios de comunicación que Rusia “adoptará nuevas medidas como respuesta” al despliegue del escudo de misiles de EE UU. El objetivo de estas contramedidas, según Guerásimov, será “equipar el ejército y la flota de Rusia con sistemas modernos de armas rusas que permitan neutralizar el potencial del escudo antimisiles de los EE UU y que tengan mayores probabilidades de superarlo”. La comandancia rusa no ha declarado concretamente a qué sistemas se refiere.

Rubezh

Fuente: TASS

El misil intercontinental RS-26 Rubezh es la nueva creación del complejo industrial militar ruso. Este misil también es conocido bajo el nombre Avangard. El proyecto se encuentra bajo un estricto secreto, de modo que se conocen muy pocos detalles. Este nuevo misil está construido a partir del modelo RS-24 Yars, que ahora comienza a usarse en las tropas de Misiles de Designación Estratégica, utiliza combustible sólido y su ojiva es divisible. Hasta ahora se desconoce cuántas plataformas llevará el misil y cuál será su masa, aunque considerando que se trata de una modernización del misil Yars, de la clase Tópol M, su masa será de al menos 60 toneladas.

Únicamente se fabricará la versión móvil y es posible que con el tiempo se convierta en el relevo de los obsoletos sistemas Tópol.

Los militares rusos declaran que en marzo de este año se llevará a cabo un lanzamiento de control de estos misiles. Anteriormente las pruebas se llevaban a cabo bajo secreto, aunque en 2013 se filtró a la prensa información sobre las pruebas del RS-26 en el polígono Kapustin Yar. En aquel momento el Estado Mayor informó que este será ya el cuarto lanzamiento de Rubezh.

Según declara el general coronel Zarudnitski, el nuevo misil “tendrá un nuevo equipamiento militar” y “contará con mayores posibilidades y mejoras en las características de maniobra respecto a los sistemas existentes”. 

Sarmat

El conflicto en Ucrania (que ha dejado de suministrar piezas para la fabricación del misil Voyevoda) y los planes de EE UU respecto al escudo antimisiles no han dejado otra salida a la dirección militar rusa. Durante los años 2018-2020 Rusia recibirá el nuevo misil pesado Sarmat, que será desplegado por un consorcio de empresas encabezada por el Centro Estatal de Misiles Makéiev.

La razón de la creación de este sistema resulta bastante comprensible.

El sistema Tópol, actualmente utilizado en las tropas, tiene un peso lanzable de 1,2 toneladas y un alcance de vuelo de 9.000 kilómetros, mientras que el misil Voyevoda está en condiciones de “lanzar” contra el enemigo 7,3 toneladas desde hasta 16.000 kilómetros de distancia.

El sistema Sarmat, según información filtrada a los medios de comunicación, tendrá la mitad del tamaño del Voyevoda, su peso total ascenderá “únicamente” a 100 toneladas, frente a las 211 toneladas del sistema Voyevoda, y podrá lanzar de 4 a 5 toneladas, muchas más que las que incluía el sistema Voyevoda a principios de los años 80. Además, su largo alcance proporciona una libertad de maniobra antes y después del lanzamiento. 

Bulavá

Fuente: Ria Novosti

El misil R-30 Bulavá, tan esperado por las tropas de los submarinos rusos, por fin llega a las tropas. El armamento de los submarinos del proyecto Boréi está diseñado desde el principio para superar el complejo sistema del escudo antimisiles, lleva equipadas diez plataformas y tras un lanzamiento inesperado desde debajo del agua puede alcanzar cualquier parte del mundo desde una distancia de más de 11.000 kilómetros.

Boréi podría disparar contra EE UU, por ejemplo, incluso sin salir de sus bases de las flotas del Norte y del océano Pacífico.

Cada submarino cuenta con 16 misiles balísticos R-30 Bulavá-30. Estos submarinos son silenciosos y poseen una excelente hidrodinámica, de modo que en caso de conflicto tienen grandes posibilidades de asestar un ataque de respuesta de forma inesperada.

Según algunas fuentes, su principio de acción ha cambiado y el Bulavá es distinto del misil Tópol-M, que sirvió como base para este. Las plataformas del Tópol-M se lanzan contra el objetivo y después se desgranan sobre este, pero el Bulavá funciona de otro modo. El misil utiliza un principio según el cual sus plataformas pueden ir desprendiéndose del misil durante el vuelo.

   

Vídeo cedido por el canal Zvezdá

Lea más: Iskander M, el arma que neutraliza el escudo antimisiles de EE UU>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.