Rusia intensifica las maniobras militares hasta finales de año

La presencia de la OTAN en las fronteras impulsa la maniobras. Fuente: Ígor Zarembo / Ria Novosti

La presencia de la OTAN en las fronteras impulsa la maniobras. Fuente: Ígor Zarembo / Ria Novosti

El Ministerio de Defensa tiene planeado realizar una serie de instrucciones y maniobras militares para mejorar la operatividad militar de las Fuerzas armadas de Rusia. Acaban de comenzar una instrucciones en el mar Báltico. También se probarán misiles estratégicos y se movilizarán los paracaidistas.

El 10 de junio Ministerio de Defensa de Rusia ha iniciado unas instrucciones militares en el mar Báltico. Los participantes serán la propia Flota del Báltico, las tropas aerotransportadas y la Fuerzas Aéreas. Las maniobras se realizan en paralelo a las operaciones de instrucción de las fuerzas de la OTAN Saber Strike-2014 y Baltops-2014 en la misma región.

Según las autoridades se preparan para la defensa de las fronteras del país y para proteger las comunicaciones marinas. Se dedicarán a buscar submarinos y barcos de un supuesto enemigo para destruirlos.

En las maniobras participarán formaciones de defensas antiaéreas, cazas-bombarderos Su-34, helicópteros Mi-24 y bombarderos Tu-22M3. Las tropas paracaidistas se entrenarán para repeler ataques del enemigo en la retaguardia.

Tal y como ha explicado  el servicio de prensa e información del Ministerio de Defensa de Rusia el volumen de las fuerzas y medios del Ministerio llamadas a la instrucción en la región de Kaliningrado es equiparable al número de personal, armamento y equipamiento militar que participará en las instrucciones cerca de la frontera que realizan los países de la OTAN

Estas no serán las únicas instrucciones militares rusas este año.

Fotos: Las duras pruebas de los boinas rojas del Ejército Ruso

Las Fuerzas Armadas realizarán prácticas durante todo el verano y buena parte del otoño en polígonos, campos de tanques y polígonos de tiro. Hasta finales de año el Ejército de misiles estratégicos (RVSN) tiene planeado realizar 12 lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales de diferentes tipos.

Según comunica el mando del RVSN, se trata de pruebas para la creación de futuros modelos de misiles (el Ejército no ha especificado cuáles exactamente) así como de lanzamientos para el desarrollo de un nuevo equipamiento de los propios complejos. A su vez, las pruebas se enmarcan dentro de un programa de reciclaje para poner en órbita aparatos espaciales. 

El Pentágono será inforamado sobre el lanzamiento de misiles

En lo referente al lanzamiento de misiles dentro del programa para su reciclaje, se sabe que se reconvertirá, entre otros, el misil Dnepr,  realizado a partir del misil estratégico más temible y el Voevoda (P-36M2 o SS-18 Satan, como lo llaman en Occidente).

Despegará hacia el espacio desde la posición Yasni, que se encuentra cerca de Oremburgo. Otros lanzamientos de pruebas como el del Topol-M (SS-27) y el Yars (PC-24) tendrán lugar, como de costumbre, en Plesetsk (óblast de Arjánguelsk), en el polígono Kura que se encuentra en Kamchatka, y las pruebas del nuevo equipamiento para los misiles desde el polígono de Kapustin Yar, en dirección a Baikonur.

Además de eso, de acuerdo a fuentes militares, el ejército de misiles estratégicos participará en 40 entrenamientos de personal y 20 de mandos, así como en 50 instrucciones tácticas. Todas ellas, al igual que las prácticas de otros ejércitos, serán por sorpresa.

Los soldados del RVSN saben que habrá instrucciones, lo que no saben es ni cuándo ni dónde les informarán antes de que comiencen las maniobras. Los lanzamientos de misiles estratégicos, es cierto que se comunican con antelación al Pentágono. Esta obligación por parte de Rusia y EE UU es una condición del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START)

Washington también conocerá de antemano los dos lanzamientos de pruebas de misiles marinos estratégicos Bulavá (SS-N-30) desde el submarino crucero Vladímir Monómaco. Esto se hace para que ninguno de los firmantes del Tratado START-3 confunda lanzamientos de pruebas o de comprobación de misiles estratégicos con ataques bélicos.

100.000 saltos en paracaídas

Durante este verano deberían realizarse también las pruebas de los buques y unidades de la Armada de Guerra. Así a mediados de junio en un polígono cerca de Kaliningrado comenzará la segunda competición de tripulaciones de vehículos militares de las tropas de costa de la Flota del Báltico.

El evento principal del año para los miembros de la marina será la instrucción conjunta ruso-india Indra-2014. Además de la expedición de buques de guerra rusos en el Mediterráneo y en el Golfo de Adén para defender a los buques comerciales de las incursiones de piratas somalíes.

La Fuerza Aérea, al igual que la marina, participará en la instrucción Indra-2014 y la ruso-mongola Selenga-2014, en el entrenamiento de mandos con las fuerzas de paz de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva “Hermandad inquebrantable-2014”, que tendrá lugar en Kirguistán y en otras maniobras. 

¿De qué le sirve al mundo el poderío militar de Rusia?

Según comunicó el teniente coronel Evgueni Meshkov, representante del servicio de prensa e información del Ministerio de Defensa para los ejércitos aerotransportados, los paracaidistas realizarán más de 100.000 saltos, solamente en junio serán 40.000. Se lanzará también material militar. La etapa final de instrucciones de este año serán las maniobras estratégicas Vostok-2014 que están planificadas para septiembre.

En estas maniobras participarán las Fuerzas Armadas al completo, así como miembros de otros ejércitos y algunas de sus subdivisiones que forman parte de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, nuevos vehículos militares y sistemas de apoyo militar.

Estas maniobras militares podrían ser consideradas como una respuesta a las actividades de la OTAN en las fronteras de Rusia.

"No podemos interpretar un aumento tan grande de las fuerzas militares de la Alianza en las fronteras de Rusia como otra cosa que una demostración de intenciones hostiles", dijo el vice ministro del Ministerio de Asuntos Exteriores, Vladímir Titov en una entrevista a la agencia rusa Interfax.

En su opinión, Moscú no puede quedarse indiferente frente a la militarización de los estados circundantes y se verá obligada a "tomar todas las medidas políticas y tÉcnico-militares necesarias" para garantizar su seguridad.

Lea más: Las Fuerzas Aéreas rusas recibirán nuevos aviones de combate en 2016>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.