Se descubre el mayor yacimiento de petróleo de Rusia en 20 años

Podría llegar a tener 300 millones de toneladas. Fuente: Shutterstock / Legion Media

Podría llegar a tener 300 millones de toneladas. Fuente: Shutterstock / Legion Media

El yacimiento Velíkoe cuenta con unas reservas que podrían alcanzar las 300 millones de toneladas de petróleo y 90.000 millones de metros cúbicos de gas, según ha informado el Ministerio de Recursos Naturales. Se encuentra en el óblast de Astracán, en el sureste del país, y pertenece a la pequeña compañía AFB. Actualmente el proyecto está en fase de prospección geológica.

"En el yacimiento siguen los trabajos, aunque ahora ya se sabe que este es uno de los yacimientos en tierra más importantes descubiertos en los últimos tiempos", declaró el ministro de Recursos Naturales, Serguéi Donskói.

En opinión del ministro, en poco tiempo se realizará la explotación efectiva del nuevo yacimiento. Fue descubierto por la pequeña compañía AFB, cuyo principal accionista es el copropietario del aeropuerto moscovita de Vnúkovo, Vitali Vantsev. La empresa tiene previsto asociarse con importantes empresas petrolíferas pero de momento no se han llevado a cabo negociaciones sobre la venta de activos.

Según la valoración del principal analista de UFS IC, Iliá Balakirev, se estima que el volumen de inversión previo será de 1.500 millones de dólares. "Si las reservas de Velíkovo se confirman se convertirá en el yacimiento más importante descubierto en los últimos 20 años y puede que por sus reservas esté entre los diez más importantes del país, ocupando el sexto o séptimo lugar", dice el experto.

Según comentó a RBTH Piotr Kaznachéiev, director del Centro de Economía de Materias Primas de la Academia Presidencial de Economía Nacional y Administración Pública, “teniendo en cuenta la situación económica y política, los bancos occidentales no prestarán a las empresas rusas esa cantidad de dinero”. Es más, tampoco se cree que participen en el proyecto como socios.

Lo más probable es que sea Rosneft quien interese en el proyecto, ya que podría obtener la financiación necesaria través de la cuenta de futuras ventas de petróleo. Es precisamente Rosneft la única que tiene esta posibilidad ya que se apoya en acuerdos firmados a nivel gubernamental. De hecho, fue así como se realizó el acuerdo para la compra de TNK-BP, por parte de la petrolera rusa en 2012.

Al principio no les creyeron

La noticia del descubrimiento en el óblast de Astracán, situado en el sureste de Rusia, de un importante yacimiento petrolífero apareció hace dos años. En aquel entonces las reservas se estimaron en 43 millones de toneladas de petróleo.

En 2013 Interfax comunicó, remitiéndose al geólogo jefe de AFB, que la empresa estimaba las reservas del yacimiento en 140 millones de toneladas de petróleo y 40.000 metros cúbicos de gas. Además se señalaba que el petróleo de Velíkovo era ligero.

A día de hoy la mayor parte del petróleo de Astracán es de alta viscosidad, lo que dificulta enormemente su posterior transformación.

Uno de los competidores del mercado comentó a Kommersant que estuvieron interesados en uno de los yacimientos vecinos, pero que finalmente no se realizó la compra. Si se confirma la presencia en el yacimiento de petróleo ligero el asunto cambiaría radicalmente.

Las principales empresas del sector: Rosneft, Lukoil y Gazprom Neft, han rechazado comentar su interés por el proyecto. En opinión de Karen Dashian de Advance Capital, en Velíkoe se ha perforado solo un pozo de prospección lo que de hecho no puede dar datos muy precisos sobre las reservas de petróleo. Explica que esta es la razón por la que los inversores siguen valorando el factor de riesgo como alto. "Para que las reservas del yacimiento sean atractivas para el mercado, la empresa tiene que abrir dos o tres perforaciones más".

Artículo publicado originalmente en ruso en Kommersant.