Las autoridades rusas no podían negar a la empresa petrolera BP su deseo de trabajar con Rosneft, declaró el presidente Vladímir Putin en una reunión con los miembros del club de debate internacional Valdái. "De lo contrario, parecería que empujamos a BP hacia TNK,  pues en la gestión de la empresa de TNK-BP siempre hubo una lucha continua, a veces convirtiéndose en un cuerpo a cuerpo",  explicó.

 

El país estaba dispuesto a ofrecer una mayor participación a los extranjeros, aunque  tanto a TNK como a BP se  les aseguró que podrían ponerse de acuerdo. "El trabajo mutuo se desarrolló de conflicto en conflicto. La gestión de BP se dirigía a nosotros periódicamente y cuando dijeron que querían colaborar con Rosneft, no pudimos negarnos. No se trata solamente de una compra-venta, sino un intercambio de acciones”, explicó Putin. 

 

TNK-BP se formó en 2003. En los últimos años, la relación entre los accionistas de las compañía británica BP y el consorcio AAR eran tensas: discutían acerca de la estrategia de desarrollo y se acusaron mutuamente de violar el acuerdo alcanzado.

Además, el presidente ruso cree que el representante de BP en el Consejo de Administración de Rosneft proporcionará transparencia al trabajo de la compañía rusa.

 

Anteriormente, Putin describió el acuerdo de la compra de participaciones en TNK-BP por parte de Rosneft  como una buena señal para los mercados, y expresó la esperanza de que Rosneft  consiguiera  desarrollar relaciones con BP después de la transacción.

 

Las autoridades han tratado de no intervenir en los conflictos entre los accionistas. En principio, con la compra por parte de Rosneft las disputas deberían cesar. Los detalles de la transacción ya están acordados con BP. La empresa estatal rusa pagará por el paquete de acciones de la británica 17 millones de dólares y entregará el 12,84% de sus acciones del Tesoro. Por su parte, la compañía británica quería comprar otro 5,66% de acciones de Rosneft por  4,8 millones de dólares.

 

El ministro de Desarrollo Económico, Andréi Belousov, declaró recientemente en una reunión de gobierno que en el 2013 hasta un 6% de las acciones de Rosneft pueden ser privatizadas.

Según informó Prime, esta privatización puede entrar en el marco de la transacción con BP. La financiación de la compra de Rosneft está enfocada a cuenta de sus propios fondos y títulos de crédito, de la venta de activos no estratégicos y de la distribución de valores.  

La transacción de la compra de TNK-BP se llevará a cabo en tres etapas y se puede completar en el primer semestre del 2013. El jefe de Rosneft, Ígor Sechin, valoró el efecto sinérgico general de la optimización en los proyectos conjuntos de extracción, refinación y mercadeo del petróleo por Rosneft y TNK-BP que se desarrollarán según un único plan de 3.000 a 5.000 millones de dólares.

"La dirección de BP ha pedido reiteradamente al Gobierno ayuda en la resolución de conflictos corporativos, por lo que los rumores de una posible compra de participaciones han sido más frecuentes. Sin embargo, el Estado ocupó una postura expectante que a veces empañaba las relaciones entre los gobiernos ruso y británico", dijo un destacado experto en el Centro de Comunicaciones Estratégicas Dmitri Abzalov.

 

Según él, Rosneft no tiene la necesidad de comprar una participación de AAR. "Dudo que Ígor Sechin tema un posible conflicto con los accionistas rusos. Seguramente este era uno de los puntos del acuerdo, o Rosneft se dejó llevar a ocupar la postura de compañía petrolera más grande del mundo ", dice Abzalov.