El Sovreménnik, el primer teatro antiestalinista de la URSS

London-2011

London-2011

Press Photo
El 15 de abril cumple 60 años uno de los teatros más importantes de Moscú, el Sovreménnik.

El Sovreménnik (Contemporáneo) es uno de los principales símbolos del deshielo, los años 60, período de una relativa democratización en URSS durante el gobierno de Jrushchov (entre 1956 y 1964). Fue entonces cuando se eliminó el culto a la personalidad de Iósif Stalin, se redujo la censura y se publicó Un día en la vida de Iván Denísovich sobre los campos de trabajo estalinistas.

Durante mucho tiempo, el Sovreménnik fue el primer teatro de la URSS que apareció sin orden del gobierno. Fue iniciativa de un grupo de jóvenes actores graduados de la Escuela de Teatro de Arte (MJAT, por sus siglas en ruso). El programa del teatro era muy diferente al oficial.

El director artístico, Oleg Yefrémov, y sus actores tenían la ilusión de devolver a los orígenes del MJAT, a las ideas de Konstantín Stanislavski sobre el “teatro vivo” o “teatro aleatorio”. El recién establecido teatro Sovreménnik no se oponía políticamente como lo hacía el Teatro Taganka de Yuri Liubímov establecido un poco más tarde. El Sovreménnik fue revolucionario por permitir que en su escenario los actores hablaran como en la calle por primera vez. Además, se narraban historias contemporáneas.

El 15 de abril de 1956 Sovreménnik abrió con un espectáculo Eternamente vivos basado en la pieza de Víctor Rózov que luego fue adoptada para el guión de la película Cuando pasan las cigüeñas premiada con la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1958. Los espectadores quedaron tan impresionados por esta historia militar, por su sinceridad y por la destacada interpretación de los actores, que no querían irse del teatro y hablaron con los actores hasta el amanecer. No solo surgió un nuevo grupo sino toda una estética, una especie de respuesta al nuevo movimiento europeo que prestaba atención a la gente normal.

servicio de prensaservicio de prensa

Durante cinco años el teatro no tuvo un escenario propio y los actores tenían que interpretar en diversas plataformas. En el año 1961 al teatro obtuvo un edificio en la plaza Mayakóvskaya que antes pertenecía a un restaurante, y se convirtió en una meca teatral de inteligencia moscovita.

Era imposible encontrar entradas. En el teatro la luz no se apagaba ni de noche: los actores trabajaban sin cesar. Allí reinaba una manera más democrática de hacer las cosas: todas las decisiones se tomaron por el consejo artístico, formado por los actores que fundaron el teatro.           

En la década de los 70 el teatro experimentó una gran crisis. Terminó el deshielo y comenzó una época de presión política. A Oleg Yefrémov le ofrecieron dirigir el MJAT, uno de los principales competidores del Sovreménnik, y el director se fue del teatro con algunos de sus actores. Decían que el teatro estaba a punto de desaparecer pero sobrevivió y comenzó una nueva vida en un edificio situado en otra parte de Moscú, en Chístiye Prudí.

El teatro lo dirigió Galina Vólchek, que invitó a colaborar a jóvenes directores que en la actualidad son estrellas del teatro ruso: Valeri Fokin, Iósif Raichelgauz, Román Viktyuk. Algunas estrenó varias obras propias; funciones que trataban temas prohibidos en aquel tiempo.

Gira del teatro por AlemaniaServicio de prensaGira del teatro por Alemania
Gira del teatro por ItaliaServicio de prensaGira del teatro por Italia
Gira del teatro por FranciaServicio de prensaGira del teatro por Francia
 
1/3
 

Se habló primera vez de narcotráfico en la pieza basada en la novela El patíbulo (El calvario de Abdias) de Chinguiz Aitmátov,  o de prostitución, en la obra teatral Estrellas en el cielo de la mañana de Alexánder Galin. Duro viaje (publicada en castellano bajo el título de El Vértigo) fue la obra con más éxito, la impresionante obra autobiográfica de Eugenia Ginzburg. Gracias a esta obra el Sovreménnik obtuvo grandes éxitos en Alemania y Finlandia. Además, durante su gira triunfal en Nueva York en 1997 el teatro recibió el premio Drama Desk Award que antes nunca había recibido un teatro extranjero. A partir de aquel momento el teatro se fue de gira por Israel, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Polonia, Brasil. Sus funciones más conocidas son Tres camaradas de Erich Maria Remarque y Las tres hermanas de Antón Chéjov.

En los últimos años el teatro ha cambiado mucho, pero sigue contando con el amor del  público y de los críticos.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies