Oxxxymiron, el Eminem ruso que se atreve con la poesía

Oxxxymiron.

Oxxxymiron.

Vostock-Photo
El rapero estudió literatura en Oxford y comenzó a rimar versos en el Reino Unido.

Mirón Fiódorov, más conocido como Oxxxymiron, se niega a dar entrevistas. “No me gusta casi nada de lo que escriben sobre mí”, declara a regañadientes. Pero este hermetismo no afecta a la popularidad. Es conocido por sus andanzas en los escenarios, su intensa mirada, sus duras rimas y su formidable intelecto. Los carteles con anuncios de sus conciertos inundan tanto la red como las calles. Miles de jóvenes gritan de memoria las difíciles letras de sus canciones y los más mayores mueven con satisfacción la cabeza.

Del underground a las pantallas

Oxxxymiron nació en San Petersburgo y se enorgullece de su lugar de origen. En el cuello lleva tatuado 1703, año de creación de la ciudad. Cuando Mirón era adolescente su familia se mudó a Alemania y allí empezó a escribir los primeros versos de rap, con 12-13 años.

Posteriormente la familia fue a Inglaterra y el joven estudió en Oxford donde obtuvo un diploma en literatura medieval inglesa. Posteriormente, en barrio londinense de Canning Town, conocido por su escena alternativa de rock, nació su pseudónimo Oxxxymiron. Además de dedicarse a la música se dedica a ayudar a los rusos ricos a resolver sus problemas en el Reino Unido, incluidas cuestiones legales. En 2015, se rodó la serie Londongrad, basada en sus aventuras. El propio Mirón compuso la banda sonora en la que se habla que pasó “del underground a la pantalla”.

“Hago las cosas, encuentro variantes, resuelvo problemas/ pues no, no es romántico, pero si se roba/ que sea como mínimo el brillante de la Reina.

Rap nuevo

En gran medida Mirón se hizo famoso por participar en los duelos de rap Versus, de estilo estadounidense, en clubes de San Petersburgo. En estas batallas dos MC tratan de humillar al contrincante. Después de tres rounds un jurado otorga la victoria a uno de ellos. Los videos de YouTube en los que Mirón participa en estas batallas tienen millones de visualizaciones. El más popular de ellos, la batalla con Johnyboy del año 2015 tiene casi 33 millones de visitas. 

Sus textos no tratan sobre las dificultades de la vida en las calles ni sobre autos caros, joyas o mujeres sino que es más bien un nuevo rap intelectual. Oxxxymiron canta sobre la pobreza del espíritu y el vacío existencial, sobre la indiferencia de la gente ante el mundo que le rodea y la cultura, y también sobre temas habituales del rap ruso: la rebelión contra las autoridades, la crítica de la corrupción y el exceso de riqueza.

En su disco, Ciudad bajo la suela, dice “trayendo una nueva generación a la vida hemos conseguido un cambio de paradigma”. Los estadounidenses que han visto a Mirón lo han rebautizado como el Eminem ruso.

El año pasado se hizo viral un vídeo en el que una estudiante rusa leía la canción Perepletenó (Enmarañado) de Oxxxymiron, que supuestamente la confundía con un poema de Ósip Mandelstam, y recibió la nota más alta por su representación.

Oxxxymiron canta sobre la pobreza del espíritu y el vacío existencial, sobre la indiferencia de la gente ante el mundo que le rodea y la cultura. Fuente: Vostock-PhotoOxxxymiron canta sobre la pobreza del espíritu y el vacío existencial, sobre la indiferencia de la gente ante el mundo que le rodea y la cultura. Fuente: Vostock-Photo

Posteriormente se supo que la tarea era precisamente esa. Comparar poesía clásica y contemporánea. En las letras hay frases como “Todo está enmarañado, hay incontables hilos, pero/ tirando de un hilo puedes conseguir el ovillo/ Nuestro mundo es como un huso, nada es una coincidencia”, que tiene alusiones al poema "Huso silencioso" de Mandelstam.

Posteriormente los medios comenzaron a prestar atención a la dimensión artística de las letras de Mirón. Surgieron cuestionarios en los que había que acertar si un texto estaba escrito por el rapero o por poetas rusos de la Edad de Plata, que tuvo lugar a principios del siglo XX.

Negocio poético

La honestidad, intrínseca al rap, parece que guía la vida de este cantante, que no se lleva bien con los raperos rusos más conocidos. Mirón rechaza ajustarse a los cánones del espectáculo y habla con franqueza acerca de la calidad de sus textos y de la música. Sus oponentes responden y los conflictos se dan en las redes sociales o toman forma de canción. Mirón explica que un rapero, que se declara patriota, se ofendió por la letra de sus canciones y pidió una disculpa a punta de pistola. Este tipo de cuestiones no inquietan a Oxxxymiron.

En febrero varios medios informaron de que se había convertido en el director de la agencia Booking Machine, que organiza conciertos y busca nuevos talentos. También fue el primer cantante en participar en la campaña promocional Reebok Classic en Rusia. Mirón declara que no le importa la carga de trabajo: “Nunca me he considerado un adicto al trabajo pero el apetito viene cuando se come. No tengo una pareja estable con la quien pasar el tiempo, mis amigos más cercanos trabajan conmigo así que la línea entre trabajo y tiempo libre se ha borrado para mí. Trato de aprovechar lo mejor de cada situación y me esfuerzo por no convertir el proceso creativo en algo rutinario”.

Lea más:

Populares bandas rusas que merece la pena conocer

“La pérdida del mar es una pérdida de utopías”

Zulma Yugar y Boris Romer Yakovenko cantan sobre el conflicto limítrofe entre Bolivia y Chile