7 hongos de apariencia peligrosa que les encanta comer a los rusos

¡El consumo de algunos de los tipos de setas que se enumeran a continuación puede ser peligroso!

¡El consumo de algunos de los tipos de setas que se enumeran a continuación puede ser peligroso!

Legion Media
Si eres un "cazasetas" inexperto puedes acabar llevando a su casa en la cesta algunos hongos extraños y aparentemente no comestibles. ¡Pero no desesperes! La cocina rusa tiene siempre una receta incluso para los más pequeños habitantes del bosque.

ADVERTENCIA: ¡El consumo de algunos de los tipos de setas que se enumeran a continuación puede ser peligroso!

Amanita muscaria

Amanita muscaria. Fuente: Legion MediaAmanita muscaria. Fuente: Legion Media

El matamoscas o falsa oronja se considera tradicionalmente un hongo altamente peligroso y venenoso. ¡Una lástima! Correctamente cocinado no sólo es seguro, sino muy sabroso.

El famoso escritor ruso Iván Bunin menciona en alguno de sus escritos cómo los campesinos rusos comían este hongo agárico al que la nobleza atribuía propiedades intoxicantes.

Para comerlo sin envenenarse, primero hay que lavar, pelar y hervir las setas durante 20 minutos. El primer caldo sale naranja brillante y contiene las sustancias más peligrosas. ¡Hay que drenar! Para asegurarse de que las setas están totalmente libres de veneno, repita este proceso 2 o 3 veces. Después de haber perdido su distintivo color naranja, están listas para cocinar. De todas formas, recomendamos darles otro lavado antes de condimentar y freír en una cacerola con cebollas finamente picadas. Mejor servirlo con crema agria.

Ramaria flava

Ramaria flava. Fuente: Legion MediaRamaria flava. Fuente: Legion Media

Estas setas brillantes se asemejan a cuernos de renos o arrecifes de coral. Crecen en toda Rusia, pero se consumen principalmente en el Krai de Primorie, en el Lejano Oriente. Conocidos en Arjánguelsk como "cuernos de reno" son recogidos en octubre, cuando han adquirido un fuerte color naranja o rojo, lo que hace que los que se inician en la micología piensen que son venenosos. Error. De hecho, este hongo es uno de los hongos más comestibles y deliciosos del planeta.

Las Ramaria flava va particularmente bien con patatas. Para hacer el siguiente plato, las setas se deben lavar y hervir en agua con sal durante 5 minutos y luego se fríen con cebollas en una sartén. Hay que hervir las papas, añadir leche entera y mantequilla, y hacer un puré. Luego se recomienda añadir unas cuantas cucharadas de puré de patata en un plato, hacer un surco en el medio y poner las setas fritas en él. En Arjánguelsk, el plato recibe el nombre de "cesta de hongos". Los "cuernos de reno" también ser sirven comúnmente como encurtidos, aunque un gran si usted se come más de dos raciones al día, podría sufrir de un inofensivo (pero desagradable) dolor de estómago.

Morchella

Morchella. Fuente:  Legion MediaMorchella. Fuente: Legion Media

Conocidas como colmenillas, cagarrias, morillas o múrgoles, son consideradas el primer hongo de la primavera. Tienen la apariencia de una nuez muy grande, y son muy comunes en el cinturón central de Rusia. No parecen comestible a primera vista, pero la cocina rusa cuenta con un plato muy original para disfrutar de este este hongo inusual.

La ensalada de la flor del helecho, como indica su nombre, se hace de helechos. Para prepararla, necesitarás morcellas marinadas, patatas hervidas, brotes de helecho retorcidos en espiral, cebollas y piñones. Hay que triturar todos los ingredientes a su gusto, espolvorear con sus condimentos favoritos, y verter en un poco de aceite vegetal.

Falsa Morchella (Gyromitra esculenta)

Gyromitra esculenta. Fuente: Legion MediaGyromitra esculenta. Fuente: Legion Media

Las morillas falsas se parecen mucho a las morillas, de ahí su nombre. Pero a diferencia de su hongo hermano, es altamente venenoso. En Europa, las falsas morillas se consideran no comestibles y peligrosas, tanto que su venta está prohibida. Pero en la URSS se les describía como "nominalmente comestibles". Las morillas falsas se cocinan de la misma manera que la amanita muscaria: hervir varias veces, luego freír y comer con patatas y crema agria.

Lycoperdon perlatum

Lycoperdon perlatum. Fuente: Getty ImagesLycoperdon perlatum. Fuente: Getty Images

El pedo de lobo, cuesco de lobo o bejín perlado crece las primeras horas después de la lluvia (de ahí su nombre en ruso, dozhdevik, que significa "impermeable"). En las aldeas rusas, también se le llama "tabaco del abuelo", ya que los hongos que no han sido cocidos durante varios días se vuelven marrones y, si son pisados, se abren cubriendo todo con una capa de polvo fino oscuro. Así es como el hongo se reproduce. Solamente los jóvenes Lycoperdon perlatum blancos se utilizan como alimento. Cocinarlos es muy sencillo: solo hay que pelar la piel de las setas lavadas, cortar y luego freír en mantequilla. Las setas fritas también se pueden utilizar como ingrediente para ensaladas.

Macrolepiota procera

Macrolepiota procera. Fuente: Legion MediaMacrolepiota procera. Fuente: Legion Media

El parasol (también llamado apagador, cucurril, matacandil o galamperna) toma su nombre del enorme tamaño de su tapa, que puede alcanzar hasta 30 cm de diámetro. Un ejemplar de esta seta "sin abrir" es difícil de cocinar debido a su forma esférica, pero los hongos maduros cuyas tapas se han vuelto planas son objetivos principales para los cazadores de hongos. Para conseguir un parasol con el que chuparse los dedos, hay que sumergirlo en huevo batido, luego enharinar y freír.

Laetiporus sulphureus

Laetiporus sulphureus. Fuente: Getty ImagesLaetiporus sulphureus. Fuente: Getty Images

El último lugar donde encontrarás este tipo de sabroso hongo es bajo tus pies, ya que crece en los árboles. Los adoradores de las setas lo consideran un verdadero tesoro del bosque. Se consideran que tiene valores medicinales, con propiedades similares al carbón activado, ya que ambos eliminan las toxinas del cuerpo.  La mejor opción para comerlas es hervidas, fritas, o escabechadas, pero incluso se usan para hacer paté de hongos. Para ello se hierven durante 30 minutos, se pasan por un molino de carne, se salan y luego se mezclan con mayonesa casera. El paté puede incluso ser utilizado para rellenar huevos duros. Pruébalos así, son muy sabrosos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.