Exóticas recetas procedentes de Siberia

Lori / Legion-Media
Esta enorme región de Rusia cuenta con numerosas culturas y tradiciones culinarias. RBTH propone varias recetas de este amplio panorama gastronómico.

La cocina de Siberia, sobre todo la de áreas rurales, destaca por las tartas de diferentes rellenos. Las hay de arándanos, de manzana o de la baya del cerezo aliso. Esta pequeña fruta del tamaño de un guisante, dispuesta en largos y colgantes racimos es una de las favoritas de los locales y no solo se hacen tartas con ellas sino también un tipo de vodka, licores dulces y tintes.

En otoño los siberianos recogen los pequeños frutos y los secan al sol o al horno. La aromática harina llena las casas de una mezcla peculiar de almendras, chocolate y huesos de cereza. Con ella se hacen tartas cerradas, kissel (una bebida viscosa a base de frutas) y otros dulces.

Foto: chadeyka.livejournal.comFoto: chadeyka.livejournal.com

Un rasgo característico de estos pasteles con harina de cerezo aliso es un crujido a causa de las diminutas bayas que no se han molido.

Mejor lugar para problarlas: se pueden encontrar tartas de cerezo aliso en las cafés de las grandes ciudades de Siberia. Pero lo mejor es tratar de hacerlo en casa.

Ingredientes

1 taza de harina de cerezo aliso

2 huevos

1 taza de crema agria

 ½ taza de harina de trigo

1 taza de azúcar

1 cucharilla de levadura en polvo

 

Preparación

Mezclar la harina con la crema agria y meterlo en la nevera durante dos horas. Mezclar los huevos con el azúcar, añadirle la mezcla de crema y harina, junto con la levadura. El resultado tiene que ser una masa espesa. Hornear a 180 ºC durante 45 minutos. Cortar la tarta en dos capas, y colocar entre ellas la crema.

Se recomienda dejar la tarta enfriar durante 12 horas será todavía más sabrosa.

Foto: chadeyka.livejournal.comFoto: chadeyka.livejournal.com

Pelmeni de los shors

Los pelmeni, una especie de raviolis rellenos de carne, están considerados por muchos uno de los platos más típicos de Siberia.

El pueblo shors, autóctono de la región de Kémerovo, se enorgullece de sus pelmeni con piñones de cedro.

Para sobrevivir en la taiga los shors se han dedicado a la recolección. Familias enteras pasaban semanas en el bosque buscando piñones de cedro, para lo que utilizaban instrumentos como batidores, ralladores, tamices y cestos.

El tamaño de estos pelmeni es más grande que los habituales. Este plato se servía antiguamente como una prueba matrimonial: una mujer se consideraba una buena cocinera sólo si lograba distribuir la carne picada y los frutos secos de manera uniforme y si los invitados se comían todo.

Foto: Alexánder ArbachákovFoto: Alexánder Arbachákov

Donde probarlos: el pueblo shors celebran su año nuevo, Chyl-Pazhi (“cabeza del año” al traducirlo literalmente) durante el equinoccio de primavera, el 21 de marzo, según el calendario de los pueblos Sayán del sur. Numerosos acontecimientos culturales en Kuzbass y Kémerovo marcan estas fechas, entre ellos hay festivales gastronómicos donde se pueden probar los pelmeni rellenos de carne y piñones de cedro. También es posible hacerlos en casa.

Ingredientes

800 gramos de ternera (o de caballo)

500 gramos de grasa de grasa de cerdo

1 cebolla

 2 huevos

 500 gramos de harina de trigo

½ taza del agua

Nueces de cedro

Sal

 

Preparación

Hacer una masa mezclando la harina de trigo, los huevos, el agua y la sal. La masa debe reposar durante 20 minutos. Al mismo tiempo hay que picar la carne (es muy importante no usar la picador de carne o licuadora), agregar la grasa picada, la cebolla y los nueces de cedro fritas. Mezclar todo esto con cuidado.

Hacer grandes círculos con la masa de harina, colocar el relleno en el centro de los círculos y pegar los bordes de la masa, creando una especie de cordón. Hervir los pelmeni durante 20 minutos. Antes los solían hervir en leche pero ahora esto no se hace.

Cuando estén listos, se recomienda añadir pimienta y otras especias al gusto.

Lea más:

Experiencias culinarias para un viaje en el Transiberiano

El expreso ofrece también una aventura gastronómica exótica y deliciosa

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.