¿Quién es Dmitri Murátov, ganador del Premio Nobel de la Paz?

Vladímir Astapkovich / Sputnik
Le contamos lo que hay que saber la tercera persona de la historia de Rusia que ganó el Premio Nobel de la Paz.

“Me estoy riendo. No lo esperaba en absoluto. Es como un frenesí aquí. Vi la llamada de Noruega, pero me pareció una llamada inoportuna”, fue lo que comentó Dmitri Murátov, uno de los fundadores de Nóvaya Gazeta, en una entrevista con la publicación Podyem, sobre la noticia de que se había convertido en Premio Nobel de la Paz en 2021.

El 8 de octubre de 2021, el Comité noruego del Premio Nobel en Oslo anunció que Murátov había sido uno de los galardonados con el Premio Nobel de la Paz. El activista ruso de los derechos humanos Andrei Sájarov y el primer presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, fueron los anteriores galardonados.

Murátov nació el 30 de octubre de 1961 en Kuibishev (actualmente llamada Samara y situada a 2.500 km de Moscú). En 1983 se graduó en la Facultad de Filología de la Universidad Estatal de Kuibishev. Su primer trabajo después del ejército fue en el periódico Volzhski Komsomólets, y luego se incorporó al periódico Komsomólskaia Pravda.

En noviembre de 1992, dejó el Komsomólskaia Pravda para cofundar la asociación de periodistas Sexto piso. Los periodistas que no estaban de acuerdo con la política editorial del periódico se unieron a la asociación. La asociación fundó Nóvaya Dnievnáya Gazeta, que posteriormente pasó a llamarse Nóvaya Gazeta.

En 1993, Murátov dirigió una columna en el periódico, “Calificación de las mentiras”, en la que recopilaba historias destacadas en las que un funcionario del gobierno mentía abiertamente. Al final de cada mes, el periódico identificaba al “jefe de los mentirosos”. Al mismo tiempo, Murátov se incorporó al consejo de redacción y se convirtió en redactor jefe adjunto.

De diciembre de 1994 a enero de 1995, Murátov trabajó como corresponsal especial de Nóvaya Gazeta en la zona de guerra en Chechenia. En febrero de 1993, Murátov se convirtió en redactor jefe de Nóvaya Gazeta, cargo que sigue ocupando.

Durante muchos años, bajo su dirección, el periódico ha publicado artículos críticos sobre la corrupción, las detenciones ilegales, el fraude electoral, la violencia policial y otros importantes problemas políticos y sociales del país.

Anna Politkóvskaya trabajaba para Nóvaya Gazeta, donde escribía sobre la guerra de Chechenia y criticaba a menudo a las autoridades. Fue asesinada a tiros en un ascensor de su casa el 7 de octubre de 2006. Una investigación ha identificado y condenado al organizador y a los autores del asesinato, pero no se ha encontrado a quiene lo ordenaron. El asesinato de Politkóvskaya estaba relacionado con su trabajo periodístico y de derechos humanos. Los periodistas de Nóvaya Gazeta, dirigidos por Murátov, están llevando a cabo su propia investigación para averiguar quién ordenó el asesinato.

“No tenemos un solo punto de vista sobre el autor intelectual de este asesinato. Hay varias personas en la redacción que han tratado la tragedia de Politkóvskaya con gran detalle. <...> Hemos exigido muchas veces que el caso continúe para establecer quién ordenó el asesinato. El 7 de octubre [2021] se cumplirán 15 años del asesinato, y eso es lo que prescribe. Es decir, el cliente puede ser encontrado un día, pero ya no estará en prisión. Estamos solicitando una ampliación de la prescripción de este caso para poder continuar la búsqueda de los criminales”, dijo Murátov a Komsomólskaya Pravda sobre la investigación del asesinato de Politkóvskaya.

Además de Politkóvskaya, otros cinco periodistas de Nóvaya Gazeta han sido asesinados y varios miembros del personal sobrevivieron a intentos de asesinato. En una columna posterior a la concesión del Premio Nobel, Murátov escribió que eran ellos los que merecían el premio, no él.

Publicación de Novaya Gazeta, 6 de octubre de 1993

Mientras tanto, los periodistas del periódico han ganado más de 60 premios profesionales, incluido el Premio Pulitzer.

“A pesar de los asesinatos y las amenazas, el redactor jefe Murátov no renunció al principio de independencia, y ha defendido sistemáticamente el derecho de los periodistas a escribir sobre los temas que eligen, siempre que ello sea coherente con las normas profesionales y éticas del periodismo”, ha declarado Berit Reiss-Andersen, directora del comité noruego.

Murátov donará parte del premio Nobel (unos 1,14 millones de dólares) a la Fundación Círculo de Bondad, que ayuda a niños con enfermedades graves y raras.

El Kremlin también felicitó a Murátov por recibir el premio.

“Podemos felicitar a Dmitri Murátov. Trabaja con constancia en sus ideales, está comprometido con sus ideales. Tiene talento, es valiente”, dijo el secretario de prensa del presidente, Dmitri Peskov, en una sesión informativa.

El propio Murátov, en un comentario sobre la recepción del premio, llamó la atención sobre el hecho de que varias publicaciones y periodistas individuales en Rusia han sido reconocidos hoy como agentes extranjeros, y debido a este estatus están perdiendo anunciantes y algunos incluso están cerrando.

“Puedo decir esto: defenderemos el periodismo ruso que está siendo reprimido con este premio. Eso es todo. Intentaremos ayudar a las personas que ahora son reconocidas como agentes, que ahora son perseguidas, que son expulsadas del país”, dijo Murátov.

“No se atrevan a decir que el caso está resuelto”, en recuerdo de la periodista asesinada hace 10 años Anna Politkóvskaya

LEE MÁS: Historia del ‘Pravda’ en imágenes, el icónico periódico del Partido Comunista

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies