5 relojes rusos únicos fabricados en nuestros días

chaykin.ru; sturmanskie.ru; slava.su
El primer reloj del mundo para conocer la hora en Marte, el famoso reloj ‘Sturmanskie’ que Gagarin lució en su muñeca y otros modelos únicos de los que la industria relojera moderna puede estar legítimamente orgullosa.

1. El ‘Joker’ de Konstantín Chaikin

Este modelo diseñado por el relojero ruso más premiado, Konstantín Chaikin, es conocido en todo el mundo. La manufactura de Chaikin tiene ya 18 años. A lo largo de los años ha inventado muchos movimientos relojeros revolucionarios, que le han abierto las puertas del mundo de la Alta Relojería. Hasta la fecha, Chaikin es el único ruso admitido en la Academia Internacional de Creadores Independientes de Relojería [Académie Horlogère des Créateurs Indépendants, o AHCI].

El ‘Joker’ no es sólo un reloj, sino una de las invenciones de Chaikin. La esfera está hecha con la forma de la cara del Joker. Las agujas de las horas y los minutos se han sustituido por los discos giratorios de las “cuencas oculares” del Joker, mientras que las fases de la Luna se indican con la sonrisa característica del Joker. El movimiento único del reloj ha sido reconocido internacionalmente, hasta el punto de que hace tres años el reloj Clown, una variante del modelo ‘Joker’, fue galardonado con el Oscar de la industria relojera, un premio especial del Grand Prix d'Horlogerie de Genève. Era la primera vez en la historia que un relojero de Rusia recibía el premio.

Todas las piezas del ‘Joker’ están hechas exclusivamente a mano y hay que entrar en una lista de espera para conseguir este modelo (la manufactura de Chaikin está especializada en ediciones limitadas y no produce más de 100 relojes al año).

2. ‘Mars Conqueror’ de Konstantín Chaikin

El proyecto “Crónicas marcianas” de Chaikin tiene ya varios años. Cuando Elon Musk anunció que los humanos colonizarían el “planeta rojo” en breve, el maestro relojero se inspiró en la idea de crear un reloj que diera la hora... en Marte. A las piezas prototipo les siguió en 2020 un modelo que se lanzó a la producción (bueno, solo se fabricarán ocho relojes acabados).

Su caja de titanio se asemeja a las bahías de acoplamiento de las naves espaciales. Las manecillas de la esfera tienen forma de cohetes. Las agujas más grandes indican la hora en la Tierra. En el lugar de las 6 horas hay una esfera adicional que muestra simultáneamente la hora de Marte. El modelo también tiene un calendario de Marte con fechas en soles (un sol es un día solar en Marte). El relojero diseñó y patentó un movimiento mecánico único para hacer posible este ejercicio de mecánica cósmica.

3. Reloj ‘Poliarnie’ de la fábrica Raketa

La fábrica de relojes de Peterhof puede estar orgullosa de sus 300 años de historia. La tarea de revivirla en nuestros días ha sido asumida por los franceses y los aristócratas con antiguos y variados lazos con Rusia (la familia del conde Pahlen, por ejemplo, desempeñó un papel en el complot contra el emperador Pablo I). La fábrica de Raketa, recientemente relanzada, despegó hace varios años y la empresa tiene planes ambiciosos. Los coleccionistas están al acecho de los relojes de la época soviética, por lo que los nuevos propietarios de la fábrica están convencidos de que los productos actuales tendrán una acogida no menos entusiasta, tanto en Occidente como en el país.

El reloj ‘Poliarnie’ es una réplica de un modelo legendario de los años 70 que nunca llegó a producirse en serie (y que, por tanto, es especialmente codiciado por los coleccionistas). El reloj fue fabricado especialmente para las expediciones polares, y su singularidad radica en su mecanismo, capaz de hacer frente a cualquier requisito no estándar. Como es difícil saber cuándo es de día en la Antártida, la hora no se indicaba con una esfera estándar de 12 horas, sino con una de 24 horas. El ‘Poliarnie’ difiere del original sólo en un par de detalles. Además, está fabricado con las mismas máquinas herramienta de la época soviética. El modelo salió en una edición limitada el año pasado.

4. Reloj ‘Sturmanskie’ de la antigua fábrica Poljot

Poljot, o la Primera Fábrica de Relojes de Moscú, fue una legendaria planta soviética que llegó a producir un tercio de la producción de relojes de la URSS, pero tras la perestroika se dividió en varias pequeñas empresas. Así, el modelo ‘Sturmanskie’, que antes se fabricaba para los pilotos soviéticos (la producción en serie comenzó en 1949, pero sólo para las fuerzas aéreas, y los relojes no se vendían al público), pasó al Grupo Volmax, que los fabrica hoy en día bajo la marca ‘Sturmanskie’.

Gagarin llevó el ‘Sturmanskie’ cuando subió al espacio. El modelo tiene varias versiones básicas. La más famosa y popular es el Gagarin Heritage. Se trata de un reloj fabricado en serie y democrático, pero, al igual que en 1961, está equipado con el movimiento Poljot 2609, de gran precisión, desarrollado por la propia marca. Con motivo del 60º aniversario del primer vuelo al espacio, este año se ha lanzado una edición limitada del reloj con un grabado conmemorativo: es una copia exacta del reloj original de Gagarin.

5. El ‘Russian Roulette’ de la fábrica Slava

La fábrica Slava (antigua Segunda Fábrica de Relojes de Moscú) es otra empresa con un pasado complicado. En la década de 2000 pertenecía a un banco, que finalmente la subastó. Los activos (diseños técnicos, derechos de sus movimientos únicos) fueron adquiridos por la empresa de relojes Verni Jod (Movimiento Correcto), que en los años siguientes compró la marca actual. En la actualidad, Verni Jod fabrica muchos modelos históricos de Slava, que en su día estuvieron en todas las muñecas soviéticas.

El ‘Russian Roulette’ es quizás el reloj ruso contemporáneo más conocido. Se ideó en 2017 como resultado de una colaboración con el actor ruso Iván Ojlobistin, que sugirió un diseño basado en un revólver con una sola bala en su cilindro. La elaboración del diseño duró tres años. Es un reloj mecánico con una característica adicional en forma de disco giratorio con una bala. Al girar el cilindro, como en el juego de azar de los húsares, se puede tentar a la suerte: Sabrá si ha ganado o perdido gracias a una ventana situada en la parte superior de la esfera. Si la suerte está en su contra, verá una bala en la ventana (grabada con una calavera y huesos cruzados). El mecanismo que impulsa el movimiento del disco y detiene la bala en una de las cámaras está estabilizado por 16 imanes. Así, según los diseñadores, el reloj también es bueno para la salud de las personas, ya que es una especie de brazalete magnético del tipo que se usa para normalizar la presión arterial.

LEE MÁS: 10 teléfonos rusos con los no pasarás desapercibido…aunque lo intentes

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies