10 hechos sobre el compositor Ígor Stravinski que tienes que conocer

Getty Images
El legendario músico vivió 88 años (1882-1971). Fue testigo de dramáticos eventos en el siglo XX, que tuvieron una vívida expresión en sus obras.

1. Su padre era un famoso bajo en los Teatros Imperiales

Fiódor Stravinski, padre del famoso compositor ígor Stravinski

Uno de los compositores más radicales del siglo XX fue el hijo de un cantante de ópera, que en muchos aspectos encarnó la tradición musical del siglo XIX. El bajo Fiódor Ignátievich Stravinski fue premiado con el raro título de Artista de Honor de los Teatros Imperiales, donde trabajó durante un cuarto de siglo. Tenía 59 óperas en su repertorio. Algunos de sus papeles característicos incluían Varlaam en Borís Godúnov de Modest Mussorgski, Farlaf en Ruslan y Liudmila de Mijaíl Glinka, Miller en Rusalka de Alexánder Dargomyzhski, Orlik en Mazepa de Piotr Chaikovski.

Stravinski padre fue una figura prominente en la escena cultural de San Petersburgo. El pintor Ilyá Repin lo usó como modelo para uno de los cosacos en su famoso cuadro Los cosacos de Zaporozhian escriben una carta al sultán turco; y Fiodor Dostoievski fue un invitado en la casa del cantante.

2. Se convirtió en compositor gracias a Rimski-Korsákov

Fotografía (de izquierda a derecha): Ígor Stravinski, Rimski-Korsakov, su hija Nadezhda Rimskaya-Korsakova, su prometido Maximilian Steinberg, y Ekaterina Gavrilovna Stravinskaya née Nosenko, la primera esposa de Stravinsky, 1908.

El compositor a menudo describió a Nikolái Rimski-Korsákov como su segundo padre. Tras ingresar, por insistencia de su familia, en la facultad de derecho de la Universidad de San Petersburgo, Stravinski nunca tuvo una educación musical formal. Rimski-Korsákov se percató de su don y lo persuadió para que se matriculara en el conservatorio, y durante dos años le dio clases particulares él mismo, jugando un papel decisivo en el desarrollo profesional de Stravinski.

3. Se hizo famoso en Europa gracias a los Ballets Rusos de Diaghilev

Serguéi Diaghilev y Ígor Stravinski en París, 1921

Serguéi Diaghilev, el empresario famoso por promover el arte ruso en Europa y América, tuvo un papel transformador en la vida de Stravinski. Después de la primera “temporada rusa” en París, buscaba una pieza que pudiera superar el triunfo del programa anterior. Tras escoger el cuento ruso del pájaro de fuego para la trama, Diaghilev se lo encargó al joven compositor Stravinski. Su ballet El pájaro de fuego se convirtió en el punto culminante de la temporada de 1910. En 1911 el siguiente ballet de Stravinski, Petrushka, tuvo el mismo éxito. El compositor se hizo mundialmente famoso de la noche a la mañana. Trabajó con Diaghilev hasta la muerte de éste. Tuvieron una relación difícil, a veces tensa y problemática, pero ahora ambos descansan juntos, en la parte ortodoxa del cementerio de San Michele en su amada Venecia.

4. Provocó una revolución en el arte

Bailarines del ballet La consagración de la Primavera

El día 29 de mayo de 1913 se considera el punto de partida de la era moderna en las artes. Ese día se estrenó La consagración de la Primavera, producida por la compañía de Ballets Rusos de Diaghilev en París. Más tarde, Diaghilev, Stravinski, el artista Nicholas Roerich, el coreógrafo Vaslav Nijinski - todos los creadores de la producción - se pelearían entre sí, tratando de demostrar su decisiva contribución a su creación. El ensayo general, al que asistió literalmente “todo París”, terminó en un gran escándalo: el público silbaba, gritaba y daba golpes con las sillas, unos indignados y otros defendiéndolo. Su representación del pagano Rus resultó ser una obra compleja de las vanguardias. Solo hubo un par de representaciones del ballet. Sin embargo, la partitura de Stravinski se convirtió en uno de los ballets más populares, junto con El cascanueces de Piotr Chaikovski y Romeo y Julieta de Serguéi Prokófiev.

5. Su vida artística tuvo tres períodos

Ígor Stravinski

La carrera musical de Stravinski se divide tradicionalmente en tres etapas. Sus primeras décadas suelen denominarse el período ruso, ya que el compositor estudió el folclore ruso y experimentó con sus formas. A los primeros ballets les siguieron Les noces, Renard, la ópera Mavra y otros. Luego Stravinski dedicó varias décadas al neoclasicismo, abriendo esta fase de su carrera con Pulcinella, que también fue puesta en escena por la compañía de Diaghilev. Las obras maestras de este período incluyen los ballets Apolo, Le baiser de la fée, Sinfonía en tres movimientos, Orfeo, Agon, la óperas Edipo rey, y el melodrama musical Perséfone. El último período se suele denominar serial o dodecafónico: incluye Threni y Un Sermón, una narrativa y una oración, basadas en textos y motivos bíblicos, el drama musical El Diluvio, la pieza orquestal Variaciones: Aldous Huxley in memoriam.

6. Fue uno de los compositores más prolíficos de la historia

Su obra incluye más de 7.500 páginas de partituras musicales. Podía trabajar durante 18 horas al día. Su jornada laboral estándar, incluso en la vejez, era de diez horas.

7. Tenía un gran carisma

Claude Debussy and Ígor Stravinski

Al igual que sus padres, Stravinski era una figura atractiva para los que le rodeaban, y era un gran conversador. Era amigo, entre otros, de los miembros de “Les Six”: Claude Debussy, Marcel Proust, Pablo Picasso, Coco Chanel y Charlie Chaplin.

8. Compuso obras para el New York City Ballet

Ígor Stravinski y George Balanchine

La prolongada colaboración de Stravinski con el coreógrafo de ascendencia ruso-georgiana George Balanchine se ha comparado con la igualmente fructífera colaboración entre Piotr Chaikovski y Marius Petipa. A su primera producción conjunta - Apollon musagete (también conocido como Apolo) que fue puesta en escena en 1928 por los Ballets Rusos de Diaghilev - le siguieron otras partituras, nuevas versiones de los antiguos ballets del compositor. Tras la muerte de Stravinski, el coreógrafo y su compañía de ballet de Nueva York organizaron dos veces un festival de los ballets del compositor.

9. Vivió en Francia y EE UU tras la Revolución bolchevique

Ígor Stravinski con su familia en Suiza, 1929

Debido a la tuberculosis de su esposa, los Stravinski pasaban todos los inviernos en Suiza. Allí estaban cuando estalló la Primera Guerra Mundial. Después de la Revolución de 1917, el compositor decidió no volver a Rusia. Todos sus ahorros habían quedado en el país eslavo y la familia, que tenía cuatro hijos, tuvo que vivir en circunstancias financieras bastante difíciles durante mucho tiempo. En 1920 los Stravinski se establecieron en París, donde Coco Chanel, una antigua admiradora del compositor, les ayudó financieramente. Tras la muerte de su primera esposa y el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, que ocurrió casi al mismo tiempo, Stravinski se trasladó a EE UU.

10. Sus obras estaban prohibidas en la URSS

El fin del “idilio” entre los artistas de vanguardia rusos y el régimen soviético se produjo a finales de los años 20. Este hecho puso fin a la carrera del compositor en la URSS. No fue hasta la época del deshielo de Jrushchov, en 1962, cuando, fue invitado a dar conciertos en Moscú y Leningrado y celebrar su 80 cumpleaños. La leyenda dice que el líder soviético incluso lo invitó a quedarse en Rusia, pero Stravinski regresó a Nueva York, donde murió el 6 de abril de 1971. Según su testamento, fue enterrado en Venecia.

LEE MÁS: Shostakóvich, los enigmas de uno de los compositores más destacados del siglo XX

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies