Estos son los diez escritores extranjeros más adorados por los rusos

United States Library of Congress, Bibliothèque nationale de France, Getty Images, Pixabay
Estos brillantes autores cuyos libros no no fueron prohibidos en la URSS, se hicieron muy populares entre los lectores soviéticos. Y lo siguen siendo a día de hoy.

Al igual que el resto del mundo, los rusos son grandes fans de Tolkien y Rowling. Además, entre los bestsellers de las librerías rusas se encuentran las novelas populares en todo el mundo, como Shantaram de Gregory David Roberts, y Tan poca vida de Hanya Yanagihara. Sin embargo, te sorprenderá que los siguientes autores extranjeros sean amados por generaciones de los rusos desde una edad muy temprana.

1. Arthur Conan Doyle

Los rusos son grandes fans de las historias de detectives y adoran a Agatha Christie. Pero Sherlock Holmes es algo especial en Rusia. De hecho, hasta en el Reino Unido fue alabada la proyección soviética de Sherlock Holmes, por su alta calidad. El actor Vasili Livánov, que interpretó a Holmes, fue premiado con la Orden del Imperio Británico por la propia Reina.

Por cierto, el escritor ruso contemporáneo Borís Akunin ha escrito una serie de historias de detectives al estilo del siglo XIX. El personaje principal, Erast Fandorin, recuerda a los lectores a Sherlock Holmes, por lo que no es sorprendente que los libros de Akunin sean también bestsellers.

2. O. Henry

Uno de los cuentos más famosos de O. Henry en Rusia es El regalo de los Reyes Magos, mientras que tres de sus relatos Los caminos que tomamos, Hace pariente a todo el mundo y El rescate se amalgamaron para crear una película por uno de los más destacados directores soviéticos, Leonid Gaidái. El largometraje se titula Hombres de negocios, que ahora es un clásico de la comedia en Rusia.

3. Erich Maria Remarque

Este autor ha sido muy popular en la URSS y Rusia, aunque no se hicieron películas de sus obras. Muchas familias soviéticas, sin embargo, tenían en casa la colección completa de las novelas de Remarque, y aún hoy está entre los diez autores más vendidos en Rusia. Uno de los libros más queridos en Rusia es Tres camaradas (y ha sido puesto en escena durante más de 20 años en el Teatro Sovreménnik de Moscú).

4. Mark Twain

Difícilmente encontrarás a un niño ruso que no haya leído al menos un libro suyo, o bien Las aventuras de Tom Sawyer o Las aventuras de Huckleberry Finn. Al mismo tiempo, la lectura de El príncipe y el mendigo era obligatoria en las escuelas soviéticas, ya que mostraba que el estatus social no importa y que lo más importante es la personalidad, la capacidad de compartir y la amabilidad. Ambos libros también fueron adaptados a la gran pantalla en época soviética.

5. Lewis Carroll

Alicia en el país de las maravillas fue traducida al ruso muchas veces, una ellas fue realizada por Vladímir Nabókov, un gran fan de Carroll. Luego, grandes escritores soviéticos de literatura infantil, como Samuíl Marshak y Borís Zajoder, hicieron sus propias traducciones, además aparecieron muchas más. Tanto Alicia en el país de las maravillas como Alicia a través del espejo fueron adaptadas a las películas de animación soviéticas que se hicieron muy populares (aunque la trama sufrió algunos cambios).

6. Alejandro Dumas

Los tres mosqueteros ha sido por mucho tiempo el libro favorito de los chicos soviéticos y rusos. Solían jugar a mosqueteros, discutiendo quién debía hacer el papel de D'Artagnan. Tradicionalmente en la URSS criaban a los niños ensenándoles que deben salvar a las damas y realizar actos heroicos. De nuevo, una película soviética que se hizo icónica ayudó  mucho a que la popularidad de este libro se expandiese. El conde de Montecristo también fue muy popular, por su ejemplo de coraje, determinación en cualquier circunstancia, así como de honor.

7. Víctor Hugo

La popularidad de Nuestra Señora de París llegó a Rusia mucho antes que el famoso musical. Los soviéticos y los rusos simpatizaban con Quasimodo y se preocupaban por el destino de Esmeralda. Aún más popular en la Unión Soviética fue el libro Los miserables, por sus ideas revolucionarias.

En el 150º aniversario del nacimiento del autor, en 1952, en la URSS hicieron se hicieron postales conmemorativas. También se publicaron de manera separada extractos de Los miserables, llamados Gavroche y Cosette. En 1937, Gavroche se convirtió en una película, sin embargo, la trama era bastante diferente a la del libro.

8. Julio Verne

Cualquier adulto ruso puede recordar cómo en la niñez leía y soñaba en la dacha con los increíbles viajes que hacían los personajes de Julio Verne. Las novelas más populares fueron Los hijos del capitán Grant, La isla misteriosa y Veinte mil leguas de viaje submarino. Esta última inspiró a muchos niños a soñar con convertirse en ingenieros para construir sus propios submarinos.

9. Jack London

Mientras algunos niños lloraban por el destino de Colmillo blanco y estaban enojados con su dueño, otros se obsesionaban con la historia de amor y aventura de Tres corazones. En 1992 la proyección de esta novela fue una de las últimas películas filmadas en la URSS. Tuvo un gran éxito, entre otras cosas porque los actores eran estrellas de la serie soviética Gardes-marines, adelante!, que trata sobre los valientes oficiales de la época de los zares.

10. Charles Dickens

Sus personajes y sus desgarradoras tramas sobre la vida de las clases bajas eran muy familiares para un lector ruso criado en los libros de Fiódor Dostoievski. Los estudiosos de la literatura teorizan que el novelista ruso incluso tomó prestadas las tramas de Dickens.

Uno de los libros más leídos es Oliver Twist, mientras que Los papeles póstumos del Club Pickwick fueron proyectados en la época soviética y varias veces puestos en escena en los teatros de Moscú. Tener una colección de las obras de Dickens en los estantes de una casa era el sueño de cualquier persona educada, porque era un signo de gran intelecto y sofisticación.

Estos son los 7 libros más importantes de la literatura rusa.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies