Entrevista imaginaria con Fiódor Dostoievski: ¿qué diría sobre las redes sociales el gran escritor?

Global Look Press, Antón Románov
Hemos estudiado sus novelas y diarios en busca de respuestas a algunas cuestiones de actualidad.

Fiódor Mijáilovich, ¿qué opina de la “epidemia” de las redes sociales? Hoy en día muchas personas muestran su vida en las redes y no paran de publicar hermosas imágenes y citas ingeniosas, incluidas las suyas.

Para un hombre común de intelecto limitado, nada es más sencillo que imaginarse un personaje original y deleitarse con esa creencia sin el más mínimo recelo.

Vivimos en la edad de oro de la mediocridad y la insensibilidad, de la pasión por la ignorancia, la ociosidad, la ineficiencia y el ansia por lo prefabricado.

¿Qué opina de Tinder? ¿Se puede encontrar una compañía decente? ¿A qué aconsejaría prestar atención al hacer una elección?

Puede que me equivoque, pero me parece que la única manera de conocer a un hombre es por su risa. Si la risa de un hombre que conoces te inspira simpatía, ten la seguridad de que es un hombre honesto.

¿Cuándo fue la última vez que reíste?

El ruso ríe a menudo cuando debería estar llorando...

En estos días mucha gente se queja... y escribe interminables posts en Facebook sobre la depresión. ¿Cómo deberían combatirla?

El hombre es infeliz porque no sabe que es feliz. Eso es todo, ¡eso es todo! Si alguien lo descubre, se hará feliz de inmediato, en ese mismo instante... Cuántas veces me ha sucedido, por ejemplo, ofenderme por nada. Alguien que se conoce sabe que es por nada pero, sin embargo, lo prolonga hasta llegar al punto de estar realmente ofendido.

A juzgar por sus libros, usted también está familiarizado con la depresión. ¿Qué hace para hacer frente a un estado de ánimo bajo? ¿Quizás vaya a sesiones de terapia?

Uno puede vivir ignorando el hecho de que al alcance de su mano hay un libro en el que se describe toda su vida como si fuera un cuadro. Tan pronto como se comienza a leer un libro así, se pone uno tanto a recordar como a reflexionar y a predecir eventos.

No tiene cuentas en redes sociales, pero si las tuviera, ¿compartiría las cosas que escribe en su diario?

Si fuera posible (aunque no lo es debido a las leyes de la naturaleza humana) que cada uno de nosotros revelara todos sus pensamientos secretos, sin dudarlo, y dijera lo que tiene miedo de decir y lo que jamás contaría a otras personas… Si contara lo que teme contar a sus mejores amigos, lo que, de hecho, incluso a veces tiene miedo de confesarse a sí mismo, el mundo se llenaría de tal hedor que todos nos asfixiaríamos.

¿Cree en la sinceridad de quienes exponen toda su vida en redes sociales y publican sus confesiones?

Todo el mundo tiene recuerdos que no quiere ir contando a los cuatro vientos, que tan solo se los revela a sus amigos. Además, hay otras cuestiones que no revelaría ni siquiera a sus amigos, sino solo a sí mismo. Pero es que hay cosas que un hombre tiene miedo de contarse a sí mismo, y todo hombre honrado tiene cosas de este tipo almacenadas en su mente. Cuanto más honrado es un hombre mayor es el número de este tipo de cosas en su mente.

¿Qué piensa de la revelación de los casos de acoso, cuando las mujeres sacan a la luz los abusos y las humillaciones sufridas por los hombres?

Hay casos en los que las mujeres se alegran de ser insultadas a pesar de todas sus muestras de indignación. Hay casos de estos con todo el mundo y es que, a los seres humanos, en general, les encanta que les insulten, ¿no lo habia notado? Esto es particularmente cierto en el caso de las mujeres. Se podría decir que es su única diversión... Hay mujeres que solo sirven para ser amantes y nada más.

¡Eso suena un poco duro! Te arriesgas a provocar la ira de las feministas.

Puede que en ocasiones sea amable y haga favores a la gente, pero a menudo no veo ni la más mínima razón para hacerlos. La gente no es tan espléndida como para que valga la pena tomarse esa molestia.

¿Puede ser que tampoco le importe la opinión pública?

Solo los rusos están dispuestos a proclamar: “No me importa lo que la gente diga de mí” o “No podría importarme menos la opinión pública”. Y solo los rusos (los civilizados) tienen miedo de la opinión pública, de lo que los demás digan o piensen de ellos.

¿Se comprometería a intercambiar comentarios con los que odian?

En casos extremos hay una franqueza muy cínica cuando un hombre nervioso, irritado y fuera de sí, carece de miedo y está preparado para cualquier escándalo, incluso lo disfruta.

Actualmente, están desapareciendo el sentido del humor y el buen estilo y las obscenidades son tomadas como ocurrencias.

¡Resulta difícil de provocar! Finalmente, ¿qué consejo le daría a un joven de la Generación Z?

- Sobre todo, no te mientas a ti mismo. El hombre que se miente a sí mismo y escucha su propia mentira llega a tal punto que no puede distinguir la verdad dentro de él, o a su alrededor, y así pierde todo respeto por sí mismo y por los demás. Al carecer de respeto deja de amar y para ocupar su tiempo en ausencia de amor aviva pasiones y placeres groseros, y acaba por hundirse en la bestialidad de sus vicios. Y todo ello por la continua mentira a los otros hombres y a sí mismo.

¿Por qué algunos rusos odian a Dostoievski?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies