¿Por qué este artista moscovita hace grafitis religiosos? (Fotos)

alexandrtsypkov
Sus creaciones aparecen en los lugares donde uno espera encontrarse este tipo de expresiones artísticas: en las paredes de bloques de apartamentos o bajo puentes. Sin embargo, son representaciones de Jesucristo o la Virgen María.

Un enorme grafiti de Jesucristo apareció en Moscú a finales de octubre. No fue el primero y no será el último. Fue pintado sobre un puente por Alexánder Tsipkov, de 28 años. El artista tuvo que subirse en una escalera para completar la obra, que alcanza casi cinco metros de altura.

“El primer grafiti de este tipo lo hice con unos pocos compañeros de clase en el instituto de arte, hace unos cinco años”, explica Alexánder a Russia Beyond. Los estudiantes estaban de prácticas en Rostov Veliki, donde decidieron visitar iglesias abandonadas y pintar dentro de ellas. “En Rusia hay muchos monumentos arquitectónicos abandonados. Hay miles de ellos, olvidados y cayéndose a pedazos, literalmente. Así que fuimos allí para crear conciencia”, aclara el artista.

Después de pasar por la universidad, Alexánder pintó principalmente mosaicos e iconos en y para las iglesias. Sólo en mayo de este año él y un grupo de artistas del grafiti salieron a las calles. “Lo primero que hice fue dibujar un gran Salvador. Fue realmente genial. Me di cuenta de que eso es lo que quería hacer”.

La pintura de iconos mediante la técnica del grafiti es un intento de sacar los iconos de las iglesias y llevarlos a la vida cotidiana de la gente, para reinterpretarlos en un nuevo contexto, asegura. “La pintura de iconos es un arte hermoso, dio inicio al Renacimiento. Pero aunque Rusia tiene muchos pintores de iconos talentosos, el arte eclesiástico está en crisis en estos días. Pensé, ¿por qué no crear iconos con nuevos materiales, pero sin apartarse del canon?”.

Alexánder afirma que el arte religioso goza de una corriente principal, pero generalmente carece de libertad.

“En las iglesias ordinarias de hoy en día, vemos imágenes doradas, serenas y sentimentales que atraen a los bábushkas de la iglesia. Uno las ve pero no son creíbles, el dorado resulta falso. A veces la Iglesia instruye al artista para que haga sonrosadas las mejillas de la Virgen, y para que ella sea bella y sus manos tan vivas que quieras tocarlas. Eso no es bueno. Siempre quise dibujar con estilo libre en la calle, no depender de nadie, mirar ejemplos de los siglos XV y XVI y probar a hacer algo propio”.

La actividad de Alexánder forma parte de un gran proyecto artístico llamado After Icon, en el que participan varias docenas de artistas. El proyecto abarca desde la organización de exposiciones en museos y la catedral de Cristo Salvador hasta la creación de arte callejero. El objetivo es reavivar el diálogo sobre el cristianismo en el arte contemporáneo.

Alexánder tiene la bendición de la Iglesia ortodoxa para sus grafitis y nunca ha encontrado oposición a estos. “Sólo algunos fanáticos religiosos y pintores regionales de iconos se oponen. Algunos me encuentran en las redes sociales y escriben que estoy manchando el nombre de Cristo, y que cualquiera puede llegar y escribir o dibujar algo malo sobre estos rostros sagrados. Pero eso nunca ha pasado. Otras obras aparecen alrededor de mis grafitis, pero nunca encima de ellos”.

Alexánder dibuja en los mismos lugares que los artistas de grafiti tradicionales: patios traseros, techos, debajo de puentes. En algún lugar tranquilo, dice. Al mismo tiempo, entiende que podría ser arrestado por vandalismo. “Realmente me gustaría hacer algo enorme y grandioso, cubrir toda la fachada de un edificio de varios pisos”, dice. Pero la administración de la ciudad no apoya estos planes. Hasta la fecha, la única obra para la que ha recibido autorización por parte de las autoridades ha sido un enorme salmo creado en un festival de arte callejero en Odintsovo, en la región de Moscú.

Pincha aquí para saber cuáles son las mejores obras de arte callejero de Moscú y cómo encontrarlas (Fotos)

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies