El gigantesco monumento ‘La Patria llama’ recibe un EPICO tratamiento de belleza (Fotos)

Alexéi Voljonski/V1.RU
El tamaño del monumento es tan grande que los trabajadores se han encontrado con descubrimientos sorprendentes en su interior.

La Madre Patria llamaen Volgogrado es un monumento épico. Con sus 85 metros de altura, es la estatua más alta de Europa y el monumento más famoso de la Segunda Guerra Mundial en Rusia. Por ello, sus obras de restauración son igualmente ciclópeas.

Se trata de la mayor reforma que ha tenido el monumento desde su inauguración en 1967.

Ya se han realizado en ella trabajos de remozamiento con anterioridad e incluso los ingenieros tuvieron que cambiar la espada entera en 1972, ya que resultaba ser demasiado pesada, poniendo en peligro toda la construcción.

Hoy en día, los obreros de la construcción se concentran en las grietas en las piernas, las manos y el vestido de la estatua. También están instalando protección contra pájaros en sus ojos y “cepillando” sus dientes. Como resultado, se espera que la estatua acabe siendo más clara en cuanto al color y luzca renovada.

El tamaño del monumento y la cantidad de trabajo requerido es tan enorme que los trabajadores han tropezado inesperadamente con algunos descubrimientos sorprendentes mientras estaban de servicio. “Mientras realizábamos trabajos en el interior de la estatua, encontramos cuartos enteros llenos de desechos que su constructor dejó allí en 1967. También encontramos 1.200 rublos que se dejaron los trabajadores que hicieron una renovación en 2010”, ha contado el gerente de construcción, Vladímir Antónov.

Está previsto que las obras concluyan en 2020, justo antes del 75º aniversario del Día de la Victoria de la Segunda Guerra Mundial, celebrado cada año el 9 de mayo.

Levantada en 1967, en la ciudad antes conocida como Stalingrado, esta estatua épica es una imagen alegórica de la Madre Patria que llama a su pueblo a protegerse del agresor, de la Alemania nazi y de sus aliados.

Conmemora la batalla de Stalingrado, un enfrentamiento titánico que se convirtió en uno de los momentos más cruciales en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial.

En el marco del complejo conmemorativo del monumento La Madre Patria llama están enterrados en una fosa común 35.000 soldados soviéticos.

Pincha aquí para ver el monumento moscovita dedicado a Mijaíl Kaláshnikov.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies