7 personajes populares que a menudo aparecen en los chistes rusos

STV
Han inspirado cientos de bromas, y chascarrillos pero ¿quiénes son exactamente?

En Rusia encontrarás todo tipo de chistes sobre política, sexo e incluso sobre suegras, pero también hay anécdotas hilarantes que giran en torno a personajes arquetípicos, desde espías legendarios hasta célebres héroes de guerra. Aquí hay una lista de siete personajes que muy probablemente aparecerán en algún chiste contado por tu amigo ruso.

1. Stirlitz

Max Otto von Stirlitz, también conocido como el “James Bond soviético”, es un espía ficticio que se embarcó en una famosa misión encubierta con el objetivo de infiltrarse en el alto mando alemán en 1945. Fue el protagonista de una popular serie de libros que luego fue adaptada en una serie de televisión llamada Diecisiete instantes de una primavera. La mayoría de los chistes sobre Stirlitz adoptan un estilo de “humor seco”, imitando las voces en off de la televisión para satirizar los defectos del protagonista y burlarse de su continua rivalidad con el general nazi Heinrich Müller. A pesar del tono serio, las anécdotas están llenas de ingeniosos y divertidísimos juegos de palabras.

Aunque Stirlitz se ha convertido en el blanco de bromas comunes en la cultura popular, sigue siendo un personaje muy querido en Rusia. Se rumorea que el presidente Putin era un gran fanático del doble agente porque admiraba su integridad y habilidad. Esto es lo que dijo una vez sobre la serie: “Lo que más me sorprendía era cómo el esfuerzo de un hombre podía lograr lo que enteros ejércitos no podían”. Echa un vistazo a algunos de los chistes más divertidos de Stirlitz:

  • Mientras deambula por las calles de Berlín, Stirlitz se da cuenta de que la gente lo mira sospechosamente. “¡Me han descubierto! Me pregunto cómo. Serán mis viriles rasgos rusos... o será el paracaídas que llevo en la espalda?”.
  • Stirlitz entra en la oficina de Müller y se lo encuentra muerto en el suelo. “Debe haberse suicidado con veneno”, supuso mientras tocaba pensativamente el hacha incrustada en la espalda de Müller.
  • Stirlitz abre una puerta y una luz se enciende. Stirlitz cierra la puerta y se apaga la luz. Stirlitz abre la puerta de nuevo; la luz vuelve a encenderse. Stirlitz cierra la puerta; la luz se apaga de nuevo. Stirlitz deduce: “Es un refrigerador”.
  • Stirlitz se acerca a Berlín, que está cubierta por el humo de los incendios generalizados: “Debo haberme dejado la plancha encendida”, piensa con ligera irritación.

2. Vóvochka

“Vóvochka”, es el diminutivo del nombre “Vladímir”, es el equivalente ruso de “Jaimito”. No te dejes engañar pensando que se trata de un inocente niño pequeño, irónicamente es todo lo contrario. Es el Bart Simpson de Rusia, pero peor educado. Malhablado, se dedica a beber, fumar, maldecir y es propenso a gastar bromas de humor grueso y soltar comentarios sarcásticos a sus padres y a su maestra de escuela María Ivánovna.

  • La maestra le pregunta a Vóvochka: “¿Cuánto es 5+5?”. “Once”, responde el chico. “Vóvochka, por favor, sácate las manos de los bolsillos de los pantalones mientras cuentas!”.
  • Vóvochka está haciendo sus deberes del colegio. En el libro de texto, hay una pregunta: “¿Qué separa la cabeza del cuerpo?”. Vóvochka recapacita un segundo y escribe: “Un hacha”.
  • Vóvochka le dice a su padre: “Anoche me acosté con la abuela”. “¿Qué? ¿Pero por qué?”, pregunta su padre. “Estabas haciendo el amor con mi madre, así que, ¿por qué no puedo hacer lo mismo con tu madre?”.

3. Porúchik (teniente) Rzhevski

Porúchik Rzhevski es un personaje que apareció por primera vez en la obra de teatro Hace mucho tiempo, escrita por Alexander Gladkov y más tarde en el musical Gusárskaia ballada (La balada del húsar) de 1962, una de las mejores comedias hechas en Rusia. Por lo general, se le describe como un oficial irrespetuoso que carece de sofisticación y clase, pero que tiene acceso a eventos de la alta sociedad debido a su rango militar. Su comportamiento vulgar contrasta a menudo con los elegantes manierismos de la élite aristocrática, lo que genera comicidad. Los chistes de Porúchik a veces incluyen a Natasha Rostova y Pierre Bezújov, conocidos personajes de la novela Guerra y paz de Lev Tolstói.

Natasha Rostova baila con Pierre Bezújov en un baile de la alta sociedad: “Pierre, ¿no es eso grasa en tu cuello?”. “¡Oh, cómo pude perderme un defecto tan terrible en mi vestimenta, estoy tan avergonzado!”. Luego baila con el príncipe Bolkonski: “Andréi, ¿no hay una mancha de comida en tu túnica?”. Finalmente, baila con Rzhevski: “¡Porúchik, tus botas están cubiertas de barro!”. “No es barro, es mierda. No se preocupe, mademoiselle, se caerá cuando se seque”.

4. Rabinóvich

Rabinóvich (un apellido obviamente judío) es el estereotipo de judío soviético, con un comportamiento astuto y una visión escéptica de la vida. A menudo es retratado como un personaje amargado y cínico al que no le gustan los funcionarios del gobierno y que sueña con instalarse en Israel, su verdadera patria. Es posible que te encuentres con chistes en los que se le presenta como un otkaznik, una persona a la que se le niega el permiso para emigrar de la Unión Soviética.

  • Oficial: “Su solicitud dice que no tiene familiares en el extranjero, pero en otro lugar menciona que tiene un hermano en Tel Aviv. ¿Cómo puede ser esto cierto?”. Rabinóvich: “¡Él no está en el extranjero, pero yo sí!”.
  • “Camarada Rabinóvich, ¿por qué no estuvo presente en la última reunión del Partido Comunista?”. “Nadie me avisó de que sería la última. Si lo llego a saber, hubiera invitado a toda mi familia”.

5. Chapáiev

Vasili Chapáiev, un famoso soldado que luchó en la guerra civil rusa, sigue siendo recordado por su heroísmo y su destreza como comandante del Ejército Rojo. Se convirtió en un venerado ídolo gracias al escritor Dmitri Fúrmanov, que escribió una novela popular llamada Chapáiev, en la que el intrépido comandante dirige un ataque contra las tropas del Ejército Blanco con la ayuda de sus dos compañeros: su leal camarada Petka y la ametralladora Anka. El libro se convirtió en 1934 en una película de éxito de los hermanos Vasíliev. El héroe revolucionario sigue apareciendo en películas, novelas, canciones, videojuegos y, por supuesto, en innumerables chistes.

  • Petka ve a Vasili Ivánovich cavando un hoyo. “Vasili Ivánovich, ¿por qué estás cavando un hoyo?” “Fúrmanov quiere que me una al partido. Así que necesito una foto para el carnet”. “Pero, ¿por qué cavas agujero tan profundo?”. “Bueno, me haré la foto montado en mi caballo, ¿sabes?”.
  • “Suspendí mi examen de historia, Petka. Me preguntaron quién era César, y contesté que era un semental de nuestro 7º escuadrón de caballería”. “Es culpa mía, Vasili Ivánovich, mientras usted no estaba, lo reasigné al 6º”.
  • Chapáiev, Petka y Anka, mientras se esconden de los blancos, empiezan a arrastrarse por un campo: Anka primero, luego Petka y Chapáiev el último. Petka le dice a Anka: “¡Anka, mentiste sobre tu ascendencia proletaria! Tu madre tiene que haber sido una bailarina, ¡tus piernas son tan finas!”. Chapáiev responde: “¿Y tu padre, Petka? Tiene que haber sido un labrador, el surco que dejas detrás de ti es tan profundo…”.

6. Nuevos rusos

En el período posperestroika, tras el colapso de la Unión Soviética, surgió todo un universo de chistes sobre una nueva clase de empresarios y mafiosos conocidos como “nuevos rusos”. Cuando Rusia hizo la transición a una economía de libre mercado, estos hombres se convirtieron en millonarios de la noche a la mañana porque emplearon tácticas criminales para enriquecerse rápidamente. Son presentados siempre como hombres con sobrepeso, vestidos con llamativos trajes carmesí y cadenas de oro, conduciendo coches de lujo y presumiendo de su nueva riqueza.

  • Un investigador de la policía le pregunta a un nuevo ruso: “¿Tiene una coartada?”. “En efecto. ¿Puedo pagar en moneda extranjera?”.
  • Un nuevo ruso sufre un accidente automovilístico. Se tropieza al salir del coche y resulta que ha perdido el brazo izquierdo en el choque. Se pone a gritar: “¡Oh, Dios mío, mi coche! ¡Mi coche!”. Un transeúnte dice: “¿Tu coche? ¡Mira tu brazo!”. “El nuevo ruso mira hacia abajo y se lamenta: “¡Oh, Dios mío, mi Rolex!”.
  • El hijo de un nuevo ruso se queja a su padre: “Papá, todos mis compañeros de escuela van al colegio en el autobús, yo parezco un bicho raro en este Mercedes 600”. “No te preocupes, hijo mío. Te compraré un autobús y así irás como todos los demás”.

7. Sherlock Holmes y el Doctor Watson

Los rusos siempre han sido grandes fans de los relatos de Sir Arthur Conan Doyle sobre el detective británico Sherlock Holmes y su ayudante, el doctor Watson. En la década de 1980, se emitió en la televisión soviética una aclamada adaptación de las aventuras del detective que se convirtió en un éxito instantáneo en todo el país, dando lugar a una serie de bromas sobre el sabueso británico y su acompañante. Es una de las mejores series de televisión que se han hecho en Rusia y es reconocida internacionalmente como una obra maestra de la cultura. Vasili Livánov, protagonista de la serie de televisión, fue galardonado con la Orden del Imperio Británico (OBE) por su excepcional interpretación de Sherlock Holmes.

Un dato curioso: el siguiente chiste fue votado una vez como el más divertido del mundo.

Sherlock Holmes y el doctor Watson se van de acampada. Levantan su tienda bajo las estrellas y se van a dormir. En medio de la noche Holmes despierta a Watson: “Watson, mira las estrellas y dime qué puedes deducir”. Watson dice: “Veo millones de estrellas y esto significa que, si algunas de ellas tienen planetas, es muy probable que haya algunos como la Tierra, y si hay algunos planetas como la Tierra ahí fuera, también podría haber vida en ellos”. Holmes le responde: “Watson, idiota, alguien ha robado nuestra tienda”.

Pincha aquí para leer los 10 mejores chistes sobre el Ejército ruso

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies