13 fotos que muestran que la juventud soviética sabía divertirse

En todo el mundo los años universitarios están llenos de bailes, encuentros con amigos y buenos momentos. A pesar de la escasez de alimentos en las tiendas y la falta de ropa elegante, la juventud soviética no fue una excepción.

Mens sana in corpore sano: “mente sana en cuerpo sano” fue uno de los principales lemas que marcó la vida de los ciudadanos soviéticos. Esquí, senderismo y fútbol: los jóvenes nunca se quedaban sentados en casa y practicaban deporte de forma activa.

¡En realidad, conducir un tractor era atractivo!

Los jóvenes, tras graduarse de los colegios, siempre celebraban la despedida de la infancia en la Plaza Roja, caminando a lo largo de los malecones de Moscú hasta la madrugada.

La residencia de estudiantes de la Universidad Estatal de Moscú era como una enorme comuna. Cocinar, prepararse para los exámenes y divertirse: los compañeros de cuarto hacían todo juntos.

La élite de la nación, cosmonautas; y sobre todo chicas, como puedes ver. Después del primer vuelo espacial de Gagarin, la mayoría de los niños soviéticos decían que hacerse cosmonauta era su objetivo en la vida.

Servir en el Ejército se consideraba una profesión de prestigio y todos los jóvenes estaban obligados a cumplir al menos dos años del servicio militar (“pagar la deuda a la Patria”). Si un chico no sirvió en el ejército, algunas chicas incluso se negaban a salir con él.

El baile era una parte importante de todas las celebraciones y la amistad entre las naciones era un elemento imprescindible en los lemas soviéticos. Esta noche claramente hay una celebración de amistad internacional.

El 1 de Mayo era una de las fiestas más esperadas. En esta foto, mujeres de una sociedad voluntaria para la cooperación con el ejército participan en un desfile en el centro de Moscú.

Era muy importante ser miembro del Komsomol (Unión Comunista de la Juventud). La ceremonia de admisión era un gran día para los jóvenes soviéticos.

El senderismo era otro pasatiempo popular de la juventud soviética. Las canciones líricas de la época conmemoran las escaladas en las montañas de Crimea y la región del Cáucaso. Los jóvenes tocaban la guitarra y se enamoraban.

Los voluntarios pasaban los veranos en campamentos de construcción y para todos los que alcanzaron la mayoría de edad en la Unión Soviética, este es uno de sus recuerdos favoritos.

Recoger los restos de metal y papel para reciclarlos era cuestión de orgullo para los ciudadanos soviéticos. Se preocupaban por el bienestar del planeta antes de que se pusiera de moda.

El patinaje sobre hielo era una buena razón para quedar con una chica, igual que una discoteca, y esta tradición fue idealizada en la popular película soviética La Puerta Pokróvskie (Pokróvskie Vorota, en ruso).

Descubre aquí las cinco cosas que nunca agradecimos a la Unión Soviética.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies