Por qué los rusos construyen iglesias en trenes y barcos (Fotos)

Kirill Braga/Sputnik
Estas extrañas iglesias gozan de muchas formas y tamaños, pero todas tienen una cosa en común: ¡se mueven!

Las iglesias portátiles, dedicadas a la obra misionera, han sido populares en Rusia desde mediados del siglo XVIII y solían ser trasladadas a todos los rincones del país donde no había iglesias permanentes. Hoy en día estas iglesias móviles se construyen de las maneras más extraordinarias.

1. Iglesia-tren

Los trenes-iglesias aparecieron en el Imperio Ruso a finales del siglo XIX. En la puerta principal del vagón había un frontispicio y pequeño campanario, formado por una cruz y tres campanas. Una gran escalera de hierro unía la plataforma con el “campanario”. Hasta 1917 algunas iglesias sobre raíles fueron construidas especialmente para ser usadas en el norte de Rusia, más específicamente en Siberia y los Urales.

En la actualidad, la Iglesia ortodoxa rusa tiene alrededor de 10 iglesias ferroviarias que se utilizan para transportar capillas y celebrar sermones. Estos vagones, por ejemplo, se pueden acoplar a trenes normales y trenes con destino a un lugar de peregrinación.

Una iglesia-tren, al igual que una iglesia de las de siempre, tiene en su interior un altar, un iconostasio y una pequeña campana. Incluso alberga una pequeña biblioteca.

En Nizhni Nóvgorod se instaló un santuario dentro de uno de estos vagones, mientras se completaba una iglesia cercana. El ferrocarril local regaló entonces este vagón a una eparquía local y más tarde acabó convirtiéndose en iglesia.

2. Iglesia flotante

En 1910 se construyó la primera iglesia-barco de vapor en honor a San Nicolás. La iglesia fue construida en un barco inglés que databa de mediados del siglo XIX y el proyecto fue financiado por comerciantes de Astracán. La iglesia flotante fue utilizada para obras misioneras en el Volga.

En la Rusia postsoviética, la primera barcaza-iglesia flotante apareció en Volgogrado en 1999.

En 2004 se construyó una iglesia flotante en una barcaza de desembarque llamada Olmeka en Volgogrado. El barco, que era un regalo del Ministerio de Defensa, fue bautizado con el nombre de San Vladímir.

Por lo menos otras dos docenas de iglesias flotantes, hechas de barcazas y remolcadores, navegan a lo largo de los ríos Lena, Aldán y Viliuy.

3. Iglesia-bus

En Tartaristán, se puede encontrar una iglesia-bus adornada con cúpulas y equipada con suministros básicos para la iglesia. El sacerdote ortodoxo local se sienta detrás del volante y conduce el autobús hasta aldeas remotas de todo el país. El sacerdote vendió su propio coche para poder construir la iglesia en un viejo autobús de LiAZ. Voluntarios y ayudantes viajan con él. El autobús tiene capacidad para 50 feligreses.

4. Iglesia-coche

En la región de Ivánovo, se ha construido una iglesia dedicada a Vladímir el Grande a partir de un viejo coche de GAZelle. Hay iconos dentro del coche y una pintura ortodoxa en el exterior. Los sacerdotes locales viajan por toda la región en este coche para poder llevar a cabo servicios religiosos y administrar sacramentos como bautismos.

5. Iglesia-camión

La presencia de iglesias móviles, construidas en la parte trasera de camiones (generalmente camiones KAMAZ), es algo común en el ejército ruso. Comenzaron a aparecer a principios de los años 2000. Sólo se necesitan dos personas para construir la iglesia y el interior puede albergar hasta 100 fieles. No sólo existe suficiente espacio para un iconostasio y los utensilios habituales de una iglesia en el interior, sino que también se puede instalar en ella una celda monástica, un calentador de agua y un cargador automático de baterías. Todos los iconos están firmemente fijados en las paredes y hasta hay una cúpula con cruz montada en la parte superior del camión. El exterior está pintado con colores de camuflaje.

6. Iglesia voladora

La Iglesia ortodoxa a veces alquila aviones y helicópteros, equipados con utensilios eclesiásticos, para llevar a cabo procesiones sagradas a gran escala y transportar santuarios sagrados. Normalmente vuelan a las fronteras de Rusia o a regiones específicas dentro del país.

7. Iglesia aerotransportada

Otro tipo extraño de iglesia móvil es el utilizado por las tropas aerotransportadas rusas. Estas son arrojadas directamente desde un avión. Plegada, cada iglesia pesa casi una tonelada.

Sólo sacerdotes lo suficientemente valientes como para saltar en paracaídas de un avión se encargan de ensamblar estas iglesias.

¿Sabes que los rusos “mejoran” edificios añadiéndoles aviones? Pincha aquí para ver algunas sorprendentes fotos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies