El “Stephen King ruso” hizo increíbles fotos del país eslavo… hace un siglo (Fotos)

Foto de archivo
El escritor Leonid Andréiev, famoso por los mundos oscuros y misteriosos que creó en sus obras, (1871 - 1919), fue también un fotógrafo aficionado con talento. Sus imágenes de principios del siglo XX parecen haber sido hechas ayer y publicadas en Instagram.

Imagínate a un sacerdote poco sensible que trata de hablar con su hija, que más tarde se suicida. Imagínate cómo atacan a una pareja de jóvenes y después de que los vagabundos violen a la chica, su compañero hace lo mismo. ¿Suena duro? Ese es el mundo de los relatos cortos de Leonid Andréiev.

“Se concentró en el lado temible y horrible de la vida”, comentó sobre Andréiev el escritor Dmitri Bíkov en una conferencia. Bíkov llama a Andréiev el “Stephen King ruso”. Este autor, aunque murió hace casi un siglo, realmente sabía cómo asustar a la gente.

Sin embargo, más allá de sus obras literarias, Andréiev era un hombre agradable que amaba a su familia y disfrutaba de la naturaleza. El escritor solía dibujar en su juventud y sabía manejar la cámara de fotos bastante bien. Ha dejado decenas de pintorescas imágenes. Aquí te ofrecemos algunas de ellas.

Andréiev trabajó con la placa autocroma de los hermanos Lumière, que fue muy popular en Europa a principios del siglo XX. Esta es la imagen de su segunda esposa, Anna, en Marsella, tomada en 1910.

Y este es el mismo Leonid Andréiev, tal vez con otra horrible historia en mente.

Daniil, el segundo hijo de Andréiev (foto tomada en 1912). Alexandra, la primera esposa de Andréiev, murió de fiebre puerperal después de dar a luz a Daniil, por lo que el escritor tenía una relación difícil con su hijo. Sin embargo, Daniil creció hasta convertirse en escritor y filósofo.

Andréiev (sin barba), su amigo Filipp Dobrov y Daniil (1912), en su casa de campo en Vammelsuu (ahora Serovo, un distrito de San Petersburgo).

Disfrutando de la vida rural. Andréiev pasaba mucho tiempo en el campo, buscando descanso de su vida nerviosa.

Andréiev apreciaba a su familia. El sentido del amor es inmanente en sus obras. “Como el aire, la comida o el sueño, el amor es necesario para mi existencia como ser humano”, escribió en su diario.

El escritor adoraba la filosofía también. Una vez, como recordaba el autor Maxim Gorki, entonces amigo de Andréiev, estuvieron hablando sobre Dios durante 19 horas y se bebieron 3 samovares de té. Escritores rusos, ya sabes.

Andréiev no aceptó la revolución bolchevique de 1917 y abandonó Rusia, pero no fue demasiado lejos, instalándose en Finlandia, bastante cerca de San Petersburgo.

Andréiev junto a su tercer hijo, Savva. El escritor tuvo cinco hijos.

Murió en 1919 a la edad de 48 años, de una enfermedad cardiaca. Aunque fue enterrado en Finlandia, en los años 1950 los restos del “Stephen King ruso” fueron trasladados a San Petersburgo, y probablemente su corazón, siempre tan ansioso, por fin encontró paz.

Hace siglo y medio el gran escritor ruso Fiodor Dostoievski acabó su icónica novela El idiota sobre un personaje similar a Cristo en una época difícil. Te proponemos que eches un vistazo a estas razones para leer la maravillosa novela.

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies