Moscú ciberpunk: vuelta de tuerca a las afueras de la capital rusa (Fotos)

El fotógrafo Konstantín Vijrov retrata por la noche remotos distritos de la capital rusa, de manera que evocan escenas de ‘Blade Runner’.

Señales de neón, edificios oscuros, mercados locales, droguerías, sex-shops y una sucesión de imponentes edificios. Estas vistas son muy familiares para muchas personas, así que ya ni les prestan atención. Aunque de vez en cuando hay a quienes se inspiran con estas escenas.

El fotógrafo moscovita, Konstantín Vijrov, es una de esas personas. Sus imágenes de la capital rusa son como instantáneas de una película ciberpunk, como podría ser Blade Runner, por ejemplo. Luces fluorescentes, vapor entre las sombras, personajes sombríos... solo que en lugar de aliens, Harrison Ford o Ryan Goslin, se retratan ciudadanos moscovitas de a pie.

Normalmente hace fotos en los distritos más remotos de la capital, lejos de la Plaza Roja y del glamuroso centro. Al principio, nombró de manera irónica su página de VK, donde cuelga las fotos, como “Sacando fotos para kebabs”, pero la rebautizó como “Boodncock Runner”, en referencia al clásico de Ridley Scott.

Vijrov parece ser escéptico respecto a Moscú: “Una urbanización anormal, modernos edificios que están demasiado cerca unos de otros y junto a otros que son soviéticos, mercados por todos lados. Es algo podrido, tanto por fuera como por dentro. Lo único que nos queda es volvernos locos y disfrutarlo como espectadores”, declaró a Tjournal. Al mismo tiempo, declaró que siente una especie de síndrome de Estocolmo con la ciudad, y que eso se puede apreciar en las imágenes, llenas de melancolía y de gracia urbana.

Aquí te contamos cómo sobrevivir a un apocalipsis zombie en el metro de Moscú. 

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies