Yuri Chugúyev, el músico soviético-andaluz que estrenará su obra ‘Crimea’ en Yalta y Sebastopol

Llegado a España en 1991 con la intención de trabajar en una orquesta durante un año, regenta diversos negocios, compone, viaja por el mundo dando conciertos y su música ha deleitado el Papa Francisco.

Yuri Chugúyev se parece mucho a Daniel Craig, pero habla usando expresiones andaluzas que pronuncia con un marcado acento eslavo. Me recibe en el Ispaña, uno de sus negocios en la Plaza de la Merced de la ciudad costasoleña de Málaga. Nacido en Moscú hace cosa de medio siglo, llegó a España en 1991 para incorporarse como percusionista a la recién creada Orquesta Ciudad de Málaga. Con sus ojos claros, me cuenta cómo se cruzó en su destino la ciudad natal de Picasso o Antonio Banderas.

“Un día, en el conservatorio, un profesor me dijo que habían colgado en el tablón de anuncios una oferta para trabajar en el extranjero, en España”. Por aquel entonces, aquel joven no tenía ni idea de dónde colocar Málaga en el mapa, y quería “ganar un poco de dinero, porque era la orquesta mejor pagada de España, y volver”. Al día siguiente de recibir la noticia, se presentó a las pruebas, siendo seleccionado.

En Moscú se encontró con Francisco Flores, el entonces Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, al que preguntó por la duración del empleo. La respuesta del político fue casi profética: “Si te gustan nuestro mar, nuestro sol y nuestras mujeres, para siempre”. Al poco tiempo, volaba desde la capital soviética a la ciudad mediterránea que se convertiría en su país de adopción.

Chugúyev se considera español de origen soviético. No es de extrañar. Como en el conocido caso del cosmonauta, Serguéi Krikaliov, su patria, la URSS, desaparecía mientras él se encontraba en órbita extraña. No podría retornar nunca a este.

“Los años 90 fueron, por decirlo de una manera amable ‘diferentes’. Rusia no era el mejor lugar para vivir. Todo se caía a pedazos y aquello no parecía importarle a nadie. Ahora es otro país, gracias a Putin en gran parte. Allí soy más “guiri” (extranjero) de lo que lo soy aquí. A Rusia voy de vacaciones, o a dar conciertos”.

Una carrera llena de éxitos

Este profesor-músico de la Orquesta Filarmónica de Málaga, también compositor, ha llevado su música por medio mundo. Su oratorio Ecumenicon (textos bíblicos para coro de 4 voces, se estrenó en la Basílica de Guadalupe (México) en el año 2007, obteniendo la recomendación de la Santa Sede. En el año 2009 fue galardonado con el premio Gustav Mahler de la Unión Europea de las Artes y, el año siguiente se alzó con el premio del 25 Festival Internacional Católico de Cine y Multimedia "Niepokalanów" (Polonia). 

La música de Chugúyev ha llegado ante el mismo Papa Francisco. Fue 2016, en Ereván, capital de Armenia, durante un concierto en el que se pudieron escuchar sus Cuadros Sinfónicos sobre Picasso.

La fantasía sinfónica “Crimea”

Chugúyev visitó Crimea en septiembre del 2017 para dirigir allí unos conciertos de música española, con temas tan clásicos como La boda de Luis Alonso. Estando en su hotel, fue visitado por las musas.

“Paseando me encontré con una placa en la que aparecían los nombres de algunos personajes que se habían alojado allí. Modest Músorgski, Nikolái Rimski-Kórsakov, el poeta Nikolái Alekséyevich Nekrásov, Maiakovski, Stanislavski... sin entrar en temas políticos, es evidente que Crimea es parte esencial de la historia rusa. Quise hacer una obra que lo reflejase y rindiese tributo a este patrimonio cultural”.

Dicho y hecho.Chugúyev, un artista total, se puso a componer y el resultado es la fantasía sinfónica Crimea, que se podrá disfrutar en dos conciertos a celebrarse en las ciudades de Yalta y Sebastopol los próximos 17 y 18 de marzo, coincidiendo con el cuarto aniversario de la independencia y reunificación de la península con Rusia.

El soviético afincado en Málaga dirigirá para la ocasión a setenta músicos de la Orquesta Filarmónica Académica de Crimea, en colaboración con el Ministerio de Cultura de este distrito federal.

Solo viendo los “tempos” empleados por el compositor, se aprecia la importante tematización de su obra. Andante de Táuride, Più mosso de Simferópol, Tempo de vals de Sebastopol soviético yPresto de Yalta.

Durante la hora y media aproximada de duración del evento, los asistentes podrán disfrutar de la suite sinfónica del compositor ruso Nikolái Rimski-Kórsakov, Scheherezade,compuesta en 1888 y la elegantemente alegre Crimea de Yuri Chugúyev.

Pero tranquilos, no os hará falta el desplazaros hasta una de las dos ciudades costeras rusas, es posible que podáis disfrutar de la música de Chugúyev gracias a la asociación “100 ciudades por la paz”. Esta ha ofrecido la emisión del concierto a un centenar de canales de televisión de España y Latinoamérica, por lo que nuestros lectores melómanos quizás podrán disfrutar de esta personal música sentados en el sofá de casa con una copa de vino… ¡o vodka!

Por ahora, se puede ver aquí

Y ahora…Picasso

“En la cultura, el dopping no está prohibido”. Quizás esta frase que me suelta el maestro Chugúyev mientras habla de los creadores rusos, podría ser un resumen de su vida. Su mente no para de crear y ahora, junto a la Fundación Orden de la Paz, está involucrado en el proyecto "Concierto por La Paz". Se trata de realizar “Picasso cuadros sinfónicos”, una serie de conciertos musicales didácticos con fines benéficos. Espera llenar el próximo octubre el estadio deportivo Martín Carpena de Málaga, para celebrar un gran concierto cuya recaudación será empleada en obras sociales destinadas a los niños de Málaga.

Durante el evento, se proyectarán en una gran pantalla una serie de dibujos realizados por niños de distintas escuelas de la ciudad. Serán versiones infantiles de las obras originales del pintor malagueño más universal. Y a la batuta, un ciudadano soviético universal, pero igual de malagueño que el autor de Las señoritas de Avignon o Guernica.

Si quieres descubrir uno de los muchos lugares mágicos de Crimea, pincha aquí.

Haz click si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies