11 películas soviéticas de ciencia ficción que todo fanático de ‘Star Wars’ debería ver

Dominio público
¿Sabías que algunos cineastas de Hollywood encontraron inspiración en las obras de los directores soviéticos? Sí, aquí os mostramos algunos ejemplos, además de otras películas de ciencia ficción que todo amante de las aventuras espaciales debería ver

1. Aelita: Reina de Marte (1924)

Esta película muda soviética basada en la novela de Alexéi Tolstoi se considera un clásico de la cinematografía mundial. Es particularmente importante porque cuenta con elementos de ciencia ficción que narran la historia de un ingeniero que construye una nave espacial y viaja a Marte. Allí se encuentra con una civilización alienígena, trama una revolución socialista y se enamora de la hija del líder marciano, Aelita. ¡Todo un drama!

2. Camino a las estrellas (1957)

Esta película del genio cinematográfico soviético Pável Klushántsev, a quien el mismo George Lucas llamó el "Padrino de la Guerra de las Galaxias", fue un gran avance en el género de la ciencia ficción. Aquí Klushántsev mostró por primera vez un lanzamiento de satélite (el mismo año del Sputnik), el primer vuelo espacial tripulado (cuatro años antes de que realmente sucediera), y el primer vuelo hipotético a la Luna. Los efectos especiales utilizados en la película fueron excepcionales e inspiraron no solo a Lucas sino también a otros directores de cine estadounidenses, como Stanley Kubrik a la hora de crear su 2001: Odisea del Espacio.

3. El planeta de las tormentas (1962)

Otra película de Klushántsev que fue notable (por la época en la que fue realizada) e influyó en los directores de Hollywood durante muchos años. Cuenta la historia de una expedición conjunta soviético-estadounidense a Venus, pero una de las tres naves espaciales es destruida por un meteorito. Mientras esperan a que llegue una nueva nave, los miembros de la tripulación deciden aterrizar en un planeta cercano que resulta estar habitado por animales parecidos a los dinosaurios. ¡Solo unas décadas después, Jurassic Park aparecía en Hollywood!

Hubo muchas cosas inventadas por Klushántsev que luego fueron utilizadas por cineastas estadounidenses. Por ejemplo, una máquina de tracción anti gravedad aparece por primera vez en El planeta de las tormentas, y artilugios similares fueron vistos más tarde en la serie Star Wars y Regreso al futuro. Además, el robot en este film soviético (un miembro de la tripulación y amigo) es toda una reminiscencia de R2D2 y C3PO.

4. La Nebulosa de Andrómeda (1967)

La historia tiene lugar en un futuro comunista distante, cuando un barco llamado Tantra se encuentra con una Estrella de Hierro desconocida (¿la Estrella de la Muerte? Hmm…) que atrapa a la nave espacial con su poderosa fuerza gravitacional. Al quedarse sin combustible, la tripulación corre el riesgo de aterrizar en uno de los planetas cercanos. Allí los terrícolas se encuentran con otras formas de vida que resultan ser bastante agresivas y peligrosas. Una nota interesante: el nombre del personaje principal es “Dar Veter”, ¿te suena familiar? Existe la creencia popular de que George Lucas nombró a su Darth Vader como al héroe soviético debido a la Guerra Fría.

5. Solaris (1972)

Este conocido clásico de Andréi Tarkovski basado en una novela de Stanislav Lem no trata realmente sobre la exploración espacial, sino más bien sobre la exploración de un mundo interno humano. La historia gira en torno a una estación espacial llamada Solaris que estudia un planeta del mismo nombre y su océano vivo que puede materializar los recuerdos humanos más dolorosos. Tal introspección material se vuelve insoportable, llevando a la tripulación a un estado de locura.

6. Adolescentes en el Universo (1974)

Esta secuela de la película juvenil Moscú-Cassiopeia cuenta la historia de una expedición interestelar al planeta Alfa Casiopea, controlado por robots. La expedición se esfuerza por ayudar a los aborígenes locales, o lo que queda de ellos, después de la colonización de robots que tenían como supuesto objetivo hacer felices a los humanos. ¿El método? Extirparles todas las emociones, convirtiéndolos en seres vivos similares a robots. Los Jóvenes Pioneros soviéticos (y humanos) hacen todo lo posible para revertir la situación.

7. Per Aspera Ad Astra (Hacia las estrellas, de la manera más difícil, 1981)

La alienígena Niya es salvada por una tripulación humana de su nave espacial destruida. Gracias a sus poderes sobrehumanos, aprende a sobrevivir en la Tierra con la familia de un científico ruso. Sufriendo de amnesia, escucha un día noticias sobre el planeta moribundo Dessa, que ella siente que es su hogar. Decide viajar hasta allí, pero nada resulta fácil. La extraterrestre y la misión para salvar su planeta de origen recuerdan bastante a la francesa El Quinto Elemento.

8. El Bucle de Orión (1980)

Se detecta una anomalía energética en el Sistema Solar que representa una amenaza para la Tierra. El fenómeno, bautizado como “Bucle de Orión” tiene un extraño efecto en los humanos, pero, como descubren los miembros de la misión espacial enviada a estudiarlo, no es ni mucho menos el problema principal. Durante su viaje, el equipo de exploradores se encuentra cara a cara con alienígenas en forma de hologramas que tratan de advertir a los humanos sobre un problema mayor. Los hologramas utilizados en la película son bastante similares a los que aparecen en la saga Star Wars.

9. El misterio del tercer planeta (1981)

Basada en la novela infantil El Viaje de Alicia, esta película de animación es considerada un clásico de culto entre los rusos. En ella, una expedición terrícola explora otros planetas para encontrar nuevos animales para el Zoológico de Moscú. La tripulación, que incluye a una niña pequeña, se encuentra con muchos seres vivos extraños y se enfrenta con éxito a las maquinaciones de sus enemigos.

10. Kin-dza-dza! (1986)

Verdaderamente un clásico de la cinematografía rusa y una histórica película de ciencia ficción y comedia negra dirigida por Gueorgui Danelia, esta es una parada obligada para todo cinéfilo. La película cuenta la historia de dos rusos que accidentalmente terminan en un planeta extraño llamado Pluke, y luchan por encontrar el camino a casa. Su aventura está llena de encuentros con extraños representantes del planeta, poseedores de poderes telepáticos, que hablan idiomas extraños y tienen normas sociales sorprendentes. Además, los extraterrestres se parecen a los humanos pero llevan campanitas colgando de la nariz.

11. Vampiros de Geona (1991) y Maestros de Geona (1992)

Estas dos películas de animación van de una expedición humana a un planeta lejano llamado Geona. Las condiciones climáticas allí son bastante favorables para los humanos, pero los peligrosos vampiros que habitan en el planeta representan un serio obstáculo para la posible colonización. Los chupasangres se parecen a pterodáctilos, y los personajes principales se asemejan mucho a los famosos actores estadounidenses Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stallone y Chuck Norris, ¡incluso hablan ruso con acento estadounidense!

Si te gustó este texto, te recomendamos A Marte y más allá: comparando las películas soviéticas y estadounidenses de ciencia ficción.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies