¿Cómo hubiesen sido los carteles del cine español de haber sido realizados por artistas soviéticos?

FICCAB
De “Amanece que no es poco” a “Tesis” pasando por “Viridiana” ¿Cómo hubiesen quedado los carteles del cine español de haber sido realizados con la estética del cartelismo soviético? El Festival de Cine de Benalmádena (España) ha organizado una exposición para comprobarlo.

Los asistentes a la 16 edición del Festival Internacional de Cortometraje y Cine Alternativo de Benalmádena, en Málaga (España) podrán disfrutar de una curiosa exposición entre los próximos días 2 y 5 de noviembre. “Versión Soviética” ha sido coordinada por Sonia Marpez y Gabriel Noguera y en ella participan distintos artistas plásticos que debían ofrecer su visión sobre una curiosa propuesta. ¿Y si el cartelismo cinematográfico español se hubiese visto influenciado decisivamente por el estilo soviético? El motivo: el primer centenario de la Revolución Rusa.

Cartel y arte

Hoy en día los carteles de cine no tienen categoría de arte. Han dejado der ser objetos deseados de coleccionistas para convertirse en simples elementos de mercadotecnia. Sin embargo, durante la década de los años veinte del siglo pasado y gracias al optimismo posterior a la revolución bolchevique, en la URSS la cartelería alcanzó categoría de arte.

Los carteles de la exposición “Versión Soviética” (en un claro juego de palabras con el popular programa de televisión “Versión Española”) han sido realizados por los artistas Xiana Alonso, José Pablo García, Laura Garret, Álvaro Gastmans, Cristóbal Jiménez (Cejota), Elena López, Lucía López, Lola Marín, Sonia Marpez, Pigeon P y Maribel Moreno.

En Russia Beyond hemos tenido acceso en exclusiva a alguno de los carteles que se podrán ver  entre el 2 y 5 de noviembre en la Casa de la Cultura de Arroyo de la Miel, en el turístico municipio de Benalmádena, en la (muy apreciada por los rusos) Costa del Sol.

Cartel sovietizado de Amanece, que no se poco (José Luis Cuerda, 1989). El icónico “Saza” ha pasado de cabo de la Guardia Civil a tener el mismo rango en el Ejército Rojo.

El diseño soviético de José Pablo García del cartel de El Espíritu de la Colmena (Víctor Erice, 1973).

Así hubiese quedado el póster de Viridiana (Luis Buñuel, 1961) según el artista Álvaro Gastmans.

El juego con la tipografía cirílica es común en todos los creadores presentes en la exposición, como en el caso de la creadora gallega Sonia Marpez y su versión de Tesis (Alejandro Amenábar, 1996).

Y Lo Marín se imagina así como hubiese sido el cartel de Belle Epoque (Fernando Trueba), la ganadora del Oscar para España en 1993, si se hubiese rodado en los años 20. Los soviéticos, claro.

Si quieres ver todos los curiosos carteles de la exposición, tendrás que viajar a Benalmádena y visitarla en su Casa de la Cultura, en el marco del FICCAB.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies