Así fue el escenario de la revolución: imágenes de Moscú a principios del siglo XX

Después de la Revolución de Octubre de 1917 muchos edificios históricos fueron destruidos, lo que hizo que la imagen de la capital rusa cambiara considerablemente. Algunos de estos edificios fueron reconstruidos después de la caída de la Unión Soviética, pero no todos tuvieron la misma suerte.

Plaza Púshkinskaia

La Plaza Púshkinskaia, uno de los principales símbolos de Moscú, tenía un nombre diferente. Hace un siglo la conocían como la Plaza Strastnáia. En esa época, el poeta Alexánder Pushkin no contaba con ningún monumento, ni fuentes construidas en su honor. Ambas cosas aparecieron en los años 1930. Fue entonces cuando la plaza cambió de nombre. Durante la reconstrucción de la plaza, las autoridades comunistas destruyeron el Monasterio Strastnói del siglo XVII.

Plaza Lubianka

En 1910 la Plaza Lubianka contaba con una fuente diseñada por Iván Vitali, un escultor ruso de origen italiano. Sin embrago, en 1934 se desmontó y trasladada al edificio en el que se encuentra la Presidencia de la Academia de Ciencias Rusa.

Catedral de Cristo Salvador

Así era la Catedral de Cristo Salvador antes de su demolición en 1931. Construida entre 1839 y 1883 por Konstantín Thon, el arquitecto más importante de la época de Nicolás I, fue desmontada por los bolcheviques que pretendían erigir en su lugar el Palacio de los Soviets, aunque este plan nunca llegó a realizarse. En los años 1960 en su lugar se construyó una gran piscina al aire libre. Solo a mediados de los 1990 el gobierno ruso decidió restaurar la catedral.

Iglesia de Vasili Kesariyski  

A principios de los años 1900, en la calle 1ª Tverskaya-Yamskaya se situaba una de las iglesias más grandes de la Rusia Imperial, la Iglesia de Vasili Kesariyski. El templo que data del siglo XV,  no sobrevivió a la época comunista, a diferencia del Arco de Triunfo dedicado a la victoria sobre Napoleón en 1812. El Arco fue levantado en Tverskaia-Yámskaia en 1834, dos años después fue desmontado y posteriormente fue levantado en la Avenida Kutúzovski a finales de los años 1960.

Puerta de la Resurrección

Una imagen de la Puerta Ibérica, también conocida como la Puerta de la Resurrección, realizada entre 1900 y 1910. La Puerta construida en 1535 fue demolida por las autoridades soviéticas en 1931 a fines de aumentar el flujo de vehículos y maquinaria militar que participaban en los desfiles anuales. En 1994-1995 el gobierno decidió volverla a colocar.

Monumento a Alejandro III 

La demolición del monumento al zar Alejandro III en el Malecón Prechistenskaya, en 1918. Construido en 1900-1912, el monumento estaba situado cerca de la Catedral de Cristo Salvador, y costó casi 2 millones de rublos.

Puertas de Vladímir en Kitái Górod 

Imagen de las Puertas de Vladímir en Kitái-gorod y la Capilla de San Panteleimón el curandero, situada entre la actual calle Nikólskaya y Lubianka, en los años 1910. Ambos monumentos fueron demolidos en 1934.

Calle Málaia Dmítrovka

La calle Málaia Dmítrovka de Moscú en los años 1900-1910. Una mirada al monasterio Strastnói y la Iglesia de la Natividad de la Virgen en Putinki. Aunque la catedral no sobrevivió a la época comunista, la iglesia sigue en su sitio y está abierta al público. Málaia Dmítrovka se convirtió en la primera calle de la capital que contaba con una línea de tranvía. En 1899 los primeros tranvías empezaron a recorrer el trayecto entre el monasterio Strastnói y la plaza Butyrskaia Zastava.

Plaza Roja

La Plaza Roja en los años 1910. El Mausoleo de Lenin no existía en ese momento y el Monumento a Minin y Pozharski se encontraba en otro lugar: justo en frente de los almacenes GUM. En 1931 el monumento fue colocado más cerca de la catedral del San Basilio para no cerrar el paso a los desfiles militares y a los atletas soviéticos.

Puerta Roja

La Puerta Roja en los años 1910. Fue el primer arco de triunfo construido en Rusia para conmemorar la victoria rusa sobre los suecos en la batalla de Poltava en 1709. Fue restaurado y cambió de sitio varias veces durante el reinado de la emperatriz Catalina I, pero no sobrevivió a la época soviética. En 1927 fue demolido junto con la Iglesia de los Tres Santos que se encontraba en este lugar desde 1635. 

Lea más