5 razones por las cuales las innovaciones del arquitecto Shújov te dejan sin aliento

Una carcasa cónica de acero de 50 pisos cerca del centro de Moscú que parece un gigantesco telescopio plegable. Esta es sólo una de las muchas estructuras innovadoras del brillante y versátil Vladímir Shújov, el legendario ingeniero y científico soviético. Algunas de sus otras innovaciones ayudaron a desarrollar la industria petrolera estadounidense. No habías oído hablar de él, lo sabemos, por eso te traemos esta historia.

Cuando visites Rusia, encuentra tiempo para ver las creaciones de Shújov. Te dejarán sin aliento. Es difícil creer que la mayoría, como las primeras torres hiperbólicas, se completasen hace casi 100 años, mucho antes de que aparecieran famosos arquitectos como Norman Foster.

1. Si no fuese por Shújov, es posible que nunca se construyese la torre Eiffel. Este arquitecto ruso diseñó las primeras torres de celosía hiperboloides del mundo. La Torre Shújov en Moscú es uno de los logros más destacados en ingeniería. La exposición, L'art de l'ingénieur (El arte de la ingeniería) en el Centro Pompidou de París, utilizó la imagen de la Torre Shújov como logotipo. Y en la exposición Los mejores diseños y edificios de la arquitectura del siglo XX, en Munich, en 2003, se instaló una maqueta de seis metros de altura tallada en oro de la Torre Shújov.

La torre de Shújov en Moscú.

2. Shújov inspiró a muchos arquitectos alrededor del mundo. En muchos sentidos definió las nuevas tendencias de la arquitectura mundial y sus ideas han sido utilizadas en los diseños de renombrados arquitectos como Antonio Gaudí, Santiago Calatrava y Oscar Niemeyer. En la actualidad, las escuelas de arquitectura de Frei Otto y Norman Foster desarrollan la construcción de estructuras únicas de tracción y celosía. Los principios de la arquitectura de Shújov también se utilizaron para construir una de las torres de televisión más altas del mundo en Cantón, China, con 610 metros.

Vladímir Shújov.

3. La industria del petróleo fue fuertemente influenciada por las innovaciones de Shújov. Hizo posible el transporte de petróleo y gas, y diseñó el primer oleoducto de Rusia, así como su primer petrolero navegable. En los años 20, el Rockfeller demandó el derecho exclusivo de la invención del cracking del petróleo, pero resultó ser una versión de un método creado por Shújov. Como resultado, las compañías estadounidenses tuvieron que comprar la patente del estado soviético. A principios del siglo XX, la Armada de Estados Unidos adquirió las patentes de Shújov para construir mástiles de retícula o malla en sus barcos de combate.

4. Participó en la creación de redes ferroviarias que te permiten hoy viajar en Rusia. Después de graduarse de la Escuela Técnica Imperial de Moscú, Shújov hizo un aprendizaje de un año para aprender sobre los últimos logros técnicos. Visitó la Feria Mundial de Filadelfia, diseñó plantas de ingeniería en Pittsburgh y estudió cómo se organizaba el transporte ferroviario estadounidense. Gracias a Shújov, se construyeron más de 400 puentes ferroviarios en toda Rusia.

El techo de los almacenes GUM.

5. Diseñó el techo de los famosos almacenes GUM, la meca de compras más hermosa de Rusia. Los GUM son otra creación elegante, funcional y hermosa de Shújov. El techo es tan alto y preciso que se vuelve invisible. Tres barriles de vidrio se reflejan en los muchos espejos de las tiendas o vistos desde la planta superior. Las curvas del techo recuerdan a las famosas estaciones victorianas o a las catedrales medievales, haciendo de GUM el primer templo del consumismo en la Unión Soviética.

Lea más