El tango suena en Moscú gracias a la cantante Yasmin Ventura

Yasmin Ventura.

Yasmin Ventura.

Lucia Bellinello
La capital rusa acoge un emocionante espectáculo de tango.

Yasmin Ventura. Fuente:  H. Humanault.Yasmin Ventura. Fuente: H. Humanault.

Desde que el tango llegó a Moscú, en la década 2000, no fueron muchos los cantantes que entonaron la música de Gardel en la capital rusa. Yasmin Ventura es una de ellos. Cantante de mucho prestigios en las casas de tango de Buenos Aires, visitó Moscú en febrero para participar en el Moscow International Tango Festival Planetango XVIII.

“El público ruso es extremadamente respetuoso - dice -. Y es increíble ver la cantidad de milongas que hay en esta ciudad, por lo menos dos o tres al día. Son muchísimas para un país con una cultura tan diferente a Argentina como Rusia”.

Artista profesional con formación de conservatorio, Yasmin Ventura participó dos veces en la Cumbre Mundial del Tango y este año voló por primera vez a Rusia, donde cantó en las mejores milongas de la ciudad y presentó el espectáculo musical “From Latinoamerica with Love”.

“No me esperaba que en una ciudad como Moscú hubiera un amor tan grande hacia el tango - comenta -. Es una pena que acá este género sea conocido casi esclusivamente entre los que lo bailan y no haya espectaculos en vivo, con cantantes y orquesta. Moscú es una ciudad donde podría haber mercado para eso. Además el público es muy sensible e interesado. Fue muy emocionante para mi tener la oportunidad de presentar la belleza de nuestra música y de nuestra cultura”.

Durante un concierto de Yasmin Ventura, Mosc&uacute;. Fuente:&nbsp;&nbsp;H. Humanault\n<p>Durante un concierto de Yasmin Ventura, Mosc&uacute;. Fuente:&nbsp;&nbsp;H. Humanault</p>\n
Durante un concierto de Yasmin Ventura, Mosc&uacute;. Fuente:&nbsp;&nbsp;H. Humanault\n<p>Durante un concierto de Yasmin Ventura, Mosc&uacute;. Fuente:&nbsp;&nbsp;H. Humanault</p>\n
 
1/2
 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.