'Ortodoxia chic': abre en Moscú tienda de ropa para mujeres cristianas

¿Quién compra esta ropa y en qué se diferencia de la ropa normal?

¿Quién compra esta ropa y en qué se diferencia de la ropa normal?

Servicio de prensa
Recientemente en el centro de Moscú ha abierto sus puertas la primera tienda de ropa de mujer ortodoxa.

“La ortodoxia no impone un canon muy estricto, pero existen unas normas de etiqueta tácitas que respetan quienes acuden a los templos. La ropa debe ser modesta, no debe tener detalles brillantes y las rodillas y los codos deben estar cubiertos. La cabeza debe estar también cubierta por un pañuelo”, comenta Elena Tsokolova, una de las fundadoras de la red de tiendas de ropa ortodoxa “La hidalga campesina”, cuyo nombre coincide con el título de un relato de Pushkin

Elena Tsokolova y Evguenia Karuzina tuvieron la idea de crear este tipo de tiendas en 2012. Casi inmediatamente, las dos jóvenes pidieron una excedencia en sus trabajos y comenzaron a buscar piezas de ropa. “Encontrar ropa para acudir a la iglesia no es sencillo: o bien es demasiado extravagante, o bien no cubre los codos y las rodillas –comenta Elena Tsokolova-. Por eso decidimos crear una colección de ropa para mujeres ortodoxas”.

Por ahora es posible encontrar tiendas de “La hidalga campesina” en Moscú, San Petersburgo y Ekaterimburgo. Entre los modelos de la marca figuran vestidos largos con faldas interiores, blusas y pañuelos. También se ofrecen vestidos nupciales para quienes buscan una alternativa a los vestidos de boda demasiado abiertos. “La hidalga campesina” utiliza tejidos naturales para sus vestidos y respeta las distintas temporadas del año: en invierno se venden largos modelos de lana, mientras que los tejidos de las piezas de verano son más finos.

¿Quién compra ropa ortodoxa?

Fuente: servicio de prensaFuente: servicio de prensa

“Entre nuestras clientas, solo un 30-40 % pertenecen a la Iglesia: esposas de sacerdotes, empleadas de las iglesias o profesoras de escuelas religiosas. El resto son mujeres a las que les gusta el estilo vintage, el estilo boho y las tallas largas”, comenta Elena Tsokolova. “También acuden muchas mujeres embarazadas y lactantes, ya que muchos de nuestros vestidos tienen un corte que permite llevarlos tanto durante el embarazo como después de este”.

“Me gusta ‘La hidalga campesina’ porque hace vestidos teniendo en cuenta cómo debe vestir una mujer ortodoxa”, comenta la clienta habitual Elena Demenko, de San Petersburgo. “Me gusta que tengan faldas interiores en los vestidos y que los materiales y la costura sean de calidad. Pero si no me gustaran los modelos y los tejidos, yo no compraría ropa en la tienda solo porque sea una marca ortodoxa”.

Fuente: servicio de prensa
 
1/1
 

Estas faldas interiores de la colección de la tienda también conquistaron a Irina Rossolimo, de Moscú. “Llevaba dos años buscándolas, intenté explicarles lo que quería a varias costureras y cada vez me llevé una decepción. Y en 'La hidalga campesina' encontré mi sueño hecho realidad, en distintas opciones y para cada época del año –comenta Irina-. Me da igual que la tienda se posiciones como ortodoxa, no es más que un reclamo dirigido a las que buscan ropa para ir a la iglesia. Para mí son vestidos normales que llevar en el día a día”.

¿Está de moda lo ortodoxo?

“Algunas mujeres ortodoxas desean verse atractivas incluso cuando visten decentemente para ir a la iglesia, y esta ropa está pensada para ellas”, opina Olga Sibiriova, experta del centro informativo y analítico Sova. “No puede decirse que la creciente demanda de este tipo de ropa se deba a una mayor popularidad de la ortodoxia. A fin de cuentas, menos de la mitad de las clientas de la tienda buscan ropa ortodoxa. Es posible que las creadoras de la red se dirijan a las mujeres ortodoxas porque la gente suele asociar la ortodoxia con los materiales naturales y ecológicos, por lo que puede que se trate más bien de un uso de la cultura ortodoxa como estrategia para incrementar las ventas”.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies