Los acontecimientos históricos de mayor importancia para los rusos

Fuente: TASS / Evgeny Khaldey

Fuente: TASS / Evgeny Khaldey

La Victoria de 1945, la Revolución de Octubre de 1917, la desintegración de la URSS de 1991, la primera misión al espacio de 1961 y la Batalla de Borodinó de 1812. Esos son los acontecimientos que los rusos consideran de mayor importancia para la historia de su país. Un corresponsal de RBTH ha averiguado por qué la gente retiene esas fechas.

Los rusos dominan ante todo su historia más reciente, y recuerdan las victorias y revoluciones que se produjeron en el siglo XX. La fecha más importante es el 9 de mayo de 1945, el Día de la Victoria de la URSS sobre la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. La recuerdan prácticamente todos los rusos: el 96%, según una encuesta de la Fundación de Opinión Pública realizada en diciembre de 2014. Ese día es festivo en Rusia. Se conmemora cada año con un desfile militar en la Plaza Roja de Moscú, se guarda un minuto de silencio en memoria de las víctimas y se lanzan fuegos artificiales.

Victoria y Revolución

Andréi Svetenko, historiador y analista político de la emisora Vesti FM, citando a Gueorgui Zhúkov, que ejercía de mariscal cuando el Ejército Rojo ganó la guerra, explica que aquella victoria se convirtió “el momento estelar del pueblo soviético”.

“Se trata de un periodo único de la historia soviética, el momento en que la gente comprendió el sentido de las privaciones que había sufrido en nombre de la victoria y la libertad de la patria”, dice Svetenko.

Para muchos es una fecha especial. En Rusia no hay una sola familia que no sufriera pérdidas durante la guerra, y a día de hoy siguen vivos algunos de los que tomaron parte en aquellos acontecimientos.

Muchos rusos reconocen que, para ellos, el 9 de mayo representa un motivo para sentirse orgullosos de su país. El Día de la Victoria se rememora con alegría.

No se puede decir lo mismo de la Revolución de Octubre de 1917, cuya fecha recuerda el 77% de los rusos. Casi un siglo después, muchos contemporáneos valoran negativamente aquel acontecimiento, si bien admiten su relevancia. Con la Revolución, el país se sumió en una guerra civil, la familia del zar fue fusilada y la monarquía rusa pasó a la historia.

El siguiente acontecimiento importante tuvo lugar en 1991, cuando el último día del año el sistema soviético se desintegró: el 65% de los rusos recuerda esa fecha.

“Para la mayoría de los rusos eso ni siquiera es historia, sino más bien su pasado reciente”, dice la psicóloga Elena Gálitskaya. “La gente no solo lo leía en los libros de texto, sino que fue testigo de aquellos acontecimientos y experimentó en primera persona las consecuencias de la desintegración de la URSS”.

El 64% de los rusos recuerda la fecha de la primera vez en que un hombre viajó al espacio. El 12 de abril de 1961, Yuri Gagarin fue el primer hombre del mundo en conquistar el espacio. El propio cosmonauta se convirtió en una leyenda. A su regreso, el nombre de Yuri pasó a ser muy popular entre los varones recién nacidos, y, cuando murió, se declaró una jornada de luto nacional, que por primera vez en la historia de la URSS fue en la memoria de una persona que no había sido jefe de Estado.

Los rusos recuerdan bien una guerra más, la de 1812, que se libró entre el Ejército ruso, comandado por Kutúzov, y el francés, liderado por Napoleón. Un 51% de los rusos conocen la fecha del mayor combate de aquella guerra, la Batalla de Borodinó. Fue una de las batallas más sangrientas del siglo XIX, en un solo día fallecieron cerca de 100 000 efectivos. Curiosamente, los dos capitanes se atribuyeron la victoria de la Batalla de Borodinó. Sin embargo, nadie pone en duda que los rusos consiguieron un triunfo moral que acabó sellando la victoria decisiva de la guerra de 1812.

Según una encuesta elaborada por el Centro Ruso de Estudios de la Opinión Pública (VTsIOM), el 59% de los rusos siente interés por la historia. Saber y recordar, y, lo más importante, aprender de los errores de la historia. En Rusia esta ha sido siempre la consigna para alcanzar el éxito, tanto del individuo como del país en su conjunto.

Lea más: Diez razones que cambiaron el rumbo de la Segunda Guerra Mundial>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.