Crimea, el regalo que Jruschov hizo a Ucrania

Con motivo del 120º aniversario del nacimiento del mandatario soviético una exposición en Moscú muestra documentos secretos. Fuente: Ria Novosti / Vladímir Presnya

Con motivo del 120º aniversario del nacimiento del mandatario soviético una exposición en Moscú muestra documentos secretos. Fuente: Ria Novosti / Vladímir Presnya

Se ha inaugurado en Moscú una exposición con motivo del 120º aniversario del nacimiento de Nikita Jruschov. Por primera vez se muestran documentos del archivo que revelan el papel que desempeñó el líder soviético en la Crisis de los Misiles en Cuba y en el traspaso de Crimea a Ucrania.

En la sala de exposiciones del Archivo Estatal de Rusia se pueden ver materiales audiovisuales relacionados con la figura de Nikita Jruschov. Por primera vez el gran público tiene la posibilidad de conocer las anotaciones del ex primer secretario del Comité Central del Partido Comunista, documentos relacionados con la Crisis de los Misiles de Cuba, papeles acusatorios (tanto dirigidos contra Jruschov como escritos por él), y, por supuesto, las decisiones relacionadas con el traspaso de Crimea a Ucrania.

“La época del mandato de Jruschov fue significativa para la Unión Soviética —explica uno de los organizadores de la exposición, el director del Archivo estatal ruso de historia socio-política, Andréi Sorokin—. Jruschov anticipó muchos aspectos que se suelen relacionar con la presidencia de Gorbachov, incluida la perestroika. Las cuestiones que trató de resolver, ostentando el cargo de primer secretario, fueron puestas sobre el tapete 25 años después de su dimisión, pero porque ya no había alternativa”. 

Elperíodo ucranianoy el traspaso de Crimea

Una amplia sección de la exposición se consagra al papel desempeñado por Jruschov en la historia de las relaciones entre Rusia y Ucrania. La carrera de Jruschov comenzó en 1938, con la dirección de la república ucraniana.

La exposición desgrana en detalle todo el abanico de choques de intereses entre la URSS y la República Soviética Socialista de Ucrania durante la época jruschoviana: la represión del movimiento nacionalista, el uso del aparato estatal local en las luchas intestinas del Partido y, por último, el traspaso de Crimea a la República Soviética Socialista de Ucrania.

En la resolución oficial exhibida en la exposición se declara que el principal motivo del traspaso de la península a Ucrania fue “la solidaridad económica, la proximidad territorial y los estrechos lazos culturales y económicos”.

Al mismo tiempo, por otra documentación se deduce que Jruschov se guiaba por el interés personal y que el traspaso fue algo así como un “regalo” a sus viejos camaradas del gobierno de la República Soviética Socialista de Ucrania.

En la muestra se destaca también el particular modo de percibir los acontecimientos por parte del hijo de Jruschov, que declaró que Crimea pasó a formar parte de Ucrania por necesidades organizativas: así era más fácil abastecer de agua a la península.

Lapolítica exteriory la escalada de tensiones en el mundo bipolar

 

Carnet del Partido Comunista de la Unión Soviética perteneciente a Nikita Jrsuchov. Fuente: Ria Novosti / Vladímir Presnya

“Jruschov fue el primer líder soviético que trató la política exterior como una actividad pública —explica Andréi Sorokin—. Rompió moldes en muchos ámbitos de esta esfera. El principal objetivo de su política exterior queda de manifiesto en las palabras que le dirigió a Kennedy: ‘La URSS también es una gran potencia’”.

Durante su mandato se reforzó la influencia de la URSS en los países del Pacto de Varsovia, lo que se muestra en los documentos de la exposición: telegramas de felicitación de líderes de los otros países, fotografías con ellos.

Pero otros documentos ponen de manifiesto errores graves, a veces incluso trágicos, en la política de Jruschov en relación con los países aliados. A este respecto es interesante un estenograma de una conversación de Jruschov con líderes de Polonia en que amenaza “intervenir con dureza” en los asuntos del país si no cumplen sus exigencias. El decreto sobre la entrada de tropas en Hungría es otro paso más en el empeoramiento de las relaciones en un mundo dividido en dos polos.

 

Los diez mandamientos de Nikita Jruschov. Haz click en la imagen para ver la galería de fotos.

La política decidida e intransigente de Jruschov en los países de la esfera socialista condujo a un momento crítico en la historia de las relaciones bilaterales entre la URSS y los Estados Unidos: la crisis de los misiles de Cuba.

En un telegrama secreto del embajador de la URSS en Washington se comunica que en la capital de los Estados Unidos, después de descubrir las bases de misiles nucleares soviéticos en territorio cubano, se han “hecho planes y preparativos para la evacuación urgente del presidente, del gobierno y de los principales ministerios a una región situada a unos 500 kilómetros de Washington”.

Actualización del legado histórico

En la memoria de los rusos las decisiones políticas de Nikita Jruschov han quedado eclipsadas tradicionalmente por la actividad de los líderes de culto soviéticos: Stalin y Lenin.

En el imaginario popular el secretario general parece un político excéntrico, cercano e incluso bastante cómico. Debe esta reputación a un par de episodios chocantes: el zapato que exhibió en el Congreso de la Asamblea General de la ONU, convertido en la conciencia del pueblo en algo similar al martillo de un juez, y la promesa que le hizo a Nixon de mostrarle a la madre de Kuzmá siguen figurando en la lista de anécdotas más populares.

Pero los últimos acontecimientos en la vida política y social de Rusia demuestran que, por caricaturesca que fuera la figura de Jruschov, Rusia todavía sufre hoy las consecuencias derivadas de sus decisiones.

El traspaso de Crimea a Ucrania, la entrada de tropas en un país del Pacto de Varsovia, la crisis de los misiles de Cuba son hitos de la historia relacionados irremediablemente con la situación geopolítica presente de nuestro mundo, y las palabras “la URSS es también una potencia” armonizan con el talante del poder actual en Rusia.