¿Por qué vale la pena estudiar en Rusia?

 Las distintas ofertas causaron interés en los chicos argentinos. Fuente: Mario Mosca

Las distintas ofertas causaron interés en los chicos argentinos. Fuente: Mario Mosca

Durante una exposición en la capital porteña, dos universidades rusas presentaron sus ofertas para los estudiantes argentinos; el alto nivel académico y las facilidades para los extranjeros, las ventajas.

La universidad tiene un amplio programa de clases de ruso para extranjeros que son gratuitas para todos los alumnos de la universidad. El Centro Hispano de la UFS coordina los vínculos con los países de Iberoamérica. La UFS está especializada en el área científica y empresarial, aunque cuenta con muchas especialidades en otras áreas. Tiene 88 programas degrado, 165 de máster y 131 de doctorado.

La Universidad Federal del Sur (UFS) se encuentra en Rostov del Don, al sur del país, y es la universidad más grande de Rusia. Rostov del Don presume de tener unas temperaturas muy agradables por su cercanía a las costas del Mar Negro. A destacar las comodidades de sus residencias para estudiantes, seis de ellas de reciente construcción, y que cuentan con complejos deportivos, salas de arte y centros de asistencia médica. 

Una muestra de esta apertura se pudo ver en el pabellón internacional de la última Expo Universidad de Buenos Aires: de los ocho expositores internacionales, dos eran de universidades rusas: la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos (Moscú) y la Universidad Federal del Sur (Rostov del Don). La oferta educativa de estas instituciones compite directamente con las de los Estados Unidos o la de los países europeos, en las que los estudiantes ponen tradicionalmente sus ojos. El atractivo de la educación rusa pasa por ofrecer un alto nivel académico, las facilidades que se otorgan a los extranjeros, como la visa directa, los reducidos costos y el acceso libre para carreras y posgrados.

Intercambio

Vladímir Rusyaev, cónsul de la Federación Rusa en Buenos Aires, considera que “entre Rusia y la Argentina existen buenas relaciones culturales y administrativas entre los dos gobiernos” y eso está ayudando a fomentar los planes de intercambio entre los dos países en materia de enseñanza. 

La Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos de Moscú fue fundada en 1960. Es una de las universidades con mayor tradición en la admisión de estudiantes extranjeros.

Como explica su rector, la Universidad de la Amistad de los Pueblos está entre las cinco mejores universidades de Rusia. “Una de las ventajas que ofrece la institución es la posibilidad de obtener varios diplomas al mismo tiempo, es decir, el título en la especialidad elegida, el título de traductor de uno o dos idiomas extranjeros y hasta una segunda educación superior”. Uno de los puntos más atractivos de la URAP es que en sus aulas se mezclan profesores y alumnos de más de 140 nacionalidades. Además sus materias no sólo se imparten en ruso, también las hay en español y en otros idiomas.

Una de las facilidades para los estudiantes argentinos que quieran ir a Rusia es el trámite para conseguir la visa especial de estudios. Como explica Rusyaev, “el tiempo para preparar el visado en el consulado no tarda mucho, en realidad son veinte minutos, incluyendo una taza de café”. 

 

Fuente: Mario Mosca

Para solicitar este documento sólo es necesario presentar en la embajada el original con la invitación del establecimiento educativo en Rusia. “Preparamos una visa especial para el plazo que duran los estudios y nunca por más de un año”, explica Rusyaev, “pero si los estudios duran más de un año, se puede prolongar la estancia en Rusia, una vez allá, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores”.

Existe un programa estatal del gobierno ruso para ayudas a estudiantes. “Hay un cupo de becas para estudiantes extranjeros y compatriotas que viven fuera de Rusia”, dice Rusyaev. “Son 10.000 becas anuales y a la Argentina le corresponden tres”.

El estudiante al que se le concede esta beca estatal recibe una ayuda económica mensual y residencia en la ciudad de su universidad. Como explica el cónsul, “el estudiante extranjero tiene los mismos derechos que un estudiante ruso”. Para optar a la beca se deben proporcionar todos los documentos, según las normativas internacionales, a través del Ministerio de Educación de la Argentina. De ahí se envía al departamento internacional del Ministerio de Educación ruso, que luego las adjudica en concurso. Además, es habitual que cada universidad ofrezca su propio plan de ayudas para estudiantes extranjeros.

El miedo al idioma

Uno de los temas que más suele asustar a los estudiantes es el idioma. “No es imprescindible saber ruso para estudiar en Rusia”, explica Rusyaev, “el idioma no es un gran problema”. Existen cursos del idioma para extranjeros que suelen ser gratuitos, como en la Universidad Federal del Sur. 

Ese es uno de los aspectos que más le gustó a Yesica, una estudiante de Buenos Aires, en su visita a la Expo Universidad. “Me gusta el idioma ruso y estoy buscando la carrera de Turismo, y vi que acá la tenían. Es interesante que te hagan estudiar un año de ruso”. También se puede optar por los cursos especiales que se imparten durante el verano, con un costo muy accesible. 

La embajada de Rusia en Buenos Aires está trabajando arduamente para tratar de facilitar todos los posibles acuerdos entre universidades de los dos países. 
Actualmente se avanza en un posible acuerdo de la Universidad Estatal de Administración de Moscú, la única organización de enseñanza que prepara a los especialistas de administración a nivel municipal y estatal. “Se puede decir que es la que prepara a los gobernantes del futuro”, explica el cónsul. Su objetivo es establecer relaciones con la UBA y las universidades de El Salvador y de Palermo, con el objetivo principal de tener una doble diplomatura rusa-argentina que finalmente permitirá trabajar en cualquiera de los dos países.