Deliciosa receta de tarta de arándanos, la reina de la bayas en Rusia

Victoria Drey
Es una receta sencilla y fácil de hacer con una masa hecha con queso fresco.

Las bayas son un producto habitual en la cocina rusa. Entre ellas el arándano es sin duda el que ocupa el lugar más importante. Lo que lo hace tan especial es que crece exclusivamente en los bosques, lo que significa que esta baya es 100% natural. Por eso, junto con la fresa silvestre, el arándano siempre ha sido considerado en Rusia como la baya más saludable. Además, en la sabiduría popular eslava una casa con arándanos en la mesa no necesita un médico. 

En los bosques rusos la temporada de arándanos es bastante breve: suele ir desde julio hasta principios de septiembre. Prefiero recolectarlos desde agosto hasta el final de la temporada, porque en este período los arándanos se vuelven mucho más dulces y ricos, mientras que los que se recogen demasiado temprano son demasiado líquidos. Siempre me como la mejor mitad de la cosecha de arándanos y nunca la uso para cocinar. Sin embargo, después de mi primer intento de hornear con arándanos me di cuenta de que la pasta de arándanos es la mejor para los que no les gustan los postres azucarados. Como son dulces y no son para nada agrios, los arándanos actúan como un endulzante natural. Por lo tanto, no es necesario añadir mucha azúcar.

Los pasteles de arándanos no son nada nuevo: hay numerosas variaciones en las cocinas estadounidense, finlandesa y muchas más, pero esta receta es definitivamente rusa debido a la masa con tvorog, el requesón tan popular en la cocina eslava. Es tan tierna, aireada y al mismo tiempo rica - honestamente, es mi masa favorita para cualquier tipo de pastelería, desde galletas simples hasta pasteles con relleno. Así que si tienes la suerte de encontrar algún tipo de tvorog (queso cottage, requesón) y el arándano apropiado, entonces necesitas esta receta.

Ingredientes para la masa:

  • 200 g de tvorog / queso cottage /requesón
  • 150 g de mantequilla
  • 300 g de harina
  • 2 huevos
  • 3 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar de vainilla o extracto
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • ½ cucharadita de sal

Ingredientes para el relleno:

  • 400 g de arándanos
  • 100 g de grosellas (opcional)
  • 1 cucharadita de maicena
  • 3-5 cucharaditas de azúcar

Elaboración:

Usando una espátula, en un gran tazón mezcla el tvorog con mantequilla a temperatura ambiente, azúcar, sal y el azúcar o extracto de vainilla. El tvorog debe ser suave y pastoso; si tiene el tipo de grumo, pasar por un tamiz.

Añade los huevos ligeramente batidos y vuelve a mezclar hasta que esté suave. Deja 2 cucharadas de la mezcla de huevos para usarla más tarde.

Agrega la harina tamizada junto con la levadura en polvo. Puede que necesites un poco más o menos de harina dependiendo de los ingredientes que utilices, así que es mejor añadir primero unos 200-250 g y luego el resto si es necesario. Haz una bola con la masa y aplana ligeramente. Ponla en una bolsa de plástico y déjala en la nevera para que repose durante 30 minutos.

Luego, separa un tercio de la masa para hacer la decoración. Dale forma al trozo más grande. Espolvorea la superficie de cocción con un poco de harina y extiende la masa según el tamaño y la forma que tengas para hornear. No te olvides de hacer los bordes.

Para el relleno, simplemente hay que mezclar las bayas con azúcar y la maicena y controlar la cantidad de azúcar a su gusto. Hazlo justo antes de colocar la masa en el recipiente. Añade una grosella roja o cualquier otra baya de temporada al arándano para que el relleno tenga un sabor más sabroso. Si utiliza bayas congeladas, no las descongeles antes de cocinarlas.

Extiende el relleno sobre la cubierta del pastel. Es el momento de hacer la decoración. He hecho una simple trenza de masa y la he colocado detrás del borde.

Untar la parte superior del pastel con la mezcla de huevo apartada y colocar en el horno.

Hornear durante 30-35 minutos a 190°C hasta que se dore y déjarlo en la rejilla de enfriamiento para que se asiente durante un par de horas. El relleno estará demasiado líquido justo después de hornear, así que es mejor esperar a que el pastel se enfríe completamente antes de cortarlo. Disfruta de tu tarta de arándanos al estilo ruso con una taza de té negro fresco. Priyátnogo appetita!

LEE MÁS: Estos son los 8 dulces más populares de Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies