¿Has visto alguna vez un pastel de 20 capas? Bueno, ¡existen en Rusia!

Victoria Drey
Puede que suene sorprendentes, pero en sólo una hora puedes hacer un pastel multicapa que asombrará a tu familia y amigos.

No conozco a un solo ruso que coma sólo un panqueque durante Máslenitsa. Los panqueques, o blinis, como los llaman los rusos, son el verdadero símbolo de esta fiesta. Por supuesto que puedes seguir la tradición y comer panqueques con crema agria, mermeladas, salmón o caviar, pero ¿qué pasa si rompes las reglas y preparas una ‘tarta de blinis’?

Máslenitsa es uno de los pocos festivales eslavos antiguos que todavía son populares en Rusia; quizás porque señala la llegada de la tan esperada primavera. Este año Máslenitsa comenzó el 12 de febrero y termina el 18 de febrero. Tradicionalmente, durante esta semana de celebraciones, la gente prepara toneladas de blinis con diferentes rellenos. En la cultura eslava, los blinissimbolizan el sol y son absolutamente esenciales para las celebraciones. Hoy en día, sin embargo, cada vez más amas de casa dan preferencia a una moderna ‘tarta de blinis. ¡Es una gran alternativa a los panqueques de toda la vida!
Es posible que hayas visto algún tipo de crepe antes, pero lo que hace que esta receta sea tan especial es que necesita un montón de blinis muy delgados para construir una obra maestra. Aunque toma mucho más tiempo que los panqueques al estilo americano, vale la pena.

Otra cosa buena de la tarta de blinis es que es perfecta sin importar el relleno que uses: ganache de chocolate, queso crema, natilla o lo que sea. Si quieres experimentar el sabor más auténtico de Máslenitsa, prueba la tarta de blinis con relleno de crema agria batida. ¡Una auténtica locura!

Ingredientes para los blinis:

  • 4 huevos
  • 800 ml de leche
  • 400 ml de agua
  • 440 g de harina común
  • 4 cucharadas de aceite vegetal
  • 4 cucharadas de azúcar
  • una pizca de sal
  • mantequilla blanda para engrasar

Ingredientes para la crema:

  • 450 g de crema agria
  • 250 g mascarpone
  • 6-8 cucharas de azúcar glaseado

Comienza con los blinis: coloca los huevos, el azúcar y una pizca de sal en un tazón y mezcla hasta que el azúcar se disuelva. A continuación, añade la leche con agua y revuelve bien la mezcla.

Luego la harina; agrega gradualmente, cucharada sopera a cucharada sopera, y bate hasta obtener una masa suave. Ten en cuenta que la cantidad necesaria de harina depende de la harina en sí misma, por lo que es mejor añadir primero menos harina y luego decidir si se necesita más o no.

Calienta la sartén a fuego mediano, unta con mantequilla y luego fríe cada panqueque hasta que se dore por ambos lados. Con esta cantidad de masa generalmente se pueden hacer unos 20 o 23 crepes. Deja que las tortitas se enfríen. Mientras tanto, prepara la crema agria, el relleno perfecto: bate el mascarpone, la crema agria y el azúcar glasé hasta que esté muy suave y la crema espesa.

Refrigera por unos 20 minutos, porque es mucho más fácil hacer un pastel cuando la crema está fría.

Lo siguiente es la parte más emocionante, al menos para mí: monta la tarta, reparte cada panqueque con una cucharada grande de crema. Cubre con otra tortita, presiona suavemente y repite. Haz esto hasta que hayas usado todos los blinis, y no te olvidess de guardar 3-4 cucharadas generosas de crema para la parte superior.

Deja el pastel en la nevera por lo menos de 3 a 4 horas, o mejor por una noche. Luego decora la parte superior con nueces, chocolate rallado o cacao en polvo. Normalmente yo uso patrones de sol y flores para seguir darle un tema primaveral. ¡Aquí está: tu épica tarta de blinis está lista para ser servida en tu fiesta!

Priyátnogo appetita!

Si quieres saber más de la Máslenitsa, el carnaval ruso, cargado de comida y diversión, pincha aquí.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies